Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana Ofrece Extraordinaria Experiencia Musical

Por Dany García

  • La agrupación deleitó al público con el primero de sus dos recitales en el marco del programa Cultura en tu escuela

Argonmexico / Con la presencia del Secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán; el Subsecretario de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura, Saúl Juárez Vega; el Subsecretario de Planeación, Programación y Coordinación de la SEP, Antonio Ávila Díaz; representantes del cuerpo diplomático, e invitados especiales, se llevó a cabo el primero de los dos conciertos que la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana ofrecerá en las dos bibliotecas más importantes de la Ciudad de México.

La noche de este martes, músicos y asistentes se mezclaron en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca de México para vivir juntos una experiencia inmersiva musical, en la que niños y adultos compartieron el goce de piezas emblemáticas de nuestra mexicanidad, fortaleciendo nuestra identidad entre niños de primaria y jóvenes de secundaria.

En lo que fue una verdadera fiesta llena de emociones y en la que los invitados se vincularon de una manera especial con el espectáculo y con la orquesta única en su tipo, integrada por niños y jóvenes de las agrupaciones de música tradicional del Sistema Nacional de Fomento Musical, del Sistema Educativo Nacional, maestros de música, profesores de escuelas y padres de familia.

Ambos recitales, el primero en el recinto de la Ciudadela y el segundo a llevarse a cabo este miércoles en la Biblioteca Vasconcelos, bajo el formato “Vive la música”, donde los asistentes comparten espacio con los músicos para tener otra perspectiva y sentirse parte de la orquesta, son ofrecidos por la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Educación Pública, en el marco del programa Cultura en tu escuela, con el objetivo de fortalecer la educación con el arte, así como de garantizar el acceso a la cultura de todo ciudadano.

Durante el acto protocolario inicial, la niña Michelle Mendoza, integrante de la agrupación, aseguró sentirse honrada en pertenecer a la Orquesta.  “En cada una de las presentaciones abrimos el corazón, compartimos todo lo que nuestras culturas tienen para dar, como es la felicidad y la fortaleza, queremos dejar huella en cada uno de ustedes y en cada niño para que la orquesta siga por más tiempo”, aseguró emocionada.

Bajo la batuta de Eduardo García Barrios, la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana, con la participación de 215 niños y jóvenes, 15 padres de familia y profesores del Sistema Educativo Nacional, y 10 maestros de las agrupaciones musicales comunitarias inició el recital con Nuestra casa es un país, obra dedicada a la orquesta con música de Enrique Quezada y letra del poeta Eduardo Langagne, quien también estuvo presente en tan especial velada.

Acto seguido el recorrido musical se trasladó a Tierra caliente en Michoacán, al interpretar la canción anónima Los capires, para luego unir a dos estados donde las bandas han tenido un papel fundamental, Michoacán, en su zona purépecha y Oaxaca, en la zapoteca; Dos sones (“Maestro de música” y “Parrandero”, de Rocío Román y Narciso Lico, respectivamente), develaron que a pesar de tratarse de culturas y lenguas distintas sus sonidos están conectados.

El bolero Villahermosa, de Manuel Pérez Merino, llenó con sus notas de belleza al recinto, luego se escuchó música de Tabasco con la agrupación Las marimbas de Centla, para después reconocer e invitar a tocar al grupo infantil Ensamble Arpa Grande, de Tepalcatepec, Michoacán, que con el apoyo del Fonca representó a México en el Festival Moscú se Reúne con Amigos, uno de los más importantes del mundo.

El programa continuó con una canción fundamental para la niñez mexicana, El jicote aguamielero, de Francisco Gabilondo Soler “Crí-Crí”, para después cambiar de manera radical el alma de la noche con un popurrí de tambora sinaloense de varios autores, que estremecieron a los asistentes.

La gran agrupación, conformada por distintos grupos musicales, que ha trabajado durante los últimos 4 años rompiendo las aparentes barreras culturales geográficas, hermanando a las diferentes regiones del país, cedió por unos minutos los reflectores al recién conformado Ensamble comunitario de son sureño jarocho, que hizo su primera presentación en público, uniéndose así oficialmente a la Orquesta.

El concierto culminó de manera portentosa con la pieza que se ha convertido en el himno del Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias de la SC, Alas a Malala, que compuesta por Arturo Márquez como encargo del Sistema Nacional de Fomento Musical, ya es interpretada por orquestas infantiles en todo el continente.

Culminado el programa del tercero de los nueve conciertos con los que la agrupación recorre la República después de dos campamentos de estudio y 100 horas de trabajo musical, el generoso aplauso y las ovaciones del público, obligaron el regreso de su director al centro del patio para ofrecer como encore El sinaloense.

Este magnífico concierto, se ofrecerá nuevamente este miércoles 17 de octubre, a las 18:00, en la Biblioteca Vasconcelos, ubicada en Eje 1 Norte Mosqueta S/N, en la colonia Buenavista de la Ciudad de México. La entrada es libre.