Palabras del Jefe de Gobierno de CDMX, José Ramón Amieva Gálvez, Encabezar Presentación de Declaratoria de Patrimonio Cultural Tangible de Ciudad de México Conjunto Escultórico que Integra “Ruta de Amistad”, en Escultura “Torre de Vientos”.

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico / Muchas gracias. Muy buen día para todas y para todos.

Obviamente, el día de hoy presenciamos lo que significa el mensaje artístico, a través de un conjunto escultórico y la incorporación de la riqueza urbana para una ciudad.

—Luis, mencionabas que el día de hoy le vamos a dar formalidad a un acta de nacimiento para la “Ruta de la Amistad”—, yo diría que esta acta de nacimiento va a acompañada de un conjunto de derechos.

De un conjunto de derechos que asiste a este proyecto para su conservación, para la preservación de la memoria histórica, para la difusión del mensaje que implica todo el concepto porque estamos hablando de algo único.

El haber generado un concepto que sea reflejo de un mensaje de amistad y paz, obviamente, sigue trascendiendo y, sobre todo, la interacción que se debe de tener a través de quienes tienen, como hemos visto, el interés de difundir y los órganos de gobierno que deben de generar las políticas públicas para su larga preservación y difusión.

Reitero, en su momento, pues si no existió algún acto formal, ya forma parte de nuestra identidad; forma parte de lo que significa para nosotros como ciudad la Ruta.

Para mí el estar en esta “Torre de los Vientos” que muchas veces uno transita, la ve, pero tener además un guía de lujo, conocedor experto como es el señor embajador de la República de Uruguay en México y conocer cuál es el mensaje que un artista tan relevante para Uruguay y para el mundo, como es el maestro Fonseca, quiso plasmar en cuanto a las costumbres, en cuanto a la comunión de conceptos que, señalábamos, en un conjunto escultórico y, en concreto, en esta obra escultórica, no resulta para nada recargado.

Podemos tener un concepto desde el interior, un concepto viendo la familia, un concepto viendo las crecidas de agua como en el antiguo Egipto. O sea, es algo que merece mucho la pena continuar.

Y el esfuerzo que se ha tenido por parte de la Secretaría de Cultura de la Ciudad para declarar como Patrimonio Cultural Tangible todas las representaciones vivas, existentes de una forma de pensamiento y de comunicación que está vigente y continuará vigente por muchos años, pues lo que implica es generar ese esquema de derechos.

Felicito a todas y a todos quienes están presentes; primero, como promotoras, promotores, pero segundo, como testigos de este acto, que es un acto representativo para el gobierno.

De verdad los felicito por todo el interés, por toda la entrega. Decirles que se vienen a la memoria muchísimas escenas, muchísimas acciones que han transcurrido en esta ciudad y que este conjunto escultórico las ha vivido y además siendo parte de ello.

Hay proyecciones importantes: la primera, ya lo señalaba Luis, probablemente ya ir generando el tema de la reubicación de estas dos esculturas que tendremos que buscar, pero yo siempre aprovecho que el maestro Eduardo Vázquez le gusta los retos, y creo que podríamos generar una acción importante como gobierno planificándola desde ahora y con la participación, reitero, de todas y todos ustedes.

¿Por qué no incluimos una ruta de Turibus que involucre la “Ruta de la Amistad” y que pueda ser conocido? —digo señor embajador, obviamente, usted tendrá que asignar a alguien que nos vaya capacitando, porque es parte de la voluntad de todos—, pero creo que sería importante para nosotros como ciudadanos, como habitantes de la Ciudad de México lo conocemos, pero creo que sería algo maravilloso.

Porque el día de ayer tuvimos la oportunidad de estar con los atletas olímpicos, una olimpiada deportiva, aquí el concepto fue una olimpiada cultural.

Se seleccionó a quienes tenían un mensaje y una forma, una visión y, a través de su talento artístico, fueron complementando el concepto. Reitero, el concepto aquí es algo verdaderamente trascendente.

Y esta olimpiada cultural va a seguir rememorándose. 50 años es un, digamos, un corte cronológico nada más, pero aquí vamos a dar continuidad a la riqueza de pensamiento, a la filosofía de comunicar la amistad, la paz y, sobre todo, el talento de quienes participaron en su diseño, en su ejecución: al arquitecto Ramírez Vázquez, a Mathias Goeritz, a todos los artistas que, de manera individual estuvieron aquí y que en conjunto.

Me imagino si estuvieran acompañándonos dirían: “miren, aquí sigue presente un legado, pero no es un legado personal es un legado urbano y artístico para la ciudad y para el mundo”.

Entonces, continuaremos en ello. Esperamos, obviamente, continuar con su participación, con su voluntad.

—De verdad, maestra Nuria, muchas gracias porque usted tiene esa virtud de mostrar, de comunicar lo maravilloso que es el patrimonio urbano de una ciudad; lo ha hecho, nos hemos quedado maravillados con las explicaciones que hemos escuchado de Luis, del maestro Vázquez, de usted. De verdad, gracias por darnos la oportunidad cada vez de admirarnos más del talento y de la riqueza creativa de los artistas que conformaron y de quienes lograron hacer esta “Ruta de La Amistad”; muchas gracias—.

Y vamos a declararla, ¿verdad?, —como siempre, maestro Eduardo, que pasemos todos a la firma, a la declaración, creo que hay espacio para todas y todos y que podamos hacerlo—.

Muchas gracias por su atención.