Alebrijes Monumentales, Patrimonio Cultural de la Ciudad De México

Por Samuel García
Argonmexico / Ejemplo de tradición en movimiento, 231 alebrijes enormes y coloridos encabezaron la décima tercera edición del Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales 2019, que en su trayecto del Zócalo capitalino a Paseo de la Reforma  congregaron a 44 mil personas, que fueron testigos del inicio del Festival de Día de Muertos 2019 en la Ciudad de México.
En la Plaza de la Constitución, punto de partida de la caravana que comenzó su andar minutos antes de mediodía, Leonardo Linares, nieto de Pedro Linares, creador de este arte popular, anunció la Declaratoria del Alebrije como Patrimonio Cultural de la Ciudad de México.
Acompañado del secretario de Cultura capitalino, José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, y de la antropóloga Marta Turok, Linares recordó el nacimiento, en 1947, de esta revolucionaria pieza artesanal denominada por su creador como “alebrije”, única artesanía original de esta ciudad, específicamente de la colonia Merced Balbuena, ubicada en la alcaldía Venustiano Carranza.
“Cuando en el pasado las pomposas escuelas de arte no miraban a la artesanía, llegaron los alebrijes de Pedro Linares. Sin su creación no se entendería toda una rama de la cartonería, técnica que, luego de la contribución del Premio Nacional de Ciencias y Artes 1990 en el rubro de Artes y Tradiciones Populares, comenzó a ser reconocida como un arte que ahora se estudia en diversos museos, universidades y escuelas de artes y oficios”, explicó Linares.
Momentos antes de que las 231 coloridas creaciones partieran con dirección a Paseo de la Reforma, Suárez del Real y Aguilera enfatizó que con esta pasarela del alebrije contemporáneo se inaugura en la Capital Cultural de América las festividades de Día de Muertos, uniendo así dos importantes tradiciones mexicanas.
“A partir del día de hoy los alebrijes son Patrimonio Cultural de la Ciudad de México e iniciamos todas las actividades que tenemos para esta celebración de muertos. Los invitamos a acompañar la creatividad de quienes participan en este décimo tercer concurso organizado por el Museo de Arte Popular”, resaltó el funcionario capitalino.
Turok, por su parte, destacó que la tradición de muertos no es estática y manifestó que “muchas veces pensamos en la palabra tradición como algo que no se mueve, que está congelado en el tiempo, y vemos la manera en que la creatividad y la imaginación de Pedro Linares abrió una nueva forma de expresión que se mantiene vigente y que no debemos regatear”, dijo.
Seres fantásticos recorren la ciudad
Familias, parejas y amigos de todas las edades, provenientes de las distintas alcaldías de la ciudad, se dieron cita la tarde de este sábado 19 de octubre en una valla humana que partió del Zócalo capitalino con dirección a Paseo de la Reforma para admirar a los 231 seres fantásticos que este año participaron en la décima tercera edición del Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales 2019.
Asombrados por los colores y las formas extrañas de cada alebrije, que yuxtapone de manera creativa la fauna existente, los espectadores disfrutaron de diversas creaciones como “Xipe”, “Pacholin”, “Aerwyna”, “Tlanextli”, “Cabacol”, “Micho”, “Frecuencia infinita”, “Colorigarto”, “La oruga”, “Chawiscle” y “Caifan”, realizados por distintos talleres y colectivos cartoneros.
“¡Mira, ese tiene cuerpo de jirafa!, ¡el de allá no tiene ojos!, ¡ese tiene forma de perro, pero su boca no es normal!”, eran algunas de las expresiones que los asistentes externaban mientras veían desfilar a estos seres, algunos al calor de diversas comparsas y agrupaciones musicales que dieron espíritu carnavalesco al recorrido.
“Nunca había visto un alebrije, sólo en películas y sí me gustaron mucho”, compartió en entrevista Iker García, menor de siete años que asistió con su familia. Su padre, José Antonio, describió el desfile como un acto muy colorido y con mucho ambiente: “nos habían dicho que el desfile está muy bonito y por eso decidimos traerlos este año. Los alebrijes me parecen muy bonitos y vistosos y no sabía que eran originarios de la ciudad”, compartió asombrado.
Dragones con alas, insectos gigantes y enormes catrinas, entre otras figuras recorrieron las avenidas 5 de Mayo, Juárez y Paseo de la Reforma, con el objetivo de celebrar este arte cartonero originario de la Capital Cultural de América.