Pide Morena Resover con Prontitud y Juscticia

 De la Redacción / Argonmexico 

Ante el incendio ocurrido el pasado 8 de marzo, que acabó con la vida de 38 niñas del Hogar Seguro La Virgen de la Asunción, en Guatemala, el grupo parlamentario de morena en la Asamblea Legislativa demandó al Senado de la República exhortar al gobierno de ese país a resolver este caso con prontitud y justicia.

 

Mediante un Punto de Acuerdo, el diputado Paulo César Martínez López advirtió que este penoso suceso se suma a las mayúsculas cifras de violencia de género y feminicidios que ocurren en ese país.

 

El legislador lamentó que el mismo día en que las naciones se pronunciaron por eliminar la violencia en contra de las mujeres, un crimen horrendo cobró la vida de 38 niñas y adolescentes que, además, eran víctimas de explotación sexual y laboral en el supuesto refugio.

 

Destacó que el hogar ubicado en San José Pinula, a las afueras de la capital guatemalteca, retenía aproximadamente a 800 personas en un sitio con capacidad para 400. E incluso, agregó, las niñas adoptadas víctimas de violencia convivían con personas con antecedentes delictivos.

 

Ante estos abusos e irregularidades, explicó Martínez López, 60 infantes decidieron escapar por barrancos, pero sólo 19 lo lograron, mientras el resto fue devuelto al refugio y encerrado bajo llave.

 

Para llamar la atención, las niñas prendieron fuego a las colchonetas, pero autoridades y trabajadores del lugar hicieron caso omiso de su llamado, nunca abrieron las puertas y el fuego terminó, de manera inmediata, con la vida de 18 infantes, 20 más perecieron en hospitales y 30 resultaron con quemaduras.

 

Este suceso, señaló Paulo César Martínez, no es, como lo explica el gobierno de Guatemala, una tragedia o una coincidencia con daño colateral, si no el resultado de una sistemática falla del Estado y de sus instituciones en la atención de personas en situación de vulnerabilidad.

 

Las autoridades, expresó el diputado de morena, deben actuar con justicia para que este drama no quede impune y se castigue con todo el peso de la ley a los responsables.

 

Las mujeres guatemaltecas, como todas, concluyó Paulo César Mártínez, tienen derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todas sus garantías individuales, así como de las libertades consagradas en la Constitución Política de la República de Guatemala y en los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos.