Vivimos Rápido

Por Javier Mendívil / Colaboración Especial

Argonmexico / CULIACÁN, Sin.- Vivimos esperando a que la vida nos espere.

La vida es muy lenta, muy lenta, y nosotros vamos muy rápido, muy rápido.

Comemos rápido, hablamos rápido y dormimos rápido.

Mientras la vida no entiende de esos espacios  temporales, estresados.

La vida es eso que pasa mientras nosotros corremos.

Vamos esperando el momento perfecto, sin utilizar el momento y hacerlo perfecto.

Ese momento donde nos preocupamos más por lo material que por nosotros mismos.

Vamos esperando que la jornada termine, para llegar a casa.

Vivimos esperando que sea viernes,

Olvidando que el que no es feliz los miércoles, tampoco lo será el fin de semana.

Vivimos esperando que lleguen los puentes, las vacaciones,  el verano, el invierno….la primavera.

Vivimos en entrega total a las posesiones, que no disfrutaremos en nuestra partida.

Vivimos llenando el tanque de gasolina al automóvil,

Antes que invertir en un nutritivo jugo de frutas, para el desgastado organismo.

Vivimos pagando en efectivo. Con gusto, damos propina al mecánico del auto;

Y se nos hace muy costosa la consulta médica del galeno, regateando sus servicios.

Vivimos esperando el funeral del amigo, familiar o vecino, para visitarlo.

Vivimos siendo espectadores de deportes, sin ejercer una rutina de ejercicios propia.

Vivimos creyendo que con los escasos años de estudios universitarios hemos llegado a la cima del éxito,

Hasta que la competencia nos rebasa en conocimientos y mercado.

Vivimos esperando que pase algo, y lo único que pasa Es la vida.

mendivilfco@hotmail.com