Pide senadora Mariana Gómez combatir con eficacia el narcomenudeo instalaciones universitarias

*   Pide a las autoridades federales, de la CDMX y de la UNAM, brindar a estudiantes y docentes garantías para su seguridad dentro de las instalaciones docentes

Mariana Gomez del Campo

El Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) debe implementar estrategias de seguridad eficaces para combatir el narcomenudeo en sus instalaciones e inmediaciones y brindar a la comunidad estudiantil y docente garantías para su seguridad, en coordinación con las autoridades universitarias y el Gobierno federal, y con respeto a la autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), demandó la senadora Mariana Gómez del Campo Gurza.

Asimismo, la senadora panista manifestó que es necesario impulsar políticas y acciones que desarticulen las células delictivas que se han infiltrado en universidades y centros de estudio.

En un punto de acuerdo enlistado en la sesión de la Comisión Permanente, la legisladora afirmó que es lamentable lo que se ha informado en medios de comunicación respecto a una célula delictiva, de por lo menos 20 sujetos, que opera la venta de droga dentro de las instalaciones, mediante maletas deportivas, donde cargan las drogas y las distribuyen de forma cotidiana.

Gómez del Campo Gurza señaló que los propios estudiantes de esa institución han declarado que los presuntos vendedores de drogas son respaldados por personal de seguridad dentro de las instalaciones, quienes en complicidad dejan que laboren sin preocupación alguna.

Además, de acuerdo con las notas periodísticas, las ganancias pueden llegar a ser de 100 mil pesos diarios, así como que las autoridades federales han identificado que los principales operadores, tienen estrecha relación con el Cartel de Tláhuac, refirió la legisladora.

Incluso, agregó, el Rector de la Universidad, Enrique Graue Wiechers, reconoció que es “innegable que el narcomenudeo existe en las instalaciones y que contra los ‘narcomenudistas’, se inició, desde hace cerca de un año, una serie de investigaciones para detener a vendedores y distribuidores de estupefacientes”.

Gómez del Campo Gurza señaló que las operaciones de células de narcotráfico en la CDMX se han expandido a diversos puntos, entre las que destacó, además de Iztapalapa y el Centro Histórico, las colonias Condesa, Anzures, Interlomas y Santa Fe, lugares en donde, o bien se extorsiona a empresarios, o se refugian y operan líderes de carteles de la droga.

“Tan solo en los últimos nueve años se han logrado detenciones de importantes personajes del mundo criminal en esta zona de la Ciudad de México, pues de acuerdo con informes sobre la reciente detención de Dámaso López Núñez, ‘El Licenciado’, uno de los domicilios en la Ciudad de México que ocupaba era el departamento 1803 de la Torre Oriente, en el conjunto residencial Gran Santa Fe”, detalló.

Agregó que casas y departamentos en fraccionamientos y zonas residenciales en otras zonas de la capital del país también han sido utilizadas como hogar y guarida de narcotraficantes de alta peligrosidad.

Tal es el caso de la Delegación Tláhuac, dijo, donde, de acuerdo con las autoridades capitalinas, opera un grupo criminal de “narcomenudistas” que ha crecido durante la actual administración de la Jefatura Delegacional.