Pide Teófilo Manuel García Corpus que Actividad Minera no Atente contra Pueblos Indígenas

Por José Luna

*Presenta iniciativa para reformar la Ley Minera y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Argonmexico / Con el objetivo de garantizar los derechos de los pueblos indígenas en los procesos de adjudicación de concesiones mineras y la protección del patrimonio ambiental de los ecosistemas ubicados en sus territorios, el diputado del PRD Teófilo Manuel García Corpus, presentó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar la Ley Minera y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

El legislador aseguró que con esto se pretende “que la actividad minera no atente contra la existencia de los pueblos indígenas, así como establecer mecanismos para que se garantice la preservación de sus tierras y territorios, así como los recursos, incluidos los minerales”.

Especificó que la iniciativa tiene cuatro ejes fundamentales: el primero, es adicionar un capítulo a la Ley Minera para garantizar el derecho de los pueblos y comunidades indígenas a la consulta libre, previa e informada con objeto de tomar acuerdos con la autoridad; el segundo es la derogación de los párrafos de los artículos 13 y 13 bis de la misma ley que establecen como condición para entregar una concesión minera a los pueblos indígenas que éstos, por lo menos, igualen la postura económica de las empresas que también compitan por la concesión, condiciones que de suyo son un contra sentido e insulto a los pueblos indígenas, porque debido a la pobreza e inequidad en que viven, nunca podrán igualar las ofertas económicas de las empresas.

Tercero, se propone una adición al artículo 42 para que se considere causa de nulidad de las concesiones o asignaciones mineras en territorios indígenas, la contaminación grave del habitad y recursos naturales de dichos territorios; y cuarto, adicionar un artículo, que será el 28 Bis de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, para establecer que la evaluación del impacto ambiental para las actividades mineras incluya componentes como el grado de afectación que dichas obras pueden tener sobre las formas de vida los pueblos indígenas y sus comunidades.

García Corpus indicó que la industria minera ha incrementado su participación en el desarrollo de nuestro país, porque el Estado procuró leyes, instituciones y políticas que fomentaron la explotación de esta riqueza.

Hoy el sector minero-metalúrgico en México contribuye con el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto Nacional, según el INEGI. Por otra parte, La Secretaría de Economía, informa que México ocupa el primer lugar en la producción de plata a nivel mundial y se ubica entre los 10 principales productores de 16 diferentes minerales.

En la actualidad cerca del 30 por ciento del territorio mexicano se encuentre concesionado a empresas mineras extranjeras, la mayor parte de capital canadiense.

En 2016, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que en el país hay 635 lugares contaminados, los cuales son principalmente ríos y lagos, esto resultado del mal manejo de residuos tóxicos derivados por actividades mineras.

El diputado del PRD aseveró que “en los pueblos indígenas el daño ha sido muy grande; las empresas mineras destruyen sus territorios, ocupan sus tierras por medio de concesiones sin consultarles ni explicarles los usos que se les darán ni los efectos secundarios que de ello derivarán, como la contaminación de los mantos freáticos, del suelo agua y del medio ambiente, la destrucción de sus espacios sagrados, espirituales y culturales, y en general la pérdida de control de los espacios vitales para su existencia”.

Agregó que “el Estado mexicano no ha cumplido su obligación de garantizar el goce de los derechos de los pueblos indígenas reconocidos en los tratados internacionales de los cuales forma parte, que como ha quedado de manifiesto anteriormente, son violentados con la actividad de la industria minera. Así que de mantener una legislación minera como la actual que deja en indefensión a los pueblos indígenas significa agravar la problemática y desigualdad social de México”.

Por lo anterior, García Corpus hizo un llamado a sus compañeros legisladores, “para que seamos conscientes de la situación en la que se encuentran nuestras comunidades indígenas, ante la lucrosa industria minera y que por medio de mecanismos legales garanticemos sus derechos ya que es la consigna de los que hoy son mayoría en este congreso, luchemos por la igualdad y el bienestar de nuestros pueblos indígenas”.