Estrategia Prioritaria del Gobierno de México

Por Francisco Iván Cruz

Argonmexico / La estrategia del Gobierno de México para crear un clima propicio para la inversión se basa en tres pilares fundamentales: dar certidumbre sobre el marco de política macroeconómica, definir una nueva frontera de potencial de producción y la adherencia al T-MEC.

Así lo señaló el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, al participar en la inauguración de la conferencia Nearshoring: Impulsando Oportunidades de Inversión en México, organizada por la Secretaría de Hacienda y el Consejo de las Américas (COA).

En un diálogo con la presidenta del Americas Society/COA, Susan Segal, el titular de Hacienda afirmó que la meta del Gobierno es que los presupuestos fiscales sean financiables y sostenibles con la meta de la deuda pública, lo que nos ha permitido mantener una deuda de 50% del PIB, que es mucho más baja que la de nuestros países pares.

En ese sentido, destacó el compromiso del Gobierno de México con el mandato del Congreso de la Unión que establece un margen de endeudamiento de entre 2.7 y 2.8% del PIB. Aseveró que ha habido un manejo responsable de la deuda que contrasta, en el contexto internacional, con el crecimiento de los créditos y el estrechamiento fiscal de las economías.

Asimismo, puntualizó que uno de los objetivos esenciales es expandir la frontera productiva que permita abrir oportunidades de inversión en regiones donde no las ha habido, como los proyectos de desarrollo de infraestructura básica en ferrocarriles y carreteras en el sureste del país. Uno de estos proyectos es la rehabilitación de vías ferroviarias en la franja del Istmo de Tehuantepec, que unirá

los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca, y que tendrá conexión con el Tren Maya, potenciando así la conectividad para impulsar el desarrollo de la región.

Como parte del impulso a la inversión en infraestructura, agregó, se están desarrollando en la zona diez parques industriales para almacenamiento, con inversión presupuestal, que a su vez detonará la inversión privada con la instalación de diversas empresas.

Al respecto, indicó que los recursos necesarios han sido posibles gracias a que el presupuesto se reorganizó, de fines menos productivos a más productivos.

Además, precisó, se han utilizado recursos de la banca de desarrollo, así como de bancos multilaterales, y se tendrá un mayor aprovechamiento de las líneas multilaterales de crédito.

Ramírez de la O expresó que, como parte de la estrategia para atraer capitales, el Gobierno trabaja muy de cerca con el sector financiero mexicano, y destacó que el presidente López Obrador se comprometió a mantener las mismas reglas de operación, salvo aquellas áreas donde existan oportunidades para desregular. El objetivo, dijo, es eliminar trámites duplicados o que implican mucha carga para las entidades financieras, a fin de reducir costos.

En su intervención, el titular de Hacienda subrayó que se cuenta con una agenda verde, de cambio climático, de género e igualdad, a la que se le está agregando el renglón social, lo que nos permite acceder a financiamiento a través de la emisión de bonos verdes que incluyan componentes de desarrollo social, ya que las metas sociales son totalmente compatibles con las necesidades de hoy.