Esténtor Político  

Compartir

*Por Miguel Ángel Casique

Argonmexico / Desde la llegada del nuevo gobierno a la Presidencia de la República era claro que dos temas muy sentidos de la población, y que por tanto tendría que estar permanente en lo asunto de mayor importancia en el escritorio de López Obrador, eran la violencia y la inseguridad; y siendo justos son fenómenos que se vienen arrastrando desde sexenios anteriores; sin embargo, para un gobierno que prometió «el oro y el moro», es más condenable su nulo actuar en este terreno.

Los datos con que terminó su primer año la administración morenista no son alentadores. El 2019 fue caracterizado como un año letal para millones de familias tanto en sus hogares como en las calles, se dice, con más de 30 mil homicidios en todo  el país; por ejemplo, en la Ciudad de México diariamente fueron asesinados en promedio 5 ó 6 personas.

Incluso, los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública han asegurado que de enero a noviembre de este año se registraron 2 mil 81 personas que perdieron la vida, tanto en asesinatos como en incidentes de tráfico, el dato sería el más elevado durante los últimos 25 años, en una una ciudad que ronda los 10 millones de mexicanos; en la capital, en el primer año de la morenista Claudia Sheinbaum, ha sido el más violento que los sexenios anteriores.

La capital tiene 16 alcaldías y en seis se concentró el 73 por ciento de los casos de homicidio y feminicidio durante el año 2019, 7 de cada 10 casos; las seis, antes nombradas delegaciones, son Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Tlalpan, Cuauhtémoc y Venustiano Carranza. En Iztapalapa se registró el más alto número de casos con 325 homicidios dolosos y feminicidios, seguida de Gustavo A. Madero con 209 y Álvaro Obregón con 118.

Otro de los estados más violentos es Guanajuato pues tan solo en los primeros 15 días de este año ya hay 210 homicidios dolosos; esto ha sido en ataques armados en calles, comercios y viviendas, se trata del inicio de año más violento en el estado. Si las cifras siguen así, enero terminará por arriba de la cifra del mes de noviembre que fue de 265 homicidios.

La situación es tan preocupante que tanto gobernadores y la sociedad ya comienzan, nuevamente, a cuestionar el actuar de la Guardia Nacional (GN) pues se asegura que no sirve de nada tenerla acuartelada; en Guanajuato el gobernador panista Diego Sinhué Rodríguez exigió a López Obrador que salga de sus cuarteles la GN para realizar vigilancia efectiva, por ejemplo, en el mismo estado el comandante Luis Rodriguez, titular de la GN, aseguró que hay 4 mil 150 elementos de la corporación pero no se les ve realizando acciones de vigilancia.

¿Cómo hacer que en el país la delincuencia y la inseguridad disminuyan?, ¿cómo hacer que AMLO cumpla sus promesas de campaña? Un año ha sido suficiente para saber que la inseguridad como los demás problemas que sufren los mexicanos no se resolverán en esta administración; la única posibilidad, a futuro, es encontrar una alternativa más, donde los mexicanos puedan tener a un gobernante preparado, consciente de lo que México quiere y dispuestos a llevar a México por un cambio firme y seguro. Antes, las cosas no solo seguirán igual sino que van a empeorar.

El clímax no político…

Y como ya era de esperarse, hoy la producción de maíz en Guerrero bajó 50 por ciento, las razones que la Sader falló con la entrega de fertilizantes, sumado a la sequía y la falta de lluvia y coma ya es visible en todo la «inexperiencia» del gobierno federal; la pérdida afectará a la economía en más de tres mil millones de pesos y se afectará a por lo menos unos 100 mil productores al no poder sembrar alrededor de 70 mil de las 350 mil hectáreas que anualmente se trabajan.

José Juan Bautista, líder de miles de Campesinos, pertenecientes al Movimiento Antorchista de Guerrero, refirió que estos errores en la distribución del fertilizante obligará a las autoridades locales a comprar maíz de otros estados pues habrá crisis alimentaria dada la escasez del maíz.

Una opción que tienen el gobierno para corregir sus errores es que entre abril y mayo de 2020, cuando se resentirá la caída en la cosecha del grano, el Gobierno federal deberá apoyar a los guerrerenses, sobre todo a las familias que siembran para el autoconsumo, que están en condiciones muy humildes.

Y en otro tema, otra vez los empresarios reclaman y AMLO nomás no escucha; las empresas internacionales que tienen sus capitales en México tienen serias dificultades para atraer inversión, generadas por el discurso hostil que predomina en el gobierno federal y la falta de certidumbre sobre el cumplimiento de reglas.

Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales señaló que hay profunda preocupación de cómo se ha incrementado la percepción de incertidumbre y hostilidad a la inversión privada. «Nos está costando mucho trabajo convencer a nuestras casas matrices de invertir en México»; por otro lado, Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial ha referido que las reglas para los negocios no pueden ser modificadas, los mensajes de cambios de reglas no solucionan nada y sí provocan una situación de incertidumbre. Por el momento, querido lector, es todo.