La 4t Sofoca a los Ayuntamientos más Pobres con su Política

Por Daniel Gómez Trejo

*Demanda Mónica Almeida a la Federación fortalecerlos para así impulsar y reactivar la economía nacional

*Lo mismo debe hacerse con los estados para atender con mayor eficiencia las problemáticas y necesidades de su población

Argonmexico / La actual política económica de México ha empobrecido a los ayuntamientos al estar basada en promesas de campaña y no nacer verdaderamente de las necesidades sociales de las personas, provocando que las administraciones locales de municipios de todo el país tengan que sacrificar proyectos para mantener lo mejor posible las condiciones de vida de su población, violentando los derechos mínimos y vitales de los mexicanos.

Constitucionalmente los Ayuntamientos están a cargo de servicios públicos como, agua, alcantarillado, alumbrado público, recolección de residuos, mercados, panteones, rastro, calles, parques y seguridad, entre otros, razón por la cual la falta de recursos para cubrir estos aspectos repercute en la vida de los pobladores de diferentes municipios.

La actual administración ha marginado aún más a los municipios con mayor pobreza, pues éstos llegan a depender hasta en 90 por ciento de los recursos de la Federación, los cuales son otorgados de acuerdo a su número de habitantes, por lo cual, entre menos pobladores y menor recaudación local haya, la Federación les da menor apoyo por considerar que sus necesidades son más fáciles de cubrir, cuando en realidad se debería inyectar a las zonas para impulsar sus economías.

Ante esta situación la Diputada Federal Mónica Almeida propone al Gobierno Federal y, en lo particular a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, invertir la pirámide de priorización, buscando fortalecer a los Ayuntamientos y a los Estados económicamente para así impulsar y reactivar la economía nacional.

El objetivo es que sean las autoridades locales y estatales quienes tengan el poder económico, social y político para atender sus problemáticas, pues al vivirlas tienen las herramientas y conocimientos necesarios para poner en marcha estrategias clave para mejorar el rumbo de los municipios y sus pobladores.

“Es necesario comprender que para mejorar las condiciones administrativas y económicas de los ayuntamientos y sus pobladores, el Gobierno Federal debe relegar poder a los Presidentes municipales para que éstos puedan atender las necesidades que conocen de primera mano de sus habitantes y así lograr que estas economías locales detonen la nacional”, indicó la legisladora.

Almeida señala que desde la creación de la Ley de Disciplina Financiera, los Ayuntamientos y Entidades Federativas avanzan en mejorar la forma de ejecutar el recurso y evitar el mal manejo o endeudamiento, que eran parte del principal argumento para generar un control de recursos por parte de la Federación.

Sin embargo, la obsesiva centralización de recursos que impera hoy en día derivó incluso en la inaccesibilidad al Ramo 23 -anteriormente utilizado para integrar o complementar proyectos municipales-, lo cual ha desencadenado que hoy en día no exista inversión en los municipios, generando además un deterioro en el servicio público municipal y agravando las problemáticas a las que se enfrentan día a día los municipios.