“Ambiciosos Seducidos por Falso Brillo y lo Mezquino”; AMLO

Empresarios y Gobernadores Agredidos por una Turba *Primer Informe de AMLO; Maquiavelo, la RAE y “La Chingada”

Argonmexico / Que si el Primero, que si el Tercero… En el marco de un nuevo estilo de hacer la rendición de cuentas, con la cual dejó atrás, muy atrás, la parafernalia del otrora “Día del Presidente” o “Del Informe Presidencial”, este domingo, Andrés Manuel López Obrador previno que el interés nacional “se impondrá a los hombres ambiciosos seducidos por el falso brillo de lo material y lo mezquino”.

En punto de las 11 de la mañana y desde el Patio Central, de Palacio Nacional (donde pernocta hace meses con su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, y su hijo Jesús Ernesto), el presidente de México desde el 1 de diciembre pasado, enjuició: los adversarios conservadores del gobierno federal “están moralmente derrotados», porque no han podido establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último periodo neoliberal caracterizado por “la prostitución y el oprobio”.

Mientras en las afueras de la Puerta Mariana de la sede del Ejecutivo Federal, decenas de “morenistas” daban la bienvenida a dirigentes y legisladores de ese partido, y lanzaban peroratas a invitados como Emilio Azcárraga y a gobernadores, el político tabasqueño presentó su Primer Informe de Gobierno, tercero según expuso su vocero, Jesús Ramírez al aclarar que el primer informe al pueblo ocurrió al cumplir sus primeros 100 días de mandato y el segundo el 1 de julio, un año después de la votación triunfal.

Día de fiesta para unos, aciago para los no morenistas convocados quienes tuvieron que soportar las ofensas y gritería soez de una turba del pueblo. Con todo, este domingo 1 de septiembre el evento lopezobradorista congregó en Palacio a empresarios y a la mayoría de los gobernantes de las 32 entidades del país, con los siete surgidos de Morena y la mayoría de los otros partidos políticos.

Ante todos ellos, Andrés Manuel dijo: “si seguimos actuando de forma ética y aplicando con voluntad firme la política de moralizar la vida pública, nada ni nadie podrá detener la aplicación del principio supremo de la soberanía del pueblo y el interés nacional se impondrá a los hombres ambiciosos seducidos por el falso brillo de lo material y lo mezquino”.

Sostuvo que los opositores no han podido constituir un grupo o una fracción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos; que la paz es fruto de la justicia y que con lo conseguido en apenas nueve meses bastaría para demostrar que México no vive un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen y que ya no será más de lo mismo.

Al evocar a Nicolás Maquiavelo repuso que “la política es virtud y fortuna. Suerte. En este tiempo han soplado buenos tiempos y estamos llevando a la práctica una transformación profunda con poca confrontación y sin violencia política. “Está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública de México. Confieso que hemos contado con suerte”.

En sum mensaje de casi una hora 38 minutos, el Presidente López Obrador consideró que “los conservadores que se oponen a cualquier cambio verdadero están nerviosos o, incluso, fuera de quicio. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados”.

Para agregar que “están moralmente derrotados porque no han tenido oportunidad de establecer un paralelo entre la nueva realidad y el último modelo neoliberal caracterizado por la prostitución y el oprobio que se ha convertido en una de las épocas más vergonzosas en la historia de México”; y cuando quienes se oponen al cambio “viven aturdidos y desconcertados, la mayoría de los mexicanos apoya la transformación”.

Dos días antes, durante su conferencia de prensa mañanera del viernes previo, López Obrador aceptó haber expresado ante diputados y senadores morenistas la frase “al carajo”, al explicar que, de acuerdo a la Real Academia Española, el carajo era una canastilla colocada en lo alto del mástil de un bergantín, a donde enviaban como castigo a los marinos que se portaban mal.

Y aclaró: es como decir “quien no tiene principios, que no tiene ideales, que es un ambicioso vulgar, no debe dedicarse al noble oficio de la política, se debe de ir al carajo. Eso fue lo que dije. Es de aplicación universal”; y con ironía presidencial, dijo que mandar a alguien al carajo podría confundirse con “irse a Palenque”. Él, López Obrador, tiene “La Chingada”, su rancho en ese municipio chiapaneco.

Todos con AMLO… Entrevistados al salir de Palacio Nacional, al término del mensaje presidencial, gobernadores de PRI y PAN expresaron su reconocimiento a la labor de López Obrador. “El gobierno de Oaxaca reconoce el apoyo y la importancia de mantener la coordinación con el Gobierno Federal. El sureste de la República tendrá un nuevo tiempo con el Presidente López Obrador, se invierte en infraestructura como nunca se había visto”, dijo el mandatario oaxaqueño priísta Alejandro Murat Hinojosa.

En ello coincide el gobernador priísta de Hidalgo, Omar Fayad Meneses; como sus homólogos de Guanajuato, Diego Sinuhé Vallejo; Querétaro, Francisco Domínguez; Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín; y Durango, José Rosas Aispuro Torres, quienes reconocen ante éste reportero el respaldo que sus administraciones han recibido por “el Presidente de todos los mexicanos”; igual que Zoé Robledo, titular del IMSS, quien refiere que en esta institución no hay desabasto de medicinas.

Más tarde, en punto de las 5 de la tarde, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero acudió al Palacio Legislativo de San Lázaro a entregar el Informe Presidencial, como marca la Constitución. Dicho paquete documental fue recibido por el diputado morenista Porfirio Muñoz Ledo, quien se mantuvo como presidente de la Mesa Directiva con 259 votos a favor, contra 169 de la oposición.

Después, durante la Sesión General de Congreso en que cada fracción parlamentaria pronunciaría su posicionamiento, la bancada de Acción Nacional intentó hacer ruido con pancartas y gritos de “espurio” a Muñoz Ledo; pero no les fue suficiente porque el último orador, el senador y coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal Ávila, impuso su capacidad oratoria.

Con un discurso improvisado, el político zacatecano apaciguó a la gritería panista y hasta tendió el puente de la paz, al plantear que la democracia parlamentaria no implica encender la mecha de los adjetivos en contra de un gran luchador social por la democracia en México como Porfirio Muñoz Ledo. Cierto, el senador Monreal se lució. Cerró con broche de oro…

[email protected] y [email protected]