A 35 años de San Juanico: la explosión que desapareció de la faz de la tierra a un pueblo entero

Por Jaime Arizmendi

Argonméxico /Ciudad de México.La ruptura de una tubería que transportaba gas LP comenzó una cadena de explosiones que devastó toda el área y, según cifras oficiales, acabó con la vida de cerca 50 personas

Hace 35 años, el cielo de San Juan Ixhuatepec o San Juanico, una colonia del Estado de México, se iluminó súbitamente. La causa fue un incendio que inició cerca de las seis de la mañana en una planta de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex). Esto comenzó una cadena de explosiones. El fuego de la primera, según reportes, alcanzó los dos kilómetros de altura. En medio de la oscuridad de la madrugada, una luz parecida a la del sol despertó a las familias de la localidad.

El fuego devastó la zona, la desapareció de la tierra. En el momento, según la cronología que Eduardo Barceló hizo en el texto “El infierno tiene nombre… San Juanico”, en muchas casas, los habitantes murieron en el instante. Otros tantos, huyeron despavoridos en busca de un lugar en donde el calor no fuera extremo, un sitio en donde los tanques de más de 300 toneladas convertidos a proyectiles que caían del cielo rojo no representaran un peligro.

Durante los 50 minutos posteriores a la primera explosión, más de 10 estallidos cimbraron el área y a las siete de la mañana, en la radio se informaba acerca de la destrucción de 600 casas en la colonia. Sobre este hecho, el escritor y periodista, Carlos Monsiváis, recogió el testimonio que Hermelinda Gómez Cruz, una secretaria de 19 años, dio para una estación después de ese momento:

“Toda la colonia parecía un gran infierno. Yo me había dado cuenta de cuatro o cinco explosiones. En mi casa todo se había sacudido; escuché gritos de mi mamá, de mi papá, de mis hermanos y mis tíos, éramos nueve en total. No podía darme cuenta de nada, sólo veía que que todo el mundo corría; era de madrugada pero la luz del fuego era tan intensa que parecía como si fuera el mediodía», relató.