Nuevo Libro Sobre Roberto Gavaldón Revisa su Influencia del film noir

 

Argonmexico / Por Dany García.- Relatos cinematográficos de profundo erotismo y de clara inspiración noir conforman Al filo del abismo: Roberto Gavaldón y el melodrama negro, libro de Carlos Bonfil que se presentó la noche de este jueves 19 de enero en la Cineteca Nacional.

Editado por la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura federal, la publicación vincula a la filmografía de uno de los directores mexicanos más importantes de la historia con el estilo americano del film noir.

Así, el autor hace un análisis pormenorizado de cuatro  notables y sombríos melodramas de Roberto Gavaldón: La otra, La diosa arrodillada, En la palma de tu mano y La noche avanza.

“La única justificación que puede tener un libro más acerca de Gavaldón es vincularlo a las exigencias y gustos del cinéfilo joven en el siglo XXI y ver hasta qué punto este cinéfilo puede tener estos horizontes mucho más amplios que los que pudo tener mi generación”, dijo Carlos Bonfil.

El crítico cinematográfico consideró que este material permitirá establecer vasos comunicantes con otras cinematografías en un momento en que existe en México un gusto renovado por el cine negro.

Celebró que la Cineteca Nacional haya digitalizado y remasterizado las películas que integran el libro, la cuales forman parte de un ciclo conmemorativo que se exhibirá en la sala 4, Arcady Boytler.

El director de la Cineteca Nacional, Alejandro Pelayo, anunció que con la intención de difundirlas a nivel cultural, estas cintas se irán próximamente a las embajadas y consulados debido a que ya están subtituladas al inglés, francés y portugués. “Ya tenemos restaurándose y digitalizándose Rosauro Castro y también ya está El rebozo de soledad”.

De acuerdo con Roberto Gavaldón, hijo del cineasta, el libro habla de un periodo específico (1946) y se centra en un lugar geográfico particular que es la Ciudad de México.

“Fue una época luminosa de la modernidad mexicana en la que nace una clase media muy pujante y una nueva burguesía… Lo que retrata mi padre en estas cuatro películas es lo contrario, la parte oscura. Cómo el arribismo se hace patente de una manera ostentosa y también la traición, además de una cualidad muy resaltada que es la astucia de estos personajes de las películas”.

Consideró que en sus cintas no hay una diferenciación en términos de clase, ni ese punto de vista maniqueo de que los ricos son malos y los pobres son buenos.

“En el cine de mi padre todos son malos. Hay una diferencia importante con otros autores del cine mexicano porque aborda un tema más de matices que de polaridad. Cada personaje tiene una forma de expresar su vileza y eso deja muy claro una constante que tuvo en todas sus películas”.

El crítico de cine Rafael Aviña destacó que Roberto Gavaldón supo hacerse de un lugar privilegiado en la industria fílmica nacional aportando su estilo elegante, también académico, así como su buen gusto narrativo y visual.

“Se convirtió en uno de los grandes constructores del consciente colectivo. Mejor conocido como el ogro por su carácter meticuloso y osco, nunca fue bien visto por la crítica en su momento, incluso por la posterior pese a obras como El rebozo de Soledad, Macario o El gallo de oro”.

Sobre la publicación, aseguró que Bonfil se sumerge en esas aguas oscuras y pantanosas del melodrama noir y a diferencia de sus protagonistas enfrentados a la fatalidad, el autor sale bien librado proponiendo interesantes correlaciones y juegos de espejos entre las tramas y los intérpretes del cine negro nacional y los relatos y protagonistas del noir estadounidense.

Luego de la presentación editorial en la que también estuvo presente Eugenia Meyer, se proyectó La otra (1946) protagonizada por Dolores del Río.

Con esta cinta dio inicio el ciclo Roberto Gavaldón y el melodrama negro, que continuará este viernes 20 con La diosa arrodillada, el sábado 21, con En la palma de tu mano, y el domingo 22 con la presentación de La noche avanza. Todas las funciones son a las 19:00 horas en la sala 4 de la Cineteca Nacional.

En el lobby de este mismo espacio se puede apreciar una exposición conformada por diversas imágenes extraídas del libro.

 

Deja un comentario