¿Renegociar el TLC, y los Inventores Mexicanos?

Argonmexico

El TLC tiene 23 años y 4 meses, tiempo en que hemos perdido más de la mitad de patentes, porque cuando entró en vigor, teníamos 5% de patentes mexicanas y el 95% eran extranjeras, hoy solo tenemos 2.24% porque el 97.76 son extranjeras debido a que los inventores mexicanos, ahora por el TLC, tienen qué competir con los inventores de los países con quien el gobierno mexicano ha firmado tratados comerciales, de esta forma, queda demostrado que el gobierno mexicano? relega a sus inventores y privilegia a los inventores extranjeros; además, a los inventores mexicanos ni los pelan en estas negociaciones que lleva a cabo Peña Nieto por medio de Moisés Kalach de la Comisión de Estudios Estratégicos Internacionales del CCE y de Juan Pablo Castañón del CCE, personas que al igual que los de Salinas van por lo suyo, porque el sector manufacturero -al que pertenezco- no veo que sea invitado a participar, a menos que mi tocayo, Manuel Herrera, actual presidente de la CONCAMIN exija ser escuchado, porque el TLC le ha pegado al sector industrial de las ramas prioritarias como alimentos, confección, calzado y metal mecánica con todo, al convertir a México en un cementerio de micro, pequeñas y medianas industrias, claro que Jalisco fue puntero, pues al firmar el TLC se retiró de Jalisco la banca de Desarrollo y Bancomex canceló el programa para prestar recursos directos sin intermediarios. En esta renegociación, la CONCAMIN puede hacer lo mismo que hizo en 1942 cuando el Sr. Domingo Lavin, presidente de CONCAMIN, con sede en Monterrey, aceptó la propuesta de Vicente Lombardo Toledano para que Ávila Camacho cancelara el acuerdo comercial que se había firmado con E.U. porque nos convertía en proveedores de materia prima y de mano de obra barata, cancelando de forma directa el desarrollo industrial propio. Claro que de este acuerdo, quedó algo bueno para Nuevo León, llegó la economía de guerra y el Exiban de E.U. financió a empresarios, los proyectó para la producción de acero que les urgía y nació Grupo Alfa, cosa que no ha pasado con el TLC porque hoy se venden más productos industriales producidos fuera del país que productos nacionales, cierto, tenemos maquiladoras que exportan productos pero con materias primas importadas y no producidas por nosotros, los datos están en el INEGI y la CONCAMIN tiene una gran responsabilidad pues debe analizar el sector industrial a raíz del TLC y proponer que este sector se desarrolle y pueda surtir el mercado interno, tiene qué hacer un pacto con el sector obrero para incrementar los salarios pues hoy pagamos 4 dólares por 8 horas y en E.U. están pagando 10 dólares la hora y con ese salario no hay crecimiento del mercado interno pues la planta industrial trabaja un promedio de 5 horas cuando en los países con quienes vamos a renegociar, sus propias plantas industriales están en tres turnos, esto les baja sus costos pues hay políticas públicas que los apoyan con leyes, tecnología, reglamentos y financiamiento público para incrementar sus exportaciones.

Aquí recuerdo el criterio de los servidores públicos, un día llegamos con Serra Puche, titular de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial y le preguntamos por el Programa Nacional de Desarrollo Industrial y contestó: “el mejor programa industrial es el que no existe, a partir de ahora solo sobrevivirán los más eficientes, el gobierno no está”, ese es el neoliberalismo Salinista que ahora negociarán Moisés Kalach, Juan Pablo Castañón, Salinas y su equipo.

Share This Post