En Tiempos de Riesgo de Contagio Masivo por Coronavirus ¿Cómo Debe Presentarse la Información Sobre Contagios …. y Recuperados?  

Por Katia Guzmán, Sofía Ramírez y Leonardo Núñez

*Argonmexico / Garantizar la transparencia de la información pública es obligación del Estado

A raíz del inicio de la epidemia de COVID-19, la Secretaría de Salud publica diariamente la actualización de tres documentos con el resumen de la situación nacional: un Comunicado Técnico Diario, una Tabla de Casos Sospechosos y una Tabla de Casos Confirmados.

El más relevante de todos es el conteo de casos confirmados, pero también el de casos sospechosos, que eventualmente serán casos descartados o confirmados. La comunicación del gobierno es toral en estos momentos, por lo que MCCI RECONOCE LA IMPORTANCIA DE COMPARTIR OPORTUNAMENTE CON LA CIUDADANÍA LA INFORMACIÓN relativa a los casos detectados en el país.

En tiempos de crisis es particularmente importante contar con sistemas eficientes de registro y captura de la información más sensible, como lo son los casos sospechosos y confirmados de COVID-19, de forma que desde los estados se pueda capturar la información de manera remota y segura, y ésta pueda ser consultada en tiempo real por las autoridades federales.

Para la ciudadanía es relevante contar con información transparente, datos robustos y accesibles sobre los casos sospechosos y confirmados, así como sobre LAS CAPACIDADES SANITARIAS EN MÉXICO. Hasta ahora, la información de los casos tal como la publica la SSa NO ESTÁ INTEGRADA EN UN MISMO ARCHIVO, y no permite identificar la evolución de los casos sospechosos -si éstos se convierten en casos confirmados- ni conocer si los enfermos han sido dados de alta o han fallecido a causa de la enfermedad.

El gobierno tiene la posibilidad de abonar a la confianza ciudadana al informar sobre los estándares y mecanismos de registro y captura de la información, pero sobre todo tiene la obligación de publicar datos sobre casos

En las tablas que publica la SSa con las actualizaciones diarias de casos confirmados y casos sospechosos se identifican CINCO obstáculos centrales: Procesar los datos requiere conocimientos especializados, dado que se publican en PDF. Cualquier análisis estadístico requiere convertir el PDF a un formato que permita procesar los datos. Algunos programas como R tienen paquetes especialmente destinados a este tipo de funciones, pero requieren conocimientos especializados. Una persona que utilice programas tipo Excel necesitará copiar manualmente dato por dato. La información no se presenta de manera organizada, ya que la incorporación de nuevos casos se hace entre filas, en vez de agregarlos al final del documento. La información no permite el análisis automatizado, ya que los casos de nuevo ingreso a la tabla se identifican con un cambio de color en las celdas, en vez de tener un identificador que indique la fecha en la que se capturó la confirmación o el cambio de estatus. El seguimiento a lo largo del tiempo es muy complicado: la SSa no publica el registro histórico de los cortes de información de días previos, con lo cual es difícil identificar las correcciones o precisiones en la información publicada. No se sabe si los datos que se publican cuentan con registros que garanticen la inviolabilidad de la información. Lo que se sabe es que al contar con el registro histórico de casos previos permite cotejar que la información no ha sido alterada en el tiempo.