Guardia Nacional y Gobierno Deben Detener ya la Inusitada Violencia contra la Niñez y la Adolescencia

Por Daniel Gómez Trejo

*Miles de niñas, niños y adolescentes han sido asesinados de 2006 a la fecha y otros miles más han sido y son agredidos constantemente

*La lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada no ha servido para darles seguridad a ellos y a la sociedad, sino todo lo contrario

Argonmexico /  Ante la alarmante violencia contra niñas, niños y adolescentes que incluso derivan en su asesinato en el marco de la llamada lucha contra el narcotráfico y la delincuencia, el GPPRD exige a todos los niveles y órdenes de gobierno, en particular a las Secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional y de Marina, así como a la Guardia Nacional, unir esfuerzos para prevenir y salvaguardar vida, integridad y libertad de ese sector de la población.

Por la gravedad que el nivel de agresiones alcanza contra los menores, los legisladores del Partido del Sol Azteca consideraron necesaria y urgente la intervención de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, por lo que le propusieron un acuerdo para que también suscriba dicha exigencia.

Argumentaron que desde que inició la “guerra contra el narcotráfico” en 2006, México vive una violencia generalizada que convierte en víctimas a personas inocentes debido a balas perdidas, fuegos cruzados, asesinatos y masacres.

La gravedad de la situación la revelan de otro modo Organizaciones No Gubernamentales (ONG), según las cuales hay alrededor de 30 mil huérfanos menores de edad derivados de estos ataques.

Sin embargo, el número exacto se desconoce, al igual que el paradero de muchos miles más que están en calidad de desaparecidos.

De acuerdo a la organización Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), son 11 mil las y los niños y adolescentes asesinados entre 2006 y 2017 y seis mil 800 menores desaparecidos durante la lucha contra el narcotráfico.

Ejemplos de esta grave situación son los tiroteos donde balas perdidas hieren y o matan a los menores, como recién sucedió en alcaldías de la Ciudad de México y municipios conurbados de Morelos y Estado de México.

Derivado también de la lucha contra el narcotráfico, muchas niñas, niños y adolescentes son secuestrados o reclutados por grupos criminales que los introducen a sus negocios, los entrenan y les otorgan armas, lo que genera más violencia. En suma, les roban su infancia y lastiman a sus familias.

La Redim recomendó no criminalizar a estos niños, niñas y adolescentes, sino prevenir su involucramiento con la delincuencia mediante medidas que salvaguarden su integridad física y mental, y que promuevan su integración a la sociedad.

“A 13 años de iniciada la guerra contra el narcotráfico en México –señalaron los legisladores perredistas-, hay una generación que padece las consecuencias de la violencia, ya sea porque viven en la orfandad, porque fueron asesinados o desaparecidos o reclutados por el narco”.

Apuntaron que en todos estos años, los gobiernos federal, estatales y municipales han dado pocos resultados en defender a la infancia de la violencia, pero añadieron que con la aparición de la Guardia Nacional y la suma de sus tareas a las del Ejército Federal y la Marina, se debe priorizar la garantía y salvaguarda de los menores, como lo marca el artículo 14 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Es por esto que las y los diputados del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática hacen un llamado a la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina para proteger de manera particular la vida y el pleno desarrollo de niñas, niños y adolescentes al ser un sector sumamente vulnerable a los ataques del crimen organizado, el cual les roba la inocencia e incluso la vida.