Para Simular Pruebas de Choque Crean en IPN Sistema Tridimensional

Para Simular Pruebas de Choque Crean en IPN Sistema TridimensionalPor Mario Iván Bautista

Argonmexico.com / Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema informático tridimensional que permite simular pruebas de choque y evaluar la calidad de los  vehículos sin necesidad de perder unidades, debido a que la industria automotriz tiene que cumplir con ciertos estándares de calidad y requiere de múltiples pruebas antes de poner a la venta sus unidades.

 

Se trata de un sistema denominado Tlacotzontli  (Diosa del cuidado del viajero, en la cultura mexica), trabajo con el cual los alumnos de la Escuela Superior de Cómputo (ESCOM), Edgar David Valencia Gallardo, Luis Edgar Cosío Martínez y Luis Sánchez Álvarez, obtendrán el título de Ingenieros en Sistemas Computacionales y pretenden contribuir a generar ahorros significativos en el sector automotriz.

Cosío Martínez señaló que para elaborar este sistema fueron asesorados por los catedráticos e investigadores de la ESCOM, David Araujo Díaz y Jesús Alfredo Martínez Nuño, y se tomaron en cuenta las especificaciones del  Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos (Euro NCAP, por sus siglas en inglés), con el propósito de garantizar la calidad de los automóviles y contribuir a mejorar la seguridad de los pasajeros.

Explicó que para diseñar el modelo de un automóvil en tercera dimensión se requiere contar con los planos del vehículo, a fin de tener todos los detalles posibles y efectuar  la simulación en realidad virtual.

Valencia Gallardo refirió que una vez que se tienen los planos del vehículo, se toman fotografías vectoriales (superior, inferior, trasera y laterales) como puntos de referencia para comenzar a construir la carcasa a base de diminutos polígonos. “La construcción se lleva a cabo mediante la unión de los polígonos, punto por punto, hasta completar la malla y, posteriormente, se forra la estructura con distintas texturas; enseguida se hacen las simulaciones y las deformaciones que generan los impactos”, precisó.

El joven politécnico puntualizó que el sistema realiza los tres tipos de pruebas que establece el Euro NCA. “El impacto frontal es de tipo descentrado (off-set) y se realiza a 64 kilómetros por hora (40 millas por hora) contra una barrera deformable, mientras que el impacto lateral estándar se realiza a 50 kilómetros por hora (30 mph) contra una barrera móvil”.

La prueba complementaria de impacto lateral contra un poste para medir la protección de la cabeza del conductor se realiza a 29 kilómetros por hora (18 mph), moviendo la plataforma sobre la que se sitúa el automóvil contra una bola metálica. Las pruebas de protección de peatones se realizan a 40 kilómetros por hora (25 mph), explicó.

Luis Sánchez Álvarez indicó que una vez terminados los modelos es posible rotar, acercar y mover los objetos, con el propósito de que el usuario los aprecie desde diversos ángulos.

Añadió que la simulación de los impactos puede realizarse a distintas velocidades y distancias, con base en la rigidez de los materiales en los que se impactan las unidades. “El desperdicio de automóviles en este tipo de pruebas es muy grande, porque para comprobar el resultado de los impactos se hace la misma prueba varias veces”, señaló.

Los jóvenes politécnicos subrayaron que para dar el efecto de video a este sistema tridimensional se toman a los vehículos alrededor de 50 a 80 fotos desde diferentes ángulos, las cuales se pasan en uno o dos segundos con el propósito de recrear el momento del impacto para que el usuario pueda apreciar la deformación causada por el choque.

Señalaron que además de aplicar sus conocimientos en programación, fue necesario emplear la física y la realidad virtual, lo cual pone de manifiesto que para llevar a cabo este tipo de desarrollos no basta con lo que aprendieron en el aula, sino que necesitan tener una visión amplia para conjuntar otras disciplinas.

 

Deja un comentario