Ya no Habrá Lacras en la Política; AMLO

Por Jaime Arizmendi y José Luis Espinosa

*Rinde Protesta en el Congreso

Argonmexico / En su primer discurso pronunciado en un Zócalo pletórico de ciudadanas y gente del pueblo, como Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador advirtió tajante que se acabaron “las lacras de la política”, al asegurar que habrá completa transparencia hacia la ciudadanía para saber cuánto gana cada servidor público. “Se abatirán los amiguismos y los nepotismos”; repuso al anunciar que en su gobierno se realizarán pocos viajes al extranjero, y sólo con causa justificada.

Para añadir con firmeza que “no se comprarán vehículos nuevos para funcionarios, únicamente tendrán escoltas los funcionarios responsables de las tareas de seguridad, sólo habrá tres asesores por secretaría. No habrá atención medica privada ni cajas de ahorro exclusivas para los altos funcionarios. No se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de gobierno”.

Ante el cuestionamiento de sus adversarios señaló que se liberarán muchos recursos para los programas sociales con el fin de abatir la corrupción en el país; tras advertir que se transparentará la nómina y se acabarán los bonos para los altos funcionarios públicos.

El primer Presidente de la República que egresó de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, sostuvo que el apoyo del gobierno al pueblo se entregará de manera directa, para evitar “moches”, corrupción y manipulación política. “Se llevará a cabo un censo para verificar a cada beneficiario y entregar una tarjeta para recibir directamente los apoyos, sin intermediario alguno”.

Para dar a conocer también que el Bansefi, único que ha subsistido a la privatización de la era neoliberal, se convertirá en el Banco del Bienestar, y pronto tendrá sucursales en todo el territorio nacional, a fin de que la gente de bajos recuerdos y los pueblos más apartados, puedan cobrar el dinero del pueblo, que es el del presupuesto.

Durante su mensaje expresado luego de haber recibido una “limpia” de parte de representantes de las 68 etnias prevalecientes en el país, dijo que el aumento del presupuesto “es para los programas sociales, para ello se eliminarán muchos bonos, porque se acabarán la corrupción y los lujos del gobierno con esa fórmula. No van aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos ni la deuda pública se incrementará”.