Cuando los Irresponsables se Multiplican Ante la Pandemia

Por Emilio Duran

*Argonmexico / El ministro del Interior ya los llamó “imbéciles”; es ese tropel de inconscientes que pese al riesgo de contraer y contagiar el Covid-19 siguen de fiesta en fiesta y reuniéndose en clara “rebeldía” en multitudes.

Jóvenes alemanes celebran “fiestas de corona” en las que tosen hacia los demás. Un español le puso correa a una cabra para dar un paseo y eludir las órdenes de cuarentena. De Francia a Florida, pasando por Australia, deportistas aficionados, estudiantes y otras personas abarrotaron las playas. Su desafío a las instrucciones de aislamiento y a las recomendaciones científicas para combatir la pandemia del nuevo coronavirus han agravado los controles de las autoridades sobre la gente que intenta escapar al aislamiento provocado por las restricciones del Covid-19.

En algunos casos, estos rebeldes se resisten, amenazando a la policía mientras las autoridades expresan su indignación por las aglomeraciones públicas que podrían expandir el contagio. “Algunos consideran que son pequeños héroes cuando incumplen las normas”, dijo el ministro francés del Interior, Christophe Castaner. “Bueno, no. Usted es un imbécil, y especialmente una amenaza para sí mismo”.

Después de días en los que la población incumplió las recomendaciones al negarse a quedarse en casa salvo por tareas esenciales, Francia envió el viernes a las fuerzas de seguridad a las estaciones de tren para impedir que la gente viajara a sus residencias de vacaciones, posiblemente expandiendo el virus a las zonas rurales o de costa, donde la infraestructura médica es menos robusta.

El popular paseo parisino junto al río Sena fue clausurado, y en la ciudad mediterránea de Niza se impuso un toque de queda por la noche por orden del alcalde, Christian Estrosi, que ha contraído el virus. El gobernador de Florida cerró todas las playas del estado después de que los medios emitieran durante días imágenes de fiestas universitarias mientras seguía creciendo la cifra de muertos por el brote, que el domingo superó las 14 mil 450. Australia cerró la famosa playa de Bondi, en Sídney, tras la indignación de la policía por las imágenes de multitudes en el lugar.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el sábado que las personas de entre 18 y 49 años suponían más de la mitad de los casos de coronavirus en el estado, advirtiéndoles de que “no eres Superman, y no eres Superwoman”. Mientras los casos nuevos en China caían a cero en los últimos días, el director médico de la Clínica Internacional de Wuhan expresó su alarma porque la gente en otros lugares se niega a seguir las normas para contener el virus. El doctor Philippe Klein dijo que la gente debería mirar a China, donde se confinó a decenas de millones de personas, como un ejemplo a emular “con valor, con paciencia, con solidaridad”.

Unas 330 mil personas se han infectado en todo el mundo. Para la mayoría, el coronavirus solo provoca síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Pero otros, especialmente ancianos y personas con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones más graves. Unas 97 mil personas se han recuperado, la mayoría en China, donde apareció el virus a finales del año pasado. Los rebeldes tienden a ir desde adolescentes aburridos a adultos adinerados que pueden viajar a sus casas de vacaciones. Incluso en Italia, donde la cifra de muertos superó la semana pasada a la de China, las autoridades seguían tratando de evitar que la gente saliera a tomar el aire, el sol y visitar a amigos para escapar de la reclusión.

Los mercados agrícolas franceses, donde se reúne la gente para comprar comida, planteaban un desafío adicional para la policía que intentaba mantener a la gente separada a la distancia recomendada de 2 metros. En Clichy-Sous-Bois, un suburbio parisino donde estallaron disturbios nacionales por acusaciones de acoso policial en 2005, una persona mordió a un policía que intentaba hacer cumplir las normas de cuarentena, indicó Linda Kebbab, vocera de un sindicato policial. Y una multitud amenazó con escupir a agentes que pretendían dispersarla en la ciudad suroriental de Lyon, aunque finalmente se marcharon, añadió.

En el sur de Alemania, el gobernador del land de Baviera, Markus Söder, lamentó que “aún haya jóvenes que tosen a los adultos mayores y gritan ‘corona’ por diversión y, sobre todo, se está formando un número increíble de grupos”. La Policía Nacional en España, que tiene el segundo número más alto de infectados en Europa, por detrás de Italia, utiliza helicópteros para identificar a grupos de personas que se reúnen al aire libre.

Después se envían agentes a disolver las aglomeraciones. En la región suroriental de Murcia, la autoridad española compartieron un video de la policía deteniendo a una persona paseando a otra persona con un disfraz de dinosaurio de cuerpo entero, y tuiteó que “se permite el paseo de mascotas acompañadas de una persona, siempre con paseos cortos para hacer sus necesidades. El que tengas complejo de Tyrannosaurus rex no está contemplado”. Y en Cataluña, en el nordeste de España, la policía compartió la imagen de un hombre con una cabra atada con correa, y que parecía intentar aprovechar la excepción para paseo de mascotas.