En La Constitución No puede Haber Regresión en la Fortaleza del Estado Mexicano:GPPRI  

Argonmexico / Al celebrar el aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los mexicanos, el Grupo Parlamentario del PRI advirtió que no puede haber regresión en la fortaleza del Estado Mexicano, su laicidad, la defensa de los derechos humanos, el federalismo y la democracia.

En nombre de los diputados priistas, Rubén Moreira Valdez sentenció que  las reformas a la Constitución son  para mejorar los derechos de las personas,  jamás para dar marcha atrás y  consideró que por muchas razones este aniversario debe obligar a los legisladores y a las fuerzas políticas a reflexionar  “hay que darnos la posibilidad de construir una nación desde la solidez de nuestro pasado, la defensa inquebrantable de las instituciones, el Estado de Derecho, y el bien más preciado que tiene nuestro orden jurídico: la democracia”.

En Querétaro, recordó, se reunieron 190 mexicanos decididos a construir una nación, maestros, abogados, campesinos, obreros, militares que desde las más lejanas poblaciones de la patria, llegaban con el mandato de diseñar desde la ley, un nuevo país, la Revolución se hizo ley y la Constitución se convirtió en la piedra angular para soportar un nuevo orden jurídico.

El diputado por el estado de Coahuila, destacó los alcances de la epopeya  revolucionaria que sobrepasa su  centenario, por ejemplo, se logró la primera Constitución social del siglo XX,  se resolvió la separación Estado-Iglesia y se creó una identidad nacional sólida.

¿Es deseable un nuevo texto?, preguntó Moreira Valdez y su respuesta fue que lo importante es conservar y en todo caso fortalecer el mandato de los padres fundadores del México moderno; recordar que el mandato popular radica en no dar marcha atrás en temas torales plasmados en la Constitución: Estado laico, derechos humanos, derechos sociales, federalismo y democracia. Insistió: tenemos la libertad de mejorar los derechos de las personas y donde se han suscitado desviaciones, habrá que corregirlas.

El Estado laico es más que la separación de los Poderes terrenales y espirituales, significa, entre otras cosas, que la autoridad en sus decisiones se apoye en los principios aceptados por la humanidad y la ciencia, y se olvide de usar argumentos ajenos, por más populares que sean estos últimos o más fuerte que resulten las convicciones personales.

El legislador priista dijo que es deseable que el pensamiento de Venustiano Carranza y los Constituyentes de 1917, iluminen los trabajos legislativos y que desde la inteligencia colectiva surjan las disposiciones jurídicas que sirvan a México y a los mexicanos.