Pasajes del Poder Sindical y de Caídas en México

Jaime Arizmendi

argonmexico.com / ¡El que Entra a la Iglesia, Aguanta la Misa!… Quienes trepados en alguna dirigencia gremial se han dejado envolver por los reiterados elogios de sus “ayudantes” como la clásica pregunta del primero: ¿qué hora es? Y la consecuente respuesta de los “vasallos”: “la que usted ordene mi líder”, se marean. Se asumen imprescindibles, intocables y hasta se desentienden de los mensajes enviados desde la cúpula del poder. Regularmente, terminan destronados.

Tal fue el devenir del dirigente del magisterio nacional, Manuel Sánchez Vite quien, autonombrado dirigente vitalicio, durante casi dos décadas mantuvo bajo su férula al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. La factura le fue cobrada cuando lo derrocaron abruptamente las huestes encabezadas por su exsecretario particular, Carlos Jonguitud Barrios, quien dirigía “Vanguardia Revolucionaria”, corriente que había creado paralela al poder del hidalguense.

 

Pero la historia se repitió en el caso del propio Jonguitud Barrios. En 1989, durante el primer año del mandato presidencial de Carlos Salinas de Gortari fue liquidado de la dirigencia “vitalicia” del SNTE por una de sus colaboradoras más cercanas, la profesora Elba Esther Gordillo quien enseguida se entronizó en el mando del organismo magisterial con el firme respaldo de Los Pinos.

Hernandez GaliciaMeses atrás, casi en el umbral del Presidente Salinas se registró el llamado “quiñazo”. Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, duró varias décadas como dirigente “moral” del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, posición desde la cual designaba candidaturas a senadores, diputados y alcaldías.

Su gran error fue poner a prueba su poder cuando al entonces candidato presidencial del PRI, Carlos Salinas de Gortari, le reprochó representara un proyecto de gobierno neoliberal privatizador. Incluso se dijo que desde las arcas del sindicato petrolero salió el financiamiento para las campañas de candidatos del opositor Frente Democrático Nacional.

Sin embargo, 40 días después de haber asumido la Presidencia de la República Salinas de Gortari, precisamente el 10 de enero de 1989 ocurrió la “vendetta”: policías federales apoyados por elementos del Ejército Mexicano capturaron y encarcelaron al hasta ese día “guía moral” del sindicato petrolero.

A “La Quina se le acusó de acopio de armas y de haber incidido en la muerte de un servidor público que formaba parte del operativo que lo aprehendió en la casa de Hernández Galicia. Por ello, fue condenado a 35 años de prisión por homicidio y posesión de armas de uso exclusivo del ejército. Salió libre en 1997.

Tras su aprehensión fue relevado en la dirigencia del sindicato petrolero por uno de sus anteriores colaboradores, Jorge Romero Deschamps, quien desde entonces mantiene el control del organismo gremial.

Napoleon GomezEn el 2006, el gobierno del panista Vicente Fox le negó la toma de nota a Napoleón Gómez Urrutia como dirigente del sindicato minero, cargo al cual accedió como la herencia que le dejó su padre Napoleón Gómez Sada.

Aunque sus seguidores han sostenido que la justicia mexicana lo persigue por haber rechazado los reportes oficiales en torno a la tragedia de la mina de Pasta de Conchos, donde murieron 65 mineros; las autoridades han aducido que Gómez Urrutia enfrenta averiguaciones previas por el presunto desvío de 55 millones de dólares que nunca le llegaron a los sindicalizados beneficiarios.

Aunque en la actualidad Napoleón Gómez radica en Vancouver, Canadá, y cuenta con una ficha roja emitida por la Interpol; desde allá dice mantener el control del sindicato que presume lo ha reelegido como secretario general. En tanto, la mina más grande de México y tercera a nivel mundial, la de Cananea, Sonora, permanece cerrada por el conflicto minero.

El asunto del Sindicato Mexicano de Electricistas cobra notoriedad a partir del 16 de junio pasado, cuando tras la votación interna para renovar a los titulares de la Secretaría General y 12 despachos más, un grupo disidente acusa a Martín Esparza Flores de haber cometido fraude en el proceso para reelegirse en la Secretaría General.

Su antes tesorero en el comité Central, Alejandro Muñoz, encabeza la corriente Transparencia Sindical y crea la Planilla Verde opositora y monta su campaña en acusar de “enriquecimiento ilícito”. Además denuncia que a la hora de sumar los votos, según las listas de sufragantes manejadas por los martinistas aparecen hasta firmas de extrabajadores fallecidos.

Trabajadores de Luz y FuerzaEn consecuencia, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social anuncia el 5 de octubre que “por inconsistencias en la elección” no se otorga la toma de nota a Martín Esparza. Cinco después, el gobierno federal anuncia la liquidación de Luz y Fuerza y la extinción del organismo paraestatal.

Lo demás, es lo que se ha difundido en los días subsecuentes. A las explicaciones que motivaron la decisión se han sumado no sólo el Presidente de la República y los secretarios ligados al proceso, sino hasta gobernadores panistas y priistas, como legisladores del PAN, el PVEM y el PRI.

Por la mañana de este martes, Los Pinos dio a conocer que el presidente Felipe Calderón se reunió en la casa presidencial con gobernadores priistas y la dirigente nacional de ese partido, Beatriz Paredes; al igual que legisladores del mismo instituto político, ante quienes expuso su decisión de extinguir a Luz y Fuerza del Centro.

Más tarde, durante la sesión plenaria de la Cámara de Diputados tuvo lugar un debate en torno a la propuesta de legisladores lopezobradoristas para que se emprendiera una controversia constitucional contra la extinción de Luz y Fuerza del Centro. Al contar con sólo 36 votos a favor, fue enviada a la Junta de Coordinación Política para que la estudie y valore si puede ser votada por el pleno. Lo que sí es un hecho es que no habrá reversa y, con que no nos dejen sin luz. ¡A otra cosa, mariposa!…

Comentarios: jarizmx@argonmexico.com y politicaargon@gmail.com

Deja un comentario