Así Marchó la Derecha: Desprecio, Reprobación y Hasta Insultos Contra López Obrado

De la Redacción

Argonmexico / Llamaba la atención ciertas consignas perredistas, alusivas a Ernesto “El Che” Guevara, y las consignas anticomunistas del grueso de los manifestantes mujeres y hombres maduros, algunos muy maduros, que contrastaba con pocos jóvenes.

Si lo que define a las marchas son sus consignas, la que hoy protagonizó la derecha de México, con las cúpulas panista y perredista como entes articuladores, fue un odio descomunal contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien con desprecio llaman simplemente “López” y “Peje”.

Expresiones de repudio —“Peje traidor-”, de insulto directo —“que chingue a su madre El Peje”— y de furia hasta por razones de edad.

—¡Pinche viejo! —, le llamó un hombre de mediana edad que oía a Julián LeBarón, en el ocaso de la marcha de claro perfil de derecha que reniega de esa definición.

No sólo eso: la marcha que partió a las 11:00 horas del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución fue claramente divisionista y polarizante, que es lo que tanto le reclaman a López Obrador, contra quien hoy se manifestaron al cumplirse el primer año de su gobierno.

La priista Beatriz Pagés Rebollar, la única oradora con discurso político, lo dijo claramente, al comparar el mitin de la derecha en el Monumento a la Revolución con la celebración en el Zócalo encabezada por López Obrador.

“De aquí al Zócalo hay sólo dos kilómetros, pero también hay dos Méxicos: allá están los aplaudidores del autoritarismo y aquí está el México verdadero”.

Para Pagés Rebollar -exdiputada federal priista que fue férrea defensora de Roberto Madrazo y sus fraudes electorales desde Tabasco- el “México verdadero” que marchó contra López Obrador es el que defiende “los valores de la República” contra la “Venezuela de Hugo Chávez y la Bolivia de Evo Morales”.

Y machacó con la división de sus “dos Méxicos” distantes dos kilómetros: “allá en el Zócalo hay un México oscuro; aquí, la verdad sonora”.

La de hoy fue claramente la más numerosa de las protestas contra López Obrador, aunque para ser convocada por PAN y PRD, cuyos dirigentes encabezaron contingentes, tampoco se aproxima a las de López Obrador como opositor de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Aunque no se asomaron, Fox y Calderón estuvieron presentes: proliferaron las pancartas y grandes letreros que comparaban las cifras de muertos de cada sexenio y las de crecimiento del PIB, para subrayar el contraste con López Obrador.

Y es que, por el perfil de los asistentes, bien podría llamarse también la marcha del Pacto por México de Peña, con Gustavo Madero y Santiago Creel encabezando el contingente del PAN, y “Los Chuchos” Jesús Ortega y Jesús Zambrano del PRD.

Llamaba la atención ciertas consignas perredistas, alusivas a Ernesto “El Che” Guevara, y las consignas anticomunistas del grueso de los manifestantes mujeres y hombres maduros, algunos muy maduros, que contrastaba con pocos jóvenes.

—Tómale una foto a la rubia para que vean que no simpatiza con el comunismo —instruyó un hombre barbado a su acompañante señalando a una joven frente a una larga consigna en una pancarta: “López estás despedido. No al comunismo”.

No hubo, pues, mayor novedad en la marcha de hoy de la derecha, aunque la articulación da esperanzas a la oposición, sobre todo para las elecciones del 2021.

“Es esperanzador”, dice Guillermo Velasco Arzac, veterano dirigente anticomunista y uno de los líderes de la organización de ultraderecha El Yunque. “Hay un autoritarismo que va avanzando”.