Oscura Transparencia

aorve-zeferino-okPor Alfredo López Rosas

argonmexico.com/ En el año de 1999, el PRI, en forma contundente, perdió por primera vez la presidencia de Acapulco, que por 70 años de gobierno, mucho tuvo que ver con esa derrota la manera de ejercer el poder público el doctor Manuel Añorve Baños, de quien su proceder político es predecible, no aprende de sus errores de aquella oportunidad que recibió del entonces gobernador, su primo, Angel Eladio Aguirre Rivero.

La ironía desgatadas del presidente no es suficiente para desplazas la petición de transparencia en las obras de gobierno que solo su élite de la corte observa como de alta necesidad y que en sus prioridades en la sociedad acapulqueña jerarquiza en la construcción del Paso Elevado “Bicentenario”, de suma importancia por encima de la inseguridad, la falta del agua, el ambulantaje invasión progresiva. Para el presidente de 10, lo más importante son los vehículos, que así sea.

El 8 de febrero de este año en el Hotel Crowne Plaza, Añorve Baños anuncia la magna obra El Paso Elevado “Bicentenario” en la avenida Cuauhtémoc, que tendrá un costo de 140 millones de pesos, incluidas obras inducidas, nos dejé muy claro: “No arreglará el problema de vialidad sólo resolverá los nudos en esa vía y habrá más velocidad a la salida de los vehículos que van hacia el Centro o a Las Cruces”.

El ganador de la licitación me abrió la memoria de los acontecimientos 1998 cuando Manuel Añorve Baños era presidente interino y de su actuar en el Huracán Paulina, me mantengo pensativo en la empresa que hará el polémico paso elevado Bicentenario es la misma constructora que trabajo en el Fideicomiso “Huracán Paulina”, “GRUPO CONSTRUCTOR SEPSA, S. A DE C. V. de la ciudad de México, hay quienes creen en las coincidencias y en la legalidad de las licitaciones.

La transparencia y la redición de cuenta de  un mil 149 millones de pesos, nunca llegó. En las cuentas de La Cruz Roja Mexicana, se habían depositados ocho millones 117 mil 532.82 pesos, y 935 mil 378 dólares más en cuentas similares de Los Ángeles y Nueva York, todas con la consigna de que estos recursos fueran canalizados de inmediato al Fideicomiso Huracán Paulina pro Reconstrucción de Acapulco siendo presidente de Acapulco en 1997 el hoy presidente Manuel Añorve Baños y del Fideicomiso Cesar Bajos Valverde, recursos que no fueron transparentados.

Por que se extraña el actual presidente de Acapulco, que los ciudadanos pidamos transparencia en la obra que ya se ha iniciado con vació de información y que apelamos a nuestro derecho ciudadano de ser informados, más cuando se observan los mismo síntomas de cuando el PRI fue derrotado por las practicas de corrupción, prepotencia, derrochador en su pre campaña como en el año de las cuantas pendientes del huracán Paulina.

El volver a trabajar con la misma constructora, “GRUPO CONSTRUCTOR SEPSA”, S. A DE C. V. que trabajo el presidente Añorve en la reconstrucción de la ciudad en 1998, nos previene para que los ciudadanos no se nos traten de la misma manera por que hoy pedimos información y transparencia de los 140 millones que asegura costara la obra.

Aguirre Rivero firmo El Convenio de la Secretaria de La Función Pública y La Contraloría del Estado, es sólo un acuerdo para el año de 1998, únicamente, tuvo vigencia solo y exclusivamente ese año, de esta manera se evito exhibir, la desviación de los recursos, el derroche de dinero público en la pre campaña del hoy, una vez más, presidente Añorve Baños.

Es de entender a los ciudadanos vacunados contra la amnesia que al observar los síndromes del circulo vicioso Añorve de revivir su pasado con los mismos eventos que causaron desconfianza, cansancio de los votantes que sacaron del palacio municipal de Acapulco al PRI después de tanto desorden, abuso, despilfarro, prepotencia, corrupción, de tanto joven funcionario con enriquecimiento explicables en el gobierno.

Por si faltara nos avalan que “GRUPO CONSTRUCTOR SEPSA”, S. A DE C. V., realizó construcciones en el gobierno estatal de René Juárez Cisneros, es verdad así lo registra la pagina de Internet de la constructora, sin embargo acentúa la sospecha de que dicha empresa trabaja con gobiernos priistas que no dan cuanta del erario público, ni transparentan el uso de los recursos públicos, el pasado 31 de marzo feneció el término para que se le pidiera cuente al ex gobernador priista y ninguna instancia lo hizo.

En la segunda Cabildo extraordinario de su gobierno municipal se aprobó un préstamo por 218 millones de pesos, cantidad solicitada para 4 pasos elevados y obras hidráulicas, ya se observa una administración débil, solo en la primer obra del paso elevado del bicentenaria se anuncia la danza de 140 millones, con el saldo no puede realizar las obras anunciada en el cabildo que le autorizo para esos renglones.

Informó el presidente de la modernidad, que se paga la deuda de los 218 millones de pesos y sus intereses con la aportación que La Federación  del ramo 33, esta partida federal incluye: Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FAFM) Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM), debe estar seguro el presidente de que cumpla con su paso elevado Bicentenario los propósitos de estos programas de lo contrario estará desviando los recursos y será obligado a devolverlos con las implicaciones legales que como doctor en derecho debe conocer y que esta viviendo el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo que fue obligado a devolver casi 300 millones de pesos con sus intereses por aplicar esos recursos donde no cumplió con el propósito de la entrega federal dejándonos a los guerrerenses de donde desajusto el presupuesto para la devolución de lo desviado.

Hoy el pasado puede alcanzar al presidente en campaña para la gubernatura por que no estará el gobierno nadie que pida convenios para que La Contraloría del Estado, La Auditoria General del Estado le ayude, desde hoy los acapulqueños le pedimos transparencia en los recursos, claro que le incomoda por que nunca a dado cuentas de los recursos público que maneja y ataca a los que le piden transparencia con que se oponen a la modernidad, “politizan” la obra del paso elevado, ironiza las peticiones de transparencia en las acciones de la obra del paso elevado.

Dijo en su primer informe de gobierno:

 “Convencido aún más, del compromiso que hice desde el primer momento, de rendirle cuentas claras y transparentes a los acapulqueños. De explicarles qué?, cómo? y con qué?… hacemos las cosas y los trabajos desde la Administración Municipal”.

El presidente Añorve Baños, no ha dado cuenta del presupuesto del año pasado que fue de mil 857 millones, sólo Añorve sabe en que, como y con quién lo ha gastado, su gobierno no es transparente, no esta acostumbrado a rendir cuentas, en ningún cargo público en toda su vida ha entregado cuentas, solo deja deudas.

La característica de los gobiernos priistas y que “remedan”, los funcionarios de otros partidos, es el creer que al llegar al poder son absolutos, deidades y que tienen el derecho de hacer lo que sus intereses le indican. Aún con su investidura de “Laico Santo”, esta obligado a su actuación en la transparencia.

Recuerde por que los acapulqueños sacaron al PRI del ayuntamiento en 1999,  lo vivió, si quiere volver a vivirlo estará solo.

licalfredolr@hotmail.com  

Deja un comentario