“Shrek para siempre” nos Queda a Deber

Argonmexico.com/ Cuando una cinta dirigida al público infantil está basada en un guión que resulta demasiado elaborado para las mentes de los pequeñines y poco compleja para las conciencias de sus padres, algo está mal y nos queda a deber y, precisamente ese es el error más evidente de todos en los que incurre la cuarta entrega del Ogro Verde, “Shrek Para Siempre” (Shrek Forever Alter).

El filme de Dreamworks dirigido por Mike Mitchell, resulta un tanto pesado para los niños, pues la frescura que caracterizó a las primeras dos cintas de la saga, ha quedado en el pasado y podría parecer que en el olvido, salvo por algunos chistes gráficos que curiosamente son retomados de las anteriores películas del personaje de cuento de hadas.

En esta ocasión, Shrek entra en una depresión por haber imaginado su vida de otra manera, a caso con menores responsabilidades familiares, lo cual lleva al ogro a firmar un pacto con Rumpelstiltskin para mejorar su situación, pero este altera al instante los roles que juegan cada uno de los personajes de la historia y obliga al héroe verde a pelear por volver todo a la normalidad, para salvar a sus amigos y regresar con su amada Fiona.

De los aspectos más destacados de “Shrek Para Siempre”, sin lugar a dudas son los personajes memorables que han dejado de herencia las anteriores entregas de la saga, tales como el Burro, quien siempre tiene algo divertido que aportar en sus comentarios y el Gato con Botas, que además de la ternura imprime un giro incidental al argumento.

En lo que a las cuestiones técnicas se refiere, habrá que decir que como casi cualquier película hollywoodense, es impecable, aunque el hecho de exhibirla en 3D, se convierte en una necesidad más que en un plus, considerando las deficiencias anteriormente comentadas y el ritmo que por momentos presenta la película.

En resumen termina por dejarnos la imagen de una cinta medianamente recomendable, pero que por cuestiones del marketing como el basto número de copias y la publicidad de la que siempre vienen precedidas, además de las ventas de souvenirs y DVD, seguramente venderá lo suficiente para recuperar la inversión que le inyectaron y generará bastante pero bastante ganancia.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita.

Para dudas, comentarios o sugerencias: trejohector@gmail.com

Deja un comentario