Proyección de Cadena Perpetua Abrió Análisis Sobre Texto de Luis Spota

Por Dany García

*En la Cineteca Nacional, Epigmenio León comentó la cinta de Arturo Ripstein cuyo guión fue adaptado por Vicente leñero

Argonmexico / Luis Spota es uno de los escritores nacionales más leídos en México, un gran vendedor de libros por su narrativa muy asequible, fácil de leer, pero no por ello hecha a la ligera. Está bien construida, aseveró Epigmenio León Martínez, subdirector de Literatura y Autores de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Al participar junto con José Antonio Valdés en el marco de las Charlas sobre cine y literatura: Leñero, guionista, realizado en la Cineteca Nacional donde se exhibió el largometraje Cadena perpetua de Arturo Ripstein, México, 1978, basada en la novela Lo de antes del escritor Luis Spota, dijo que este trabajo literario no representa su mejor texto, pero es uno de los que registra mayores ventas.

Su talento literario no lo eximió de tener sus detractores que lo han calificado de “un fácil”, en “una tradición donde los grandes escritores han vendido poco. Las grandes obras no son best seller”. Uno de sus detractores fue Carlos Monsiváis quien no se expresó muy bien de él, pero “en general es un escritor que vale la pena leerse” y que goza de muchos seguidores.

León Martínez recordó que fue un escritor, periodista, un hombre de medios equiparable a Vicente Leñero, que gustó del cine clásico, la literatura policíaca, del cine negro, en un país con una gran tradición de escritores de este género.

Al referirse sobre el proceso de la adaptación del libro a la película realizado por Vicente Leñero, expuso que le agradó más el filme por estar muy bien realizado, en comparación con la obra literaria, porque explicó que la transferencia del personaje central que se hace de la novela a la película “es no solamente del personaje, sino del ser nacional”.

Es decir “habla de un personaje que desea transformarse, de un hombre que ha pasado por diversos centro penitenciarios y desea readaptarse, pero que Spota, en su obra, deja entrever que no es cierto”. Este es el hecho que “retoma el realizador Arturo Risptein con Leñero para hacer el guión, para hacer una crítica al “aparato de gobierno, al aparto gubernamental, al aparato judicial, al aparato ejecutivo.

“Si bien es cierto que son los policías los que están hostigando y empujando al Tarzán Lira para que regrese, para que sea un reincidente, en lo que siempre ha sido. En la novela se mencionan muchas veces a los partidos políticos y a los mismos políticos. Es decir, hay una corrupción permeable en la que el individuo necesariamente tiene que caer”.

Es una crítica a los poderes del aparato gubernamental que muestra que “estamos inmersos, hundiéndonos en esas porquería”, en un “aparto corrupto” donde terminamos mal. “Por ese eso es el cambio en el título. Ya no es lo de antes, es la Cadena perpetua, estamos condenados a eso por siempre”.

El filme realizado con guion de Vicente Leñero narra la historia de un empleado bancario, con antecedentes criminales, que se reencuentra con el policía que le extorsionaba. Viéndose obligado a delinquir de nuevo para satisfacerlo, la película denuncia la relación delincuencial de individuos orquestada por la policía de investigación.

Fue fotografiada por Jorge Stahl Jr., y contó con las actuaciones de Pedro Armendáriz, Narciso Busquets, Ernesto Gómez Cruz y Angélica Chain, entre otros. En la ceremonia del Premio Ariel de 1979 obtuvo los premios a Mejor película, Dirección, Coactuación femenina y Coactuación masculina.