10 Razones de no Elección en Morena: Alejandro Rojas

1. Se viola el Artículo 8 Transitorio del Estatuto de Morena, en el que se obliga a «un proceso de credencialización de los Protagonistas del Cambio Verdadero, con el objeto de contar con un padrón confiable y completo para la realización de la elección interna».
El padrón de afiliados, hasta el día de hoy, ni es confiable ni está completo.
2. Está impugnada  la convocatoria y el padrón «patito» de Morena, en los Tribunales Electorales de 25 Estados de la República y el de la Ciudad de México, por varias violaciones flagrantes en la misma.
También está impugnado el padrón de afiliados, que está acotado hasta 2017, pero que tiene errores garrafales.
Tan mal está hecho, que si lo suben a validar al INE, la multa sería millonaria, debido a que no están respaldadas las afiliaciones y no podrán ser registradas ante la autoridad electoral.
3. Es un error estratégico haber excluido a los líderes locales que hicieron posible el triunfo de Morena y del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Se sienten traicionados y excluidos.
De continuar con el proceso sin ellos, se alejarán de Morena buscando otras opciones de participación y ponen en riesgo el triunfo electoral en el 2021 en la Cámara de Diputados y en varias de las 13 Gubernaturas en disputa.
4. Debería suspenderse el proceso de las Asambleas Distritales y el Congreso Nacional, porque por esa exclusión y rasurada del padrón de afiliados, puede haber tensiones y hasta violencia, que serán imágenes que impactarán negativamente en contra de Morena y de manera indirecta también al Presidente de México.
La prensa nos puede igualar con las prácticas del PRD y del PRI, que en los hechos, ya se están reproduciendo en Morena.
Será un manjar para los medios de comunicación.
En vez de ser el primer partido del siglo XXI, nos podemos convertir en el más podrido partido del siglo pasado.
5. A pesar de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que es legalmente válido en los Estatutos de Morena, que SÍ pueden elegirse todos los dirigentes por Encuestas, la negativa de Bertha Luján y de algunos miembros de la dirigencia nacional y del Consejo Nacional, están expandiendo una versión de que ella y Gabriel García tienen tanto poder, que incluso pueden imponerse al mismísimo Presidente Andrés Manuel López Obrador y que él no cuenta para nada. Es ridículo.
Ahora sí que los gansos le tiran a las escopetas.
6. La posible salida de Morena del Presidente Andrés Manuel López Obrador de Morena si se echa a perder y que pediría que hasta le cambien el nombre al movimiento que él fundó, le preocupa mucho a la gente y están dispuestos a seguir a Andrés Manuel López Obrador a donde él diga.
Pero también tienen muy claro que ya no le alcanza este sexenio para hacer otro partido que la gente siente como suyo.
Una cosa es el lopezobradorismo como un fenómeno antropológico, social, político y cultural. Me atrevo a decir, que cuasi religioso, por la devoción y creencia en Andrés Manuel López Obrador, cercano al mito; y otra muy distinta, es el morenismo.
Nada qué ver el uno con el otro. El primero, es inspiracional, emotivo, pasional y sensible con raíces profundas en la psique del pueblo mexicano; y el morenismo es racional, causal, comprometido, instrumental y utilitario.
Se harán muchos libros al respecto.
Yo ya inicié el mío.
7. Hay 2 reflexiones colectivas que están tatuadas entre la gente: una, los 3 principios de Morena: No mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México.
Y la otra: Morena no tiene dueño. Es propiedad del pueblo de México y es un instrumento para la transformación radical del país.
Están tatuadas éstas 2 frases en el imaginario consciente social.
Es un fenómeno muy interesante, ya que la gente las asume como un credo y un referente moral de su conducta política y una guía hacia dónde tenemos que ir.
Es algo clarísimo.
8. Morena debería suspender la convocatoria para la renovación de las Asambleas Distritales, porque además a la gente le importa mucho más que se les afilie y se les credencialice.
Debería haber una gran Campaña de Afiliación y Credencialización de Morena durante los próximos 6 meses, muy intensa y por todas las vías posibles, desde módulos en lugares públicos de todo el país, hasta vía internet o una aplicación APP, para el sector juvenil.
A la credencial, nuestros militantes le dan un alto valor simbólico-histórico-moral, que no están pulsando bien.
Para la gente, tener una credencial de Morena que diga: «Juntos Hicimos Historia con el Presidente Andrés Manuel López Obrador», equivale a estar literalmente en la historia de México en esta nueva era.
Son muy insensibles, porque la gente luchó mucho tiempo apoyando para que Andrés Manuel López Obrador llegara a la Presidencia de la República, que ellos sienten realmente que también ellos la ganaron.
Y cuando les pregunto que harían si nunca les entregan esa credencial que ya se ganaron a pulso, hay muchos que han llorado de impotencia y coraje.
La credencialización es fundamental para darles pertenencia, identidad y el orgullo personal de que son ya parte de la Historia de México.
La analogía que les hago es que es el único documento con el cual les demostraremos a nuestras generaciones venideras que Juntos Hicimos Historia con n Andrés Manuel López Obrador.
Un dato curioso: la gente aún saca de su bolsa o cartera, la credencial arrugada y, a veces, maltrecha, del Gobierno Legítimo, que guardan como un tesoro.
Y lo es.
No haberlos credencializado es un acto hasta cruel e Inhumano, porque tienen aún encendida la llama de la esperanza en un cambio real con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
9. Ningún dirigente nacional los visitó después de la campaña presidencial y existen miles de quejas, porque no fueron ni siquiera a darles las gracias.
Mucho menos regreso alguien para recabar proyectos, propuestas, ideas, iniciativas, demandas y currículas.
Nadie regresó.
Están muy molestos por ello.
10.  Casi todos los dirigentes Estatales y los Delegados Federales, están promoviéndose en forma personal. Los Súper Delegados se sienten –en la mayoría de los casos– cuasi gobernadores.
Están deformando su función y crean confusión, porque quieren imponer dirigentes en Morena y traen estructuras trabajando para ello.
Es un hecho y hay denuncias de que están apoyando a Bertha Luján y en corto dicen que es una instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Me parece que no ayuda en nada eso, primero, porque es ilegal y, segundo, porque se ve muy débil BerthaLuján –y lo es.
No es carismática, ni líder ni convincente— y se verá como imposición innecesaria que le costará muy caro a Morena y además el hecho de que sus hijas sean altas funcionarias del Gobierno de la República, las gente en todo el país, cuando se entera, lo ve como un exceso de amiguismo, influyentismo y nepotismo innecesario y contrario a todo lo que ofrecimos cumplir como una nueva forma de hacer política y una nueva moral pública.
Ella representa todo lo contrario.
Ya ni los familiares del Presidente Andrés Manuel López Obrador, dicen las propias bases de Morena.