Velada Romántica

Velada Romántica

Por Gabriela Arvizu

Argonmexico / Una noche llena del romanticismo que caracteriza a Armando Manzanero, fue la velada que la noche de este jueves 15 de junio el cantautor yucateco ofreció para recaudar fondos en beneficio del compositor Miguel luna.

El Centro Cultural Roberto Cantoral fue la sede de este concierto que, titulado “Noche de luna”, deleitó a los asistentes durante más de dos horas con la participación de destacadas personalidades de la música y el entretenimiento, encabezados por Manzanero.

“Es una noche especial, es una noche muy hermosa porque nos reunimos ante un amigo”, aseguró el creador de piezas emblemáticas como Somos novios, Nada personal, Adoro, Contigo aprendí y Esta tarde vi llover.

En presencia del compositor Miguel Luna, Armando Manzanero destacó que era mucha la gente que quería estar ahí, en la velada musical que estuvo bajo la conducción de El Costeño, quien fungió como maestro de ceremonias.

Para esta ocasión, el compositor yucateco decidió deleitar al público con temas poco conocidos de su amplio repertorio. Entre ellos Hagamos el amor (a la distancia) que compuso, dijo, gracias a la posibilidad que brinda la computadora para conocer gente, lo que puede generar un romance “que se hace desilusión cuando entra la realidad”.

En “Noche de luna” también participaron personalidades como Reyli Barba quien reapareció en los escenarios después de tres años de ausencia, así como Carlos Cuevas, Ana Cirré, Jorge Muñiz, Jesús Monárrez, Lazcano Malo y Michelle Batres entre muchos otros.

Todos se juntaron en este emotivo concierto para cantar sus piezas más destacadas, así como temas creados por Luna en esta ocasión interpretados en forma de homenaje.

Y todo con el objetivo de recaudar fondos para el tratamiento contra el cáncer del compositor autor de temas como Ay amor, No soy el aire, héroe de historieta, Yo sigo aquí y Te prefiero a ti.

“Noche de luna” se trató de una muestra de compañerismo y solidaridad en pro del compositor nacido en torreón en 1959, ante la enfermedad que lo aqueja y es que todo lo recaudado en taquilla por la venta de boletos, que oscilaron entre los 250 y los 600 pesos, fue donado a Miguel Luna.

Share this post