Representa el Sargazo una Oportunidad para los Sectores Farmacéutico y Alimentario: IPN

Por Mario Iván B. Ruiz

*El investigador del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, Francisco Arreguín, dijo que la industria podría aprovechar la extracción de alginatos utilizados para desarrollar productos

*El arribo masivo del alga al Caribe mexicano podría ser recurrente en las próximas dos décadas, señaló

Argonmexico /El problema del arribo de sargazo en el Caribe mexicano representa una oportunidad para los sectores farmacéutico y alimentario que deseen invertir y aprovechar sustancias químicas como los alginatos para desarrollar productos, aseguró el profesor titular del Instituto Politécnico Nacional (IPN), adscrito al Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, doctor Francisco Arreguín Sánchez.

“En este sentido, el IPN tiene amplia experiencia, que data de hace más de 30 años, en la extracción y uso de alginatos en el litoral del Pacífico que son usados para las industrias alimentaria y farmacéutica; tecnología que probablemente requiera de adaptación al tratarse de una especie de sargazo diferente, pero tengo entendido que esto no representaría demasiado problema”, destacó el académico.

Arreguín Sánchez indicó que el alga no es dañina para los animales marinos, incluso es un hábitat que sirve para crianza de las tortugas marinas jóvenes y para otras especies, como las anguilas e invertebrados. “Pero también hay otros efectos negativos; la costa de Quintana Roo es muy conocida por ser zona de nidación de tortugas, cuando los huevos eclosionan y los juveniles se van al mar, el sargazo puede ser una especie de barrera en su traslado”.

Destacó que para combatir el problema del arribo masivo de sargazo se requiere establecer colaboración internacional y de los sectores público y privado, para generar un modelo cuantitativo con la participación de expertos en aspectos atmosféricos, oceanográficos y biología marina, que permita estimar la cantidad de sargazo que puede llegar a las playas en los países afectados para que estos puedan tomar las medidas necesarias y mitigar el impacto.

De esta manera también la industria podrá contar con una proyección de cuánta materia prima puede estar disponible, e invertir y aprovechar sustancias como los alginatos que se puedan extraer de ese tipo de alga, subrayó el doctor en Ciencias.

El académico reiteró que es un problema de carácter global, que necesita de la colaboración internacional, proyectar escenarios que permitan una toma de decisiones de carácter precautorio orientadas a mitigar los impactos no deseados porque la acumulación de sargazo en las costas se presenta en varios países de África, en el norte de Brasil, en el Caribe, en México y Estados Unidos.

Señaló que las tendencias de los índices climáticos y oceánicos advierten que el fenómeno que hoy vive Quintana Roo será recurrente en las próximas dos décadas.

Comentó que en junio de 2015, cuando se registró una llegada atípica de sargazo al Caribe, se estimó una cobertura de alrededor de 700 km2 de playa, y en el mismo mes de este año, se registraron más de 2 mil 500 km2 de cobertura, esto es casi cuatro veces más que hace tres años.

“Este fenómeno de acumulación de sargazo en playas del Caribe, tiene su origen en el cambio climático, un proceso natural que se asocia a ciclos con frecuencia de aproximadamente 70 años, manifestándose claramente en lo que se conoce como ´cambio de régimen´ ocurrido hacia el inicio de la década del 80, donde termina un periodo de enfriamiento de varias décadas, y empieza uno de calentamiento”, enfatizó el académico.

El alga es transportada por las corrientes oceánicas desde el Mar de los Sarzagos que se ubica al oriente de Las Bahamas, entre el Continente Americano y África, es una especia de marina flotante que se mantiene viva por el calentamiento continuo y la radiación solar, lo que favorece su crecimiento, y sirve de alimento y nido para varias especies marinas.