Terror, Horror y Miedo Padecieron los Familiares de Juan Carlos Martínez

 

Por Esteban Durán / Argonmexico

Más de 100 elementos del sector “Asturias” de la Secretaría Seguridad Pública de la Ciudad de México, (SSPCMX) sin ninguna orden judicial de cateo ingresaron al domicilio del periodista Juan Carlos Martínez Nava, dentro hurgando y robando todo lo que pudieron, extrayendo a golpes a sus  familiares de su domicilio sin orden de aprehensión y posteriormente torturándolos dentro de las unidades de la corporación.

Todo esto fue generado por una supuesta detención flagrante de una panadería  a las 16:15 horas del día 26 de marzo y que según la autoridad los iban persiguiendo en la vía pública hasta detenerlos fuera de domicilio de la calle de Doctor Liceaga, en la colonia Doctores delegación Cuauhtémoc, y finalmente poniéndolos a disposición del Agencia del Ministerio Público e la Coordinación Territorial de la CUH-2 en la Delegación Cuauhtémoc de esta ciudad de México.

No contaban los directivos y policías involucrados en estos actos ilícitos del sector “Asturias”, que los videos de la propia corporación denominando “C2” con ID 10498 de la SSPCMX y la oportuna investigación de la Policía de Investigación de la PGJCMX iba hacer prueba plena para desmentir la inocencia  los familiares de Juan Carlos Martínez; pero también determinó las arbitrariedades y abuso de estos elementos policiacos, pues a las 15:15 horas aproximadamente del mismo día se estaba llevado a cabo en el domicilio del comunicólogo la supuesta “detención de los criminales”, lo que no concuerda con las versiones de dichos “servidores  público”, y mucho menos de los supuestos denunciantes tal y como se desprende de Carpeta de Investigación CI-FCH/CUH-2/UI2C/D/1572/03-2017 radicada en la Coordinación Territorial CUH-2 Delegación Cuauhtémoc.

Estos videos ya fueron solicitados a la SSPCMX a través de la Fiscalía de para Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Público (FSP), de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCMX), a través del Carpeta de Investigación: CI-FSP/B/UI-B-3 C/D/00988/03-2017, por varios delitos: abuso de autoridad, robo calificado, secuestro, entre otros delitos que la propia autoridad determinará. Asimismo se procedió ante la Dirección General de Asuntos Internos, Dirección de Supervisión y Seguimiento de Denuncias número: DGAI/III/D/002728/03-17, en contra de los estos policías y los policías  auxiliares que abrieron sus puertas del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México para que se pudieran brincar la barda e ingresar al domicilio.

De la misma forma, fueron presentados pruebas fotográficas y de video por parte de los familiares del reconocido periodista, así como de vecinos, automovilista y transeúntes que circulaba por la calle de Doctor Liceaga, y que por ciento fueron agredidos fuertemente y despojados con violencia sus teléfonos celulares pasa que no pudieran seguir grabando y presentar evidencia de la violación de los Derechos Humanos y Garantías Constitucionales de estas personas.

Entre los lesionados se encuentra una joven embarazada que iba pasando por el rumbo de nombre Roxana Rodríguez, Moisés y Brayan de apellidos Alcántara Molina; de gravedad uno de los sobrinos de escritor de nombre Abraham Juárez, quien durante la golpiza se desmayo y aun así  continuaron pegándole los policías en cuerpo y cara sin ningún remordimiento.

Es importante mencionar que el recientemente reconocido periodista por la Senado de la República a través de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación y Comunicadores por la Unidad A.C., manifestó que este ataque es resultado de varias denuncias que tiene contra de elementos de la corporación y precisamente del sector “Asturias” mismos que lo privaron de la libertad,  en el mes de marzo del año de 2014 con base en averiguación previa FCH/CUH-8/T1/01102/14-03, para despojarlo y robarlo de obras de arte.

Es de obviedad de razón –dijo-  que la corporación policía de SSPCMX ha estado atacando a mis familiares, como ejemplo el 5 de mayo de 2016 que fue detenido en la vía pública uno de mis sobrinos sin cometer un delito, pero le imputándole el delito de ultraje y por tal tuve que denunciar públicamente por estos abusos de autoridad desde ese periodo de tiempo.

También destacó el comunicólogo que presentó queja ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de La República, en donde le manifestaron que no hay elementos suficientes para acreditar el delito estipulado.