Puntuales

Por Agustín Vargas/Argonmexico

Génesis y futuro del TLCAN

•    Guajardo, envalentonado
•    ¿Se atreverá a aplicar el efecto espejo?
•    Meade, retórica y tibieza

En estos días de marzo, el 22 y 24 para ser exactos, se llevará a cabo en Acapulco la 80 Convención Bancaria, bajo el título “El dilema global: liberalismo vs populismo”.

Este evento por sí sólo reviste una gran importancia desde hace ya muchas décadas, pero en esta ocasión en particular, ante los embates de exterior y las amenazas de Estados Unidos de romper con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la convención adquiere un gran realce, pues se centrará justo en el análisis de este tema.

Se debatirá ahí la génesis del acuerdo comercial más grande del mundo y el futuro que le espera, y para ello fueron convocados los artífices del TLCAN y ya confirmaron su participación:

Jaime Serra Puche, ex secretario de Comercio y Fomento Industrial; Carla Hills, ex Representante de Comercio de los Estados Unidos, y Michael Wilson, ex secretario de Comercio de Canadá. Herminio Blanco, quien por aquellos tiempos, previo a la firma del TLCAN era subsecretario de Comercio y un personaje clave en las negociaciones, será moderador del panel.

Participarán también Larry Summers, ex secretario del Tesoro de EU y ex director de White House National Economic Council (2009-2010). José Angel Gurría Treviño, secretario general de la OCDE es otra de las personalidades internacionales convocadas a la Convención Bancaria.

Nada tan oportuno y por demás trascendente como el desarrollo de este magno evento en medio de la incertidumbre que ha generado el futuro del TLCAN,  pues el  gobierno de México se apresta a enfrentar la renegociación o la muerte del tratado  comercial con Estados Unidos.

A pesar de que fue un acuerdo tripartita firmado en 1994, las negociaciones se harán por separado, ya que Washington ha externado un trato diferenciado con sus dos socios, en el que nuestro país es el más perjudicado por la hostilidad del nuevo gobierno estadounidense hacia la parte mexicana.

Este trato diferenciado se confirmó en el primer encuentro bilateral que sostuvieron a mediados de febrero el presidente Donald Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeu..

El presidente estadounidense amenazó con retirar a EU del TLCAN a menos que sean renegociadas algunas partes, con el fin de proteger a los trabajadores estadounidenses e impondrá aranceles a las empresas que cierren sus fábricas en Estados Unidos e importen productos desde México. La posición mexicana es similar.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, ha dicho que no aceptará un nuevo pacto comercial con EU y Canadá que no sea ventajoso para todas las partes, de lo contrario México, afirmó, se negará a continuar en el pacto.

Más aún, en los últimos días Guajardo Villarreal se ha mostrado muy envalentonado en las entrevistas televisivas que ha concedido, diciendo que se levantará de la mesa de negociaciones con EU si el gobierno de ese país pretende imponer aranceles a las importaciones mexicanas. No sólo eso, el gobierno mexicano, dijo, responderá de la misma manera.

¿Será cierta tanta valentía y atrevimiento del gobierno del presidente Peña Nieto? Ya se verá, por lo pronto la moneda está en aire.

Meade, retórica y tibieza

Y mientras se define una posición firme ante los embates del inquilino de la Casa Blanca de Washington, no de las Lomas de Chapultepec, el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, sigue dando tumbos con discursos que no convencen a nadie, convocando a nuevas inversiones, cuando él mismo habla de incertidumbre económica.

Ejemplo de ello fue su reciente aparición en la Sesión Ordinaria 2017 del Consejo Consultivo Empresarial para el Crecimiento Económico de México (CCECEM), en el Salón Panamericano de Palacio Nacional, en donde subrayó la necesidad de proteger la economía familiar, así como los procesos de inversión y empleo.

Y en ese tenor, enfatizó la necesidad de asegurar que las inversiones comprometidas se lleven a cabo: “Recién el sector privado hizo un anuncio en materia de inversión, nos gustaría construir con ellos un vehículo que nos permita, desde el sector público, asegurarnos que no haya un solo elemento que esté en manos del gobierno para que esas inversiones, efectivamente, se lleven a cabo”.

Meade Kuribreña destacó que el entorno internacional genera el riesgo de un menor crecimiento económico, por lo que es necesario reflexionar y tomar decisiones que de manera conjunta y coordinada ayuden a mantener la dinámica favorable de la evolución económica.
Ante los embates económicos del exterior, sólo retórica se ha escuchado y leído de las autoridades del Gobierno Federal.

Síganos en www.habitatmx.com . Escríbanos también a avargas@habitatmx.com
*Periodista

Share This Post

Post Comment