Pide PAN Aplicar IVA y Aranceles a Productos Lácteos Importados

margen*Entra la SEP a la Protección de Menores Usuarios del Ciberespacio

argonmexico.com / Si la Leche es poca, hay que producirla más en MéxicoTras la reciente acusación lanzada en San Lázaro por el priista Jorge Rojo García de Alba, de que la indolencia oficial ha generado creciente desabasto de leche en el país, y que hasta se importen sueros lácteos destinados a los animales, para elaborar alimentos de consumo nacional; el PAN pide suspender el abasto y rehidratación de leche en polvo, y que se le apliquen IVA y otras medidas arancelarias, para rescatar a la industria lechera nacional.

 

Mediante un punto de acuerdo presentado este jueves, el diputado panista Ricardo Sánchez Gálvez plantea exhortar al Ejecutivo Federal para que, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, Liconsa reoriente el Programa de Abasto Social de Leche Subsidiada por el de leche fresca, y suspenda el abasto y rehidratación del lácteo en polvo, para elevar la producción nacional.

Vale anotar que nuestro país es el quinto importador de leche, y cerca del 30 por ciento del consumo total es traído principalmente de Nueva Zelanda, Irlanda, Uruguay y Argentina. Dichas importaciones han colocado a 220 mil lecheros nacionales en una situación crítica, y eso puede empeorar si no se pone un freno a los 5 millones de litros de leche rehidratada adquirida por Liconsa.

El legislador expuso que durante el sexenio pasado, la captación que realiza Liconsa respecto de la producción nacional de leche pasó de 0.26 por ciento en 2000 a 4.47 en 2006. Pero dicho incremento es insuficiente dado el crecimiento del sector, por lo que urgen políticas y acciones adicionales que coadyuven a su reactivación y protección.

Destaca que el punto de acuerdo pide además al Ejecutivo que, a través de la Secretaría de Economía, fije un arancel temporal sobre la importación de leche deshidratada, exceptuando lo establecido en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con la finalidad de coadyuvar a la estabilización del mercado nacional de leche.

También propone que esa secretaría elabore un estudio sobre la viabilidad y repercusiones económicas y jurídicas de implantar una cuota compensatoria o tasa arancelaria a la importación de leche en polvo, a fin de coadyuvar al crecimiento, sustento y rescate de la industria lechera nacional.

Asimismo, el documento de la proposición exhorta a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, a que analice la viabilidad de gravar con el Impuesto al Valor Agregado las fórmulas lácteas importadas. Ante esa grave pérdida de la soberanía alimentaria, y el acoso de la crisis económica, siempre es mejor reimpulsar la producción nacional que la de fuera…

Niños, no den informes particulares en la web… El intervenir en el Foro “Protección para menores en Redes Sociales”, el secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, alerta que ante los riesgos que implica el que menores puedan dar información personal o privada, pide un “proceso de educación” más allá de que se pueda “normar” a la Internet.

Y sí, la necesidad de socializarse de los niños, lo cual les resuelven las redes sociales, conlleva riesgos de vulnerabilidad porque al exponer su información privada, los “transgresores de la ley”, se allegan de esos datos para sus prácticas al margen del derecho. “Hay hostigamiento en línea y trata o explotación sexual; aparte de que vía la Internet se registran fraudes y robos de identidad que desencadenan un problema “complejísimo”.

Por esto, dispuso que la SEP coadyuvará a que se informe a los niños sobre los riesgos del uso de la Internet. Hay que advertir a niños y jóvenes que el distribuir pornografía, acoso sexual, discriminación, promoción del odio racial, difamación o violencia, “son ilegales y están penados por la ley”.

E informarles los mecanismos de protección y las responsabilidades “civiles, penales o administrativas que existen cuando se vulneran derechos propios o de terceros en la red”.

De su lado, la SEP promueve en cuarto año de primaria la firma del “Contrato de Código de Conducta en línea”, que se suscribe entre el menor y sus padres. Les pide mantener pláticas continúas para conocer las reglas de la web, los sitios a los que pueden contactar y cuánto tiempo estar en línea.

El contrato específica que nunca deben dar información personal, como: dirección particular, número de teléfono, dirección o número de trabajo de sus padres, números de tarjetas de crédito o el nombre y ubicación de su escuela, al igual que nunca dar contraseñas ni a sus mejores amigos, ni acordar citas sin el permiso de sus padres.

Pidió la educación con los menores, porque “cuando utilizan el ciberespacio” con cierta inocencia empiezan a llenar los huecos en las páginas, y esto propicia un nivel sin precedente de divulgación de información personal”, como fotografías, números de teléfonos, domicilios, datos patrimoniales y lugares que visitan.

De acuerdo a las cifras con que cuenta la SEP, en nuestro país hay más de 27 millones de usuarios de la Internet, de los cuales, casi el 30 por ciento tiene entre 12 y 17 años de edad.

Y aun cuando algunos aducen que los infantes corren menos peligro ante los pedófilos, porque se conforman con observarlos de manera lasciva; en tanto que los pederastas buscan entablar relaciones sexuales con los menores; nadie puede negar que todos peligran de caer en las garras de esos enfermos. Ante esos graves riesgos, vale retomar el antiguo aviso: ¡ojo, mucho ojo, y cuéntaselo a quien más confianza le tengas!…

Comentarios: jarizmx@yahoo.com.mx y politicaargon@gmail.com

Deja un comentario