Cuenta Edomex con la Mayor Red de Espacios de Lactancia Materna en al País

CUAUTITlÁN.- En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, María Dipp de Ávila, presidenta honoraria del DIF Estado de México, inauguró el lactario del DIF de Cuautitlán, que se suma a los más de 60 que hay en el estado y que lo colocan a la vanguardia en el país, con la mayor red de este tipo de espacios.

Luego de entregar becas a menores trabajadores y a niños migrantes, así como pólizas del Seguro de Vida para Jefas de Familia, María Dipp de Ávila señaló que la operación de estos espacios se realiza a través de los siete Bancos de Leche Materna que hay en la entidad; el Lactario Digital DIFEM, único en su tipo en el país, así como de salas de lactancia materna, instaladas en el  50 por ciento de los sistemas municipales DIF.

«La etapa de mayor vulnerabilidad en los niños se da inmediatamente después del nacimiento y durante los primeros meses de vida, pues están expuestos a diversos factores de riesgo; sin embargo, la mejor vacuna para los niños en esta edad, sin duda, es la leche materna», dijo la presidenta honoraria del DIFEM.

En compañía de Carlos Acra Alva, director general del Seguro de Vida para Jefas de Familia; de Carolina Alanis Moreno, directora general del DIFEM, y de Isabel Crowley, ex representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia; María Dipp de Ávila destacó la importancia de crear vínculos de afecto y proveer la salud de los hijos a través de la lactancia materna.

Refirió  que el gobernador Eruviel Ávila, preocupado por garantizar este alimento a la mayor cantidad de niños mexiquenses, promovió desde 2014 la Ley para la Protección, Apoyo y Promoción a la Lactancia Materna, que ha dado como resultado que uno de cada tres Bancos de Leche Materna se localicen en territorio mexiquense, como lo indica el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, de la Secretaría de Salud Federal.

Detalló que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna, durante los primeros seis meses de vida, es la mejor vacuna para fortalecer el sistema inmune, dado que sus nutrientes crean los anticuerpos ideales para un sano crecimiento, aumentan el desarrollo cognitivo, reducen hasta un 19 por ciento el riesgo de cáncer en sangre, también mitigan el riesgo de obesidad infantil en 13 por ciento y de padecer diabetes tipo 2 hasta en 32 por ciento.

De igual forma, dijo que ofrece beneficio a la madre, pues disminuye la incidencia de cáncer de mama en 32 por ciento, cáncer de ovario en 37 y diabetes en 26 por ciento, aproximadamente.