Esténtor Político

Por: Miguel Ángel Casique

*En «Viernes Santo» arrancan las campañas; tres meses para reflexionar el voto y elegir al menos malo

Argonmexico / Estamos a unas horas de que arranquen las campañas presidenciales y vemos a los candidatos ya en posición de escuchar el disparo de salida para comenzar lo que sería la «verdadera» carrera para llegar a la presidencia de la República; tres meses serán, de este viernes 30 de marzo al 30 de junio, periodo en lo que habrá de todo.

De acuerdo a lo más reciente que hay enel sitio Oraculus en su «encuesta de encuestas», López Obrador iniciará con preferencias que van del 37 al 44%, luego está Ricardo Anaya con 25 al 31%; José Antonio Meade con 20 al 25% y la independiente Margarita Zavala con 4 al 17% . Como ya dijimos hace unos días, el morenista comenzará su campaña el día domingo 1 de abril, día de resurrección en esta semana santa, y será en Ciudad Juárez.

Anaya dará el primer paso en un mitin en la Ciudad de México en los primeros minutos del viernes 30 de marzo, día de la crucifixión, pero arrancará campaña en Celaya, Guanajuato, también el domingo primero de abril; José Antonio Meade iniciará en Mérida Yucatán, el 1 de abril y Margarita Zavala arrancará el viernes en el Ángel de la Independencia.

La diferencia de 13 puntos con el segundo lugar y 19 con el tercero, le da confianza a López Obrador pero no se le olvide que son tres meses en los que el que quiera ganar tendrá que convencer al electorado presentando propuestas serias para los ciudadanos, pero también asegurar el status quo de la clase en el poder, es decir de los empresarios, que dicen muchos analistas, están viendo peligrar sus intereses por lo que haría Obrador de llegar a la Presidencia de México, así que ahora, a tres meses nada está definido y la moneda va a seguir en el aire. Quizá en un mes y medio, a mediados de mayo, ya podamos medio saber quién se perfila como ganador; por ahorita, aún  no.

 

Los principales propuestas o planes de los candidatos son las siguientes:

 

Para López Obrador son: eliminar los fueros de altos funcionarios, en los que se incluye el presidente, impulsar una política de austeridad y terminar con la inseguridad y la «Mafia del poder» que según él ha dejado corrupción y un país empobrecido; otro objetivo que tiene es echar atrás las reformas del actual gobierno, revisar los millonarios contratos energéticos y fijar los precios de los productos agrícolas, algo, de paso que tienen preocupados los empresarios mexicanos.

Además ha prometido relanzar la Secretaría de Seguridad Pública y fusionar la Policía, la Marina y el Ejército en una «Guardia Nacional», según para combatir la violencia. No hay como dijimos ayer en este espacio un apartado que señala cómo atacar de fondo y de raíz la pobreza, este que sí es el principal flagelo de los mexicanos y la madre de todos los demás problemas sociales.

Lo que plantea Ricardo Anaya es: crear un Ingreso Básico Universal para reducir la desigualdad y erradicar la pobreza extrema del país, quiere el candidato panista que el país pase de una economía de manufactura a una del conocimiento (?) además de acabar con la corrupción y la impunidad y recuperar la seguridad y la paz, ha dicho también que reducirá el número de funcionarios públicos y ayudará a emprendedores.

Y José Antonio Meade ha dicho buscará que las familias de México tengan comida en la mesa, seguridad en las calles, salud y educación de calidad y que él sólo quiere servir al país, sin duda, un discurso propio del viejo priismo; el exsecretario de Hacienda ha propuesto igualar los salarios de hombres y mujeres y que éstas puedan acceder a créditos bancarios sin más requisitos que su palabra. Y también está entre sus principales acciones terminar con la corrupción por la vía de confiscar el dinero, propiedad y bienes de quienes hayan cometido actos de ese tipo.

Margarita Zavala destaca una estrategia contra la corrupción con tres elementos: fortalecer valores y fomentar la cultura de la legalidad, cerrar espacios a la corrupción y ser implacables con los corruptos, en lo económico proponer crear las condiciones para crecer más, poniendo las finanzas públicas en orden, demás de impulsar motores de crecimiento y merar la economía de las familias, eliminando o reduciendo el Impuesto sobre la Renta. También propone fortalecer el sistema de justicia.

En esencia estos son los planes y las propuestas con las que trabajarán los candidatos en estos tres meses de campaña. Lo que dicen los cuatro aspirantes es muy parecido, es más se podría decir que es la misma gata pero revolcada.

Por un lado un Obrador que insiste en que el principal problema de México es la corrupción y que será suficiente terminar con eso para que a México llegue la paz y la tranquilidad social, pero eso no está apegado, en nada, a la realidad. Vemos a un Meade con discursos ya al estilo del viejo priísmo, muy generales, que aunque prometen seguridad, salud y educación de calidad no dejan de ser superficiales, sólo servir al país, dice el candidato priista. De Anaya su fuerte es crear el IBU, Ingreso Básico Universal para reducir la desigualdad y erradicar la pobreza, pero no se dice de dónde saldrá el ingreso de esa propuesta. Y de Margarita, como dice la canción, ya mejor ni hablamos, porque eso de «fortalecer valores y fomentar la cultura de la legalidad» son sólo bonitas palabras sin contenido de fondo.

Uno de ellos el 1 de julio levantará la mano y será el ganador y dirigirá el país por seis años. De estos cuatros, que arrancan campaña en unas horas, los ciudadanos tendrán que elegir a uno y ese debe ser el menos malo, el que menos empeore la situación de miseria y de pobreza en el país, el que menos le eche más fuego a la situación de violencia y de inseguridad, el que ataque de fondo la corrupción y malos políticos en todos los niveles. Por el que asegure ser el menos malo tendrían que votar los mexicanos, y ese menos malo no es el que no sabe que la corrupción no es el principal problema de México, ese menos malo no es el que en poco tiempo se enriqueció. El pueblo de México aún puede reflexionar su voto y descubrir detrás de toda la campaña que se avecina por quién votar. Hoy aún es tiempo, después del 1 de julio, será tarde.

 

El clímax no político…

 

Burocratismo en Sedatu de Sonora. Ayer, habitantes de varias colonas y comunidades de Sonora realizaron un mitin de protesta en las instalaciones de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), de esa ciudad, para protestar por la desatención y el exceso de burocratismo en trámites

Y es que Bernardino Domínguez Cruz, líder social, denunció que en la ejecución de los planes de trabajo para realizar la entrega de recursos federales conseguidos por los diputados federales, la delegación de la Sedatu está imponiendo demasiadas trabas en la entrega de documentos que se ingresan; burocratismo para retrasar los trámites y por tanto la aplicación de recursos en obras ya gestionadas y que deben realizarse.

Y es que Eusebio Pillado Hernández, delegado de Sedatu, según no se encontraba en el edificio y no podía atender a los solicitantes para plantearle la situación; hay ahí lentitud y burocratismo. Parece que a Pillado Hernández no le basta con que su estado haya sido mencionado de haber entregado recursos por servicios que no se hicieron; pues según las investigaciones la Sedatu de Sonora, vía la Televisora de Hermosillo, subcontrató con 7 empresas en donde hubo irregularidad en la asignación de contratos, algo así como 271 millones de pesos.

Esto no es nada bueno para un clímax político en el estado. Al delegado de Sedatu y al gobierno estatal bien les haría reflexionar y llevar la paz con una organización social que ya cuenta con cerca de 3 millones de mexicanos en sus filas. Por el momento, querido lector, es todo.