Veracruz y Fidel Herrera

Fidel HerreraPor Alejandro Córdova Gutiérrez*

argonmexico.com / Jesús Reyes Heroles es, sin duda, el político veracruzano más distinguido del siglo XX. Para anlistas e historiadores su obra es calificada como la de un estadista excepcional, que tuvo la visión de reconocer lo que era importante para la Nación, la habilidad para impulsarlo y el carácter para defenderlo.

Reyes Heroles es padre de la reforma política de 1977 que vino a transformar y fortalecer al Estado mexicano, abrió el pluralismo dando paz y renombre a México. Su mayor mérito fue convencer al entonces presidente de la República para correr los riesgos que en ese momento significó optar por un cambio, con un visionario proyecto de apertura democrática y libertad.
Tuvo la fortaleza y serenidad de quien había dedicado años de reflexión y ejercicio político, para poner en perspectiva los riesgos que acechaban a México y concebir cómo reformar a un Estado decadente. Aún y cuando en dos décadas fue rebasada por el aluvión poblacional, los expertos coinciden que la reforma política fue el momento estelar de Reyes Heroles, quien se forjó una nueva generación de políticos estudiosos del derecho con visión de estadistas, entre quienes destaca Fidel Herrera Beltrán(2), también reformador.
Rindiendo homenaje a su maestro Reyes Heroles -a 25 años de su fallecimiento-, el gobernador Herrera Beltrán propone una reforma política que verdaderamente acerque el pueblo al poder. Desde su perspectiva, los problemas de la economía y seguridad, como las ineficiencias de políticas públicas evidencian que algo está mal en el accionar de los gobernantes.
Debemos ir hacia adelante –subraya Fidel- para proteger a la sociedad, pagar impuestos pero de manera justa y equitativa, y establecer un Estado de bienestar que no se caracterice por regalar despensas y láminas, que limitan las capacidades creativas y de acción, como la iniciativa privada del mexicano, abandonando educación, capacitación, entrenamiento y certificación para ingresar a la modernidad.
Recientemente, Herrera Beltrán hizo propuestas para la reforma política que tienen que ver con producir mayorías claras a través de una segunda vuelta de la elección presidencial, y la supresión de la cláusula de sobrerrepresentación en las elecciones legislativas.
Plantea además dar poder a los votantes, y abrir el régimen de partidos con la reelección consecutiva; pero regulada; con candidaturas independientes y la prolongación del periodo de gestión en los ayuntamientos de tres a cuatro años.
Es evidente –afirma el gobernador veracruzano- que algunas instituciones requieren revisarse para adecuarse a las nuevas condiciones del país; se necesita un Ejecutivo Federal que no sólo sea fuerte, sino que tenga posibilidad de resolver de manera inmediata los problemas que se le presenten; esto es, que haya más poderes regulados del Presidente, como las iniciativas preferentes.
Si bien Herrera Beltrán está a favor de una moderna reforma política, también promueve propuestas económicas, ya que en los momentos actuales la gente quiere empleo, quiere que su economía mejore y aumenten las perspectivas de desarrollo en las localidades de los estados y municipios, que transitan a diversas velocidades.
Que se evite que la mano de obra se vaya al extranjero en busca de mejores formas de vida. Se debe distribuir el ingreso de manera más justa y equitativa, combatir la pobreza creando riqueza, y construir una verdadera prosperidad de la nación.
El mandatario veracruzano señala que se debe pensar hacia adelante para acabar con los monopolios públicos, los poderes fácticos y los oligopolios privados, para lo que no hay más camino que la participación de la sociedad, para dejar atrás un pasado inaudito, como el hecho de que hace apenas 50 años las mujeres no votaban, o que hace 43 pudo el sector particular ofrecer educación superior.
Fidel concluye su mandato este año y aspira a la candidatura de su partido para disputar la Presidencia de la República –los estudios de opinión y encuestas lo colocan en segundo lugar- y en ese contexto, el mandatario veracruzano incursiona y trasciende en otros escenarios,  nacionales e internacionales.
Para ello, cuenta con la simpatía de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, que lo han insertado en una contienda muy competida, con adversarios duros y rudos.
En una entrevista reciente, Fidel Herrera destacó que al concluir su sexenio quedará una nueva vialidad que conecta la entidad veracruzana de norte a sur con el altiplano. Consideró que hoy en día existe un Veracruz mejorado, por lo que en unos meses más dejará la titularidad del gobierno estatal con una población muy satisfecha con el trabajo realizado.
Aunque reconoce que falta mucho por hacer en el estado, considera también que Veracruz no se hizo en seis años ni la sociedad se agotará con la conclusión de su mandato; reconoció que será un reto y una responsabilidad para el próximo mandatario mejorar lo logrado, pues de eso se trata, que cada gobierno sea mejor que el anterior.
Respecto a sus aspiraciones políticas para contender por la Presidencia de la República, Herrera Beltrán expresó: Lo que tenga que venir, vendrá. Sin adelantar vísperas, dijo que sigue concentrado en el desarrollo de Veracruz y en el cierre de su administración para dejar cuentas claras.
Y aunque Consulta Mitofsky lo ubica en segundo lugar para candidato del PRI a la Presidencia de la República, no ha hecho publicidad de su imagen en medios nacionales, ni en la capital del país. Tampoco ha hecho ninguna promoción equiparable a otros personajes políticos en redes sociales.
El 30 de noviembre de este año, Fidel dejará la titularidad del Poder Ejecutivo y expone que así como se preparó para ser un buen gobernador, ahora se ha preparado para ser un buen exgobernador. Sobre ese asunto está seguro que no será un nostálgico del poder.
También hizo alusión a los políticos que han influido en su vida. Dice tener un poco de los últimos gobernadores de Veracruz: de Rafael Hernández Ochoa, su pasión por la ecología; de Fernando Gutiérrez Barrios, su apego a las leyes; de Dante Delgado, su gran movilidad; de Miguel Alemán, su visión a lo grande; y sobre los que más han influido en su formación, mencionó, entre otros, a Rafael Murillo Vidal y de sobremanera a su ejemplar maestro Jesús Reyes Heroles.
Sin duda alguna, aseguran los expertos electorales, acercará muchos votos al partido tricolor en las elecciones de gobernador, diputados locales y presidentes municipales del próximo 4 de julio y, aunque su nombre no estará en las boletas, en esos minutos, cuando el ciudadano se encuentre en la casilla, sólo y reflexionando el sufragio, a su mente llegará inevitablemente un nombre emblemático, tanto en el PRI como en Veracruz: Fidel.
*Analista político en América del Norte

cordovagtz@yahoo.com.mx

Deja un comentario