Puntales

Por Agustín Vargas

*Bancos, por un Infonavit que nos les compita

  • Innecesario ya el cofinanciamiento, afirman

 

  • No se les ha desplazado del mercado, revira Penchyna

 

  • Piden transparencia y honradez en licitación del gobierno de la CDMX

 

  • Alondra de la Parra, la mujer del año: CIBanco

 

  • Carlos Provencio apuntala a Crevolution 2018

Argonmexico / En 2017, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), que dirige David Penchyna Grub, instrumentó una estrategia para incursionar en el segmento de financiamiento de vivienda media. El objetivo aquí fue darle viabilidad financiera al complemento de pago de los trabajadores de menores ingresos.

La estrategia consistió en aumentar el monto de los créditos a los derechohabientes, quienes ahora pueden recibir hasta un millón 700 mil pesos de financiamiento para vivienda

A más de un año de que el Infonavit puso en macha esa estrategia, con mucho éxito, por cierto, los bancos ya se quejan, pues ahora dicen que han sido desplazados del mercado y piden al nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, replantear el rol del organismo de vivienda, pues su verdadero nicho, afirman, debe ser el financiamiento de vivienda social, o sea la de bajo costo.

La queja llegó la semana pasado en voz de Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, quien sin empacho alguno sugirió que el Infonavit deje de hacerle sombra a los bancos en el mercado hipotecario de los segmentos medio y residencial.  “Nos parece que sería muy afortunado si la nueva administración se plantea el rol del Infonavit”, dijo el representante bancario.

Para argumentar su petición Serrano dio a conocer algunas cifras. Precisó que el Infonavit ha recuperado participación al enfocarse en segmentos medios. De esta manera, mientras que en el 2016 originó 65,000 créditos y la banca 24,000; en el 2018, la proporción fue de 71,000 contra 20,000.

En monto originado en el 2016 en el Infonavit, de acuerdo con Bancomer, fue de 38,000 millones de pesos y los bancos 49,000 millones; mientras que para el 2018 la proporción fue de 50,000 millones contra 40,000 millones, respectivamente.

Aunado a ello, detalló la institución, con esta estrategia también han caído los cofinanciamientos, pues ante el aumento del monto del crédito por parte del Infonavit, deja de ser necesario el financiamiento conjunto.

“Nos parece que hay que cuestionarse si se requiere tener esta institución participando en un mercado donde no se aprecian fallas (medio y residencial), compitiendo con los bancos que tienen las tasas más bajas de la historia. Creemos que es un buen momento para replantearse el rol del Infonavit; no creemos que deba tener un rol en los segmentos medio-residencial, que son segmentos bien atendidos por la banca; el Estado debe tener alguna solución de vivienda para los sectores más pobres”, expuso Serrano.

Infonavit revira

Por supuesto la respuesta de David Penchyna, director del Infonavit, vino de inmediato e indicó que la ampliación del monto de su crédito se dio con el fin de continuar con el financiamiento a los trabajadores de más bajos ingresos.

“El que hoy el Infonavit atienda de mejor manera y se haya convertido en una alternativa para los trabajadores de 10 UMAS y más (a partir de 24,000 pesos mensuales), es la base para seguir financiando el patrimonio de los trabajadores que ganan 6.5 UMAS o menos (hasta 14,700 pesos al mes)”.

Indicó que la falla del mercado que resuelve el Infonavit se enfoca solamente en el financiamiento de aquellos trabajadores que por riesgo o condición salarial no son sujetos de crédito en ninguna otra instancia.

El Instituto recordó que tiene el mandato social de financiar el patrimonio de todos los trabajadores sin distinción. “Nuestra vocación histórica ha sido la de otorgar crédito a aquellos que no tienen ninguna otra alternativa de financiamiento”.

Asimismo, el Instituto precisó que en el segmento de trabajadores que ganan hasta 4 UMAS (9,800 pesos mensuales) se otorga más de 80% de las hipotecas, mientras que la banca comercial apenas tiene una participación de 3% en él.

En contraste, en el mercado hipotecario de 9 UMAS o más (para personas que ganan a partir de 22,000 pesos mensuales), la participación del Infonavit es de 16%, mientras que la de la banca comercial es de 80 por ciento.

Reiteró que con el nuevo plan de créditos del Infonavit el mercado hipotecario creció y demostró ser complementario a la actividad económica de la banca comercial.

“Juntos, (en el 2017) Infonavit y banca comercial financiaron, solamente en materia hipotecaria, 280,000 millones de pesos; en el 2018, la proyección marca 303,000 millones de pesos”.

También enfatizó que el producto del cofinanciamiento entre el Infonavit y la banca comercial se ha fortalecido. “Del 2017 al 2018 los productos que implican un cofinanciamiento Infonavit-banca comercial pasaron de un monto de 42,000 millones de pesos a 44,000 millones de pesos”.

Destacó que del 2017 a la fecha, el total del monto colocado por la banca comercial en crédito hipotecario creció, al pasar de 144,466 millones de pesos a 164,037 millones de pesos. “Lejos de contraerse, el mercado hipotecario tuvo un claro crecimiento”.

Como si no fuera suficiente esta argumentación, Penchyna remató a Serrano con el dato siguiente: El Infonavit colaboró de manera activa con BBVA Bancomer. “Los productos crediticios que el Infonavit y BBVA hicieron de manera conjunta crecieron a partir del nuevo plan de crédito  del Infonavit”.

Piden transparencia y honradez en licitaciones

Más le vale al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, que su equipo realice una limpia y transparente licitación de los vales de fin de año para los trabajadores de la dependencia, porque su próxima sucesora en el cargo Claudia Sheimbaum, no se tocará el corazón para solicitar castigo a quienes se les compruebe que hayan pactado cochupos con alguna valera para obtener el contrato.

Y es que estamos hablando de uno de los contratos más codiciados por las valeras, ya que se trata de vales de fin de año para más de 184 mil empleados que recibirán entre 9 mil y 12 mil pesos, es decir alrededor de mil 840 millones de pesos.

Lo que llama la atención, y también es un punto de alerta para el equipo de la próxima jefa de Gobierno, es que los administradores de Amieva todavía exijan que los vales sean de papel y rechacen los monederos electrónicos, lo que permite un manejo discrecional de los recursos.

Entre los favoritos para ganar esta licitación se encuentran Edenred, Sí Vale, Broxel y Sodexo.

Alondra de la Parra, la mujer del año: CIBanco

Sin duda, CIBanco se ha posicionado como una de las instituciones más responsables socialmente, porque además de ser el primer banco verde en México, se ha propuesto apoyar a causas nobles y a movimientos en favor de grupos vulnerables y reivindicativos.

Por lo pronto, informó que la gran artista Alondra de la Parra será galardonada por el Patronato Nacional de la Mujer del Año, que encabeza la empresaria Kena Moreno, con el apoyo del banco que preside el también empresario Jorge Rangel de Alba.

Para Rangel de Alba este reconocimiento fomenta el apoyo a la mujer mexicana, a la equidad de género en todas las actividades económicas y sociales y al reconocimiento a las mujeres que han realizado grandes aportaciones al desarrollo de país.

Con esto la gran directora de orquesta de música clásica, se suma a las más de 60 mujeres líderes y destacadas que desde 1960 han recibido este  galardón, entre ellas María Lavalle Urbina, Dolores del Río, Olga Sánchez Cordero y Yoloxóchitl Bustamante.

La entrega del reconocimiento será el 3 de diciembre en el Museo de Antropología de la Ciudad de México.

Carlos Provencio apuntala a Crevolution 2018

El que tuvo una destacada participación en el evento del año de las microfinanzas Crevolution 2018, fue el consejero delegado de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), Carlos Provencio.

Dio la bienvenida a los más de mil congresistas que asistieron para escuchar importantes disertaciones sobre las tendencias más actuales en cobranza legal y responsable, sistemas para favorecer el pago oportuno de las deudas por parte de los clientes de las instituciones especializadas en crédito.

Esto en representación de asociaciones como la Unifimex que preside el próximo presidente de la Comisión Nacional Bancaria y Valores (CNBV), Adalberto Palma, la APCOP que dirige Gonzalo García, la AMSOFIPO que comanda Guillermo Colín, y por supuesto de la AMFE, que preside Enrique Bojórquez y que concentra entidades financieras especializadas con una cartera de crédito por más de 450 mil millones de pesos.