Repudio Global por Misoginia y Xenofobia de Trump

Por Jaime Arizmendi

Argonmexico / En su primer día como Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quienes votaron por él y seguramente todos los políticos de la Unión Americana debieron observar el desarrollo de las intensas movilizaciones que, sin precedentes, millones de mujeres realizaron en diversas ciudades del mundo para manifestarle su repudio al nuevo mandatario por sus actitudes y declaraciones misóginas y xenofóbicas.

Agencias internacionales de información reportan que en Washington, Londres, Tokio, Berlín, Ciudad de México, Nueva Delhi, Praga, Oslo, Oaxaca y en muchas urbes más, miles de mujeres, acompañadas de cónyuges, hijos, otros familiares y amigos salieron a las calles para expresar su rechazo al nuevo mandatario de Estados Unidos. En todas las marchas se han dado en condenar la retórica sexista y racista de Trump quien, desde el inicio de su campaña electoral, ha denigrado a minorías, religiones y grupos raciales.

La “Marcha de las Mujeres” (Womens March, en inglés) convocada en Washington, rebasó las fronteras estadounidenses y el continente mismo, unidas por el rechazo global que han generado los discursos del republicano neoyorquino, a partir de ayer presidente de la Unión Americana.

Las organizadoras declararon que “en el espíritu de la democracia y en homenaje a los campeones de los derechos humanos, la dignidad y la justicia que nos precedieron, nos unimos en nuestra diversidad para mostrar nuestra presencia en números demasiado grandes para pasarlos por alto”.

Desde temprano, miles de personas se concentraron en Washington, capital de Estados Unidos; en tanto que a nivel global, se estima que dos millones de personas tomaron calles y plazas públicas en más de 670 manifestaciones; para darle paso a la protesta más concurrida de la historia en contra de un político.

Datos de la página web de quienes promovieron la protesta, informan que en todo el mundo se planearon más de 670 marchas, y que participarían más de dos millones de manifestantes para protestar contra Trump, quien juró un día antes como cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos.

Muchas de las movilizaciones tuvieron como punto de encuentro, o de partida, las sedes oficiales de embajadas y consulados de Estados Unidos. Personajes como Scarlett Johansson, Katy Perry, Julianne Moore o America Ferrera fueron algunas de las impulsoras de la marcha.

Decenas de grupos que representan diversos temas y objetivos políticos y sociales, se unieron para patrocinar el evento que también se replicó en otras ciudades del territorio estadounidense como Nueva York, Filadelfia, Chicago, Boston, Denver, Oregon, Los Ángeles, Salt Lake City, entre otras.

La marcha, ideada por la abuela hawaiana Teresa Shook, fue pensada como un escape para mujeres y hombres que se consideran feministas, para ventilar la frustración y ansiedad provocada por la victoria de Trump.

Sin embargo, el descontento es mundial.

En Europa, decenas de miles de personas se han movilizado en capitales como Ámsterdam, Londres, París, Berlín, Praga, Roma, Belgrado, Atenas, Oslo, Sofía, Viena, Dublín, Varsovia, Estocolmo, Madrid y Zagreb, aunque también se registran concentraciones en otras ciudades menores del viejo continente.

Yvette Cooper, diputada británica, declaró en Londres: “Marchamos sobre los hombros de nuestras madres y nuestras abuelas. Mujeres que lograron grandes victorias por nosotras, para lograr un salario equitativo, derechos para abortar, leyes contra las violaciones, y bajas de paternidad y maternidad”.

Además, la manifestación feminista se ha propagado también a ciudades de Asia como Tokio, Manila, Calcuta, Nueva Dehli, Bangkok y Seúl.

Mediante un comunicado conjunto, organizaciones surcoreanas defensoras de los derechos de las mujeres acusaron: “Protestamos contra las declaraciones discriminatorias y irrespetuosas de Donald Trump durante su campaña electoral, y queremos mandar un firme mensaje al mundo en el día de su toma de posesión”.

Igualmente, en Sidney, Australia, miles de personas marcharon en solidaridad a través del parque Hyde de la ciudad. Un dirigente dijo que el odio, los prejuicios y el racismo no son problemas exclusivos de Estados Unidos. En Nueva Zelanda también hubo protestas similares.

También en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, tuvo lugar una marcha feminista frente al consulado de Estados Unidos; en tanto que en Nairobi, capital de Kenia, cientos de manifestantes protestaron en contra de Trump.

No obstante las distancias y los idiomas, las marchas de repudio contra el nuevo mandatario de la Unión Americana coinciden en rechazar sus declaraciones misóginas, como de odio y desigualdad de género; en cambio, abogan por el amor, la fraternidad y la prevalencia de los derechos humanos.

En ese marco, las más recientes encuestas realizadas en Estados Unidos indican que los niveles de popularidad de Donald Trump son los más bajos que los de cualquier otro presidente entrante desde los años 70. Vale anotar que ni el Trump ni su equipo se han pronunciado sobre las movilizaciones.

Deja un comentario