Derecho a saber Contribuye a Eliminar Violencia y Discriminación

Por Lenin Guardado

-La justicia de género no es únicamente garantizar derechos fundamentales, se trata también de garantizar los medios y los instrumentos clave para lograr sociedades más justas: Blanca Lilia Ibarra Cadena

-La Comisionada Presidenta del INAI expuso que el derecho de acceso a la información debe ser visto como una prerrogativa instrumental que permite hacer efectivos otros derechos

Argonmexico / Tepic, Nayarit.-El derecho a saber, como una vía para conocer y acceder a otros derechos, contribuye a eliminar las causas estructurales de la violencia y la discriminación hacia las mujeres, planteó Blanca Lilia Ibarra Cadena, Comisionada Presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Al participar en las Mesas de diálogo de alto nivel:  Avanzando la Inclusión Digital en México, convocadas por la Cooperación Alemana para el Desarrollo Sustentable (GIZ México), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Laboratorio de Resiliencia EON de C Minds, expuso que el derecho de acceso a la información debe ser visto como una prerrogativa instrumental que permite hacer efectivos otros derechos.

“La justicia de género no es únicamente garantizar derechos fundamentales, se trata también de garantizar los medios, los instrumentos clave para lograr sociedades más justas, por ello, hay que acelerar el paso para garantizar este acceso igualitario y reconocer en las mujeres agentes de crecimiento, de cambio, de estabilidad y de sostenibilidad para que de esta manera se pueda trabajar con los hombres de manera paritaria y alcanzar una sociedad plural, incluyente e igualitaria”, acentuó.

En la mesa: “Brecha digital e igualdad de género”, la Comisionada Presidenta del INAI subrayó que la tecnología es un asunto de interés público, particularmente en el contexto de la emergencia sanitaria, que evidenció las barreras que enfrentan las mujeres para el uso de nuevas tecnologías, por ello, es importante hacer diagnósticos y mediciones para conocer los desafíos que enfrentan las políticas públicas.

“Desde el INAI queremos seguir fortaleciendo, por un lado, el conocimiento del derecho a saber, pero también el derecho a proteger los datos personales, más ahora en tiempos de pandemia, ya que no solamente se trata de un tema de una agenda política, sino del futuro de la población y del desarrollo integral de todas las personas y en todos los países”, aseveró. Martha Delgado Peralta, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, recalcó que la emergencia sanitaria acrecentó los estereotipos de género existentes en las sociedades, deteniendo la participación de las mujeres en los procesos de educación y digitalización, factores relacionados con la posibilidad del trabajo y el salario de la población femenina.

Por ello consideró fundamental “seguir, pensando, reflexionando, generando soluciones en la inclusión digital de las mujeres y las niñas. Este es un momento para avanzar en soluciones que garanticen el bienestar integral de las mujeres y de las niñas y no dar ni un paso atrás”. Ana Cristina Santellanes Ruíz, Second Chance Program Manager en ONU Mujeres, planteó que en el diseño de las tecnologías existen sesgos de género, por ello, las mujeres deben incorporarse a esta tarea para cambiar este escenario. “Desde el punto de vista de igualdad de género, las economías digitales tienen que ir acompañadas de la transformación de los roles de género para realmente alcanzar la autonomía económica de las mujeres”, acotó.

Salma Jalife, Presidenta del Centro México Digital, afirmó que la alfabetización digital es un elemento clave para que las mujeres puedan asumir puestos de liderazgo. “Es necesario “hacer contenido relevante y aplicaciones y servicios que estén orientados a que se promueva una mayor participación de las mujeres en el ámbito tecnológico y acciones colectivas; es decir, hacer alianzas estratégicas nacionales e internacionales para introducir a las mujeres en este mundo de las tecnologías de la información y las comunicaciones”, sugirió.

Andrea Escobedo Lastiri, Vicepresidenta Nacional de Inclusión y Diversidad de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI), sostuvo que la brecha digital es un tema global, por ello “el acompañamiento dentro de las familias, el apoyo a esta actividad de formación continua en las que tenemos que estar involucrados es importante no sólo para la mujer, sino para la familia en su conjunto y su representación, que afecta a toda la sociedad”.

Grecia Macías, Representante de la Red para la Defensa de los Derechos Digitales, enfatizó que “si el desarrollo tecnológico no es para todos no es desarrollo. Si no hablamos de las bases realmente no estamos impulsando nada, no sólo es una obligación de las familias, es una obligación estatal que las empresas también deben recordar y cumplir con los derechos humanos. No es algo que sólo sea cultural. A veces se diluye la responsabilidad estatal”.

María Teresa Arnal, representante de Stripe Latam, apuntó que existen diversas plataformas que pueden apoyar al desarrollo de las mujeres, pero son poco conocidas; en ese sentido, dijo que, desde su perspectiva, existen dos factores fundamentales para cerrar la brecha de género: la educación digital como base del desarrollo y la independencia financiera, “porque cuando las mujeres son independientes financieramente se empoderan”.

Martha Tudón, Coordinadora de Derechos Digitales de Articulo 19, resaltó que el Internet es un derecho humano reconocido en el artículo 6° de la Constitución, en el marco del derecho de la libertad de expresión e información, lo que significa que el Estado tiene la obligación de garantizar que todas las personas tengan acceso en igualdad de condiciones, ya que es una herramienta que permite ejercer derechos humanos y libertades. “A través de Internet es como nos podemos enterar y podemos recibir información que sirva para tomar decisiones individuales y colectivas”, anotó.

Paola Ricárdez, docente en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), dijo que es prioritario “desarrollar educación crítica con respecto a los datos y los algoritmos, no tener una alfabetización digital que domestique a las personas para que sean clientes o usuarios de tecnologías que merman sus derechos y su autonomía, es importante tener personas que puedan realmente tomar decisiones sobre las maneras y las tecnologías que les permiten tener mayor autonomía, mayores derechos y acceso a una vida digna”. También participaron Claudia del Pozo, Directora del EON Resilence Lab C Minds, Daniela Rojas, Líder del Proyecto de Inclusión Digita del EON Resilence Lab C Minds, y Diego Flores, Director para Nuevas Tecnologías y Asuntos de Seguridad Nacional de la SRE.