Paquete Fiscal 2010; Casi Último Viaje del PAN y el Gobierno

almargen*Extitulares de Hacienda: Clave, Promoción de Empleos

argonmexico.com / Como si fuera su último camión, el PAN y el gobierno se lanzan en una cruzada para conseguir la aprobación de su proyecto fiscal 2010, con todo y su 2 por ciento de impuesto para la pobreza. Pasa o pasa, sentencian los dirigentes panistas César Nava y Josefina Vázquez al advertir que no hay Plan B; aunque bien pudiera ser culpar al PRI del bloqueo.

En un año como el 2010, cuando se elegirá a 10 de los 32 mandatarios del país, y será la antesala política de la elección presidencial del 2012, para los partidos es indispensable tener en acción una política social vistosa, máxime si está concentrada en la lucha contra la pobreza.

En estudios de panistas, cuyos resultados confirman previsiones de analistas políticos, un motivo de peso para la votación en contra del PAN el 5 de julio pasado, se concentró en el malestar social porque los candidatos de Acción Nacional se dedicaron a echarle leña al fuego y atacar al PRI y sus aspirantes a puestos de elección popular, con el argumento de su presunta vinculación al narcotráfico, para enseguida resaltar el compromiso y los grandes avances del gobierno calderonista en esa materia.

Entre las grandes preocupaciones de la mayoría de los mexicanos, ciertamente se encuentra el crimen organizado, el narco concretamente; pero en el primer lugar estaba, está, y con seguridad continuará ahí, el tema de la crisis económica, el desempleo, la falta de dinero para comer tres veces al día, como de medicamentos para mantener la salud, así sea de manera precaria.

Luego entonces, aunque el Consejo Nacional del PAN, en voz de César Nava asegura que los gobernadores del PRI, con todas sus artimañas fueron los responsables de la debacle electoral del panismo, les quedó en claro que la falta de respuesta ante la principal preocupación social por la economía, dio al traste con su proyecto y por ello perdieron cinco de las seis gubernaturas en juego, así como la mayoría en la Cámara de Diputados.

navaEs evidente que al avanzar el deterioro en la calidad de vida de la mayoría de los mexicanos, esto desbordará el año entrante, y cualquier plan de mejoría electoral del partido gobernante en México, el PAN, se vendría abajo sin un acicate, un proyecto que muestre la gallardía del Presidente de la República y los héroes panistas, en la salvaguarda del estómago y la vida de 20 millones de marginados alimentarios y 50 millones de pobres en general.

Resalta ese objetivo por el interés mostrado en la aprobación tal y como está del paquete. Las posibilidades reales de éxito, son dudosas, porque aunque los legisladores federales aprobaran la aplicación del 2 por ciento de impuesto para el combate a la pobreza, tal y como fue etiquetado publicitariamente, de todos modos no alcanzaría ese dinero en un solo año para darles de comer tres veces al día a esos 20 millones de marginados de la alimentación, y menos asegurará empleo a quienes no tienen o lo han perdido, de entre esos 50 millones de pobres. Eso está claro.

Lo que importa para un gobernante en un escenario así, es mostrar su voluntad conjuntamente con la de su partido, para accionar y emprender una cruzada para abatir el sufrimiento de esos millones de mexicanos empobrecidos, lo cual, si se es realista, en los hechos no ha sido posible en 15 años de comercio globalizado; por lo tanto, no puede esperarse ocurra en el 2010, con los recursos del 2 por ciento de impuesto etiquetado.

Para el PAN y el gobierno federal no hay Plan B, o sale o sale el paquete fiscal. Con ese objetivo, se ha intensificado su promoción publicitaria en medios de comunicación electrónica. Se insiste que de no aprobarse, millones de mexicanos se quedarán sin comer.

Promover empleos, es la vía… Hay razones de seguridad nacional en la atención o no del crecimiento de la marginación, pero aunque desde las esferas oficiales se insiste que no hay otra que aprobar su plan fiscal, el pasado 3 de octubre, tres exsecretarios de Hacienda expusieron lo contrario, y alertaron que el crecimiento del desempleo prende los focos rojos de estallidos sociales en México.

En ello coincidieron el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, Jesús Silva Herzog y David Ibarra Muñoz, todos en su tiempo encargados de enfrentar tremendas crisis económicas, devaluaciones, suspensiones de pago de deudas; conocen de causas y soluciones.

ortizDurante un programa de TV UNAM transmitido ese día, resaltaron la urgencia de incentivar la inversión, pero no la especulativa, aquella con la que se juega en la bolsa de valores, se ganan enormes cantidades, y se acumulan o se llevan al extranjero. Lo requerido es la inversión productiva; es decir, para crear empresas, industrias; realización de obras públicas, todo lo cual impulsa la creación de empleos, única acción real y de fondo contra la pobreza.

Aducen que México es considerado el más afectado por la crisis económica en el mundo, porque naciones como Estados Unidos, Alemania, Brasil, India, tomaron medidas a tiempo para afrontar los estragos de la turbulencia financiera y luego incluso redujeron impuestos para incentivar la inversión productiva.

Pero además, respaldaron la concesión de créditos para empresas con problemas financieros, con tal de que no se perdieran puestos de trabajo, y capitalizaron empresas estatales, también con el propósito de incrementar la oferta de plazas de trabajo, sobre todo en obras públicas.

Pero desde México, parece que las cosas se ven al través de un cristal empañado; sería muy conveniente le dieran una limpiadita.

No habrá “Fast Track” en San Lázaro El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, descarta que en la actual legislatura haya aprobaciones “al vapor” y se privilegiará el análisis de cada una de las reformas propuestas, y el diálogo con las otras bancadas.

rojasAdelanta que cuando sea necesario, de acuerdo con los intereses generales del país, es probable que el PRI “tenga que hacer uso de la mayoría construida con sus aliados”. Y plantea que el tricolor fortalecerá la autonomía del Poder Legislativo en la toma de decisiones, con base a acuerdos y análisis de las iniciativas fundamentales con las demás fracciones parlamentarias.

Rojas asentó que después de que se aprobaron por unanimidad las comisiones ordinarias, el PRI mantiene un equilibrio en su distribución no sólo numérico sino político, lo que les permitirá procesar los acuerdos fundamentales con las demás fuerzas políticas de San Lázaro.

Comentarios: jarizmx@argonmexico.com y politicaargon@gmail.com

Deja un comentario