Necesario, Modernizar marco Jurídico para Garantizar Seguridad de Turistas y Embarcaciones

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico / La Comisión de Marina, presidida por la diputada Mónica Almeida López, se reunió con la Asociación de Náuticos de Quintana Roo y de Proturismo de Ensenada, Baja California, para coordinar esfuerzos que permitan modernizar el marco jurídico en el sector, impulsar las actividades náuticas y privilegiar la seguridad de turistas y embarcaciones prestadoras de los servicios.

Almeida López resaltó que la instancia legislativa evaluará las propuestas para construir iniciativas que “impacten las casi 50 leyes que tienen correlación en las actividades mercantes. Queremos entregar un marco jurídico integral que realmente atienda de forma holística al sector”.

Agregó que se coadyuvará a promover el turismo en México promocionando actividades náuticas, cuyo desarrollo garantice condiciones de seguridad de visitantes y embarcaciones.

Destacó que en el norte y sur del país se comparten problemas en materia turística y existen visiones convergentes que deben contribuir a incentivar a las empresas dedicadas a actividades de recreación acuáticas, a fin de atraer más visitantes al país.

Por ello, se realizan reuniones con asociaciones civiles, sindicatos, cámaras empresariales y diversas dependencias federales, con el propósito de trabajar coordinadamente y promover las actividades.

Para apoyar el turismo náutico, el diputado del PT, Armando Reyes Ledesma impulsa una iniciativa de reformas a la Ley Federal de Derechos, que permita a visitantes extranjeros que ingresen al país por vía marítima en embarcaciones de recreo o deportivas, cuya estancia no exceda siete días, lo hagan de forma gratuita, sin pagar ningún impuesto.

Expresó su compromiso para dar seguimiento a las propuestas de reforma presentadas por los empresarios náuticos de Quintana Roo y de Ensenada, Baja California, para modificar la Ley de Navegación y Comercio Marítimos relativa al cierre de puertos por condiciones climatológicas riesgosas.

Debe privilegiarse la seguridad de los visitantes y el patrimonio de los empresarios náuticos en la búsqueda de beneficiar a los sectores.

El diputado del PRI, Juan Ortiz Guarneros resaltó la importancia de garantizar la seguridad de los turistas que desarrollan actividades náuticas en Quintana Roo, área muy afectada por los vientos fuertes y oleaje peligroso, condiciones que determinan el cierre de puertos.

Explicó que las embarcaciones que ofrecen estos servicios son pequeñas y deben considerar un análisis estricto de estabilidad, para evitar accidentes.

Solicitó conocer las reformas que se plantean a la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, en relación con cambiar criterios para decidir el cierre de puertos o restringir el movimiento de embarcaciones.

Del PES, la diputada Olga Patricia Sosa Ruiz planteó privilegiar la protección de turistas en las diversas actividades que se les ofrecen, donde participan dependencias federales y prestadores de servicios.

Las autoridades deben garantizar la seguridad y debida regulación del turismo náutico, el cual puede desarrollarse en otros destinos de playa, indicó.

Iván Ferrat Mancera, presidente de la Asociación de Náuticos de Quintana Roo, explicó que las embarcaciones turísticas se ciñen a estrictas medidas de certificación y regulación para ofrecer las actividades acuáticas a los visitantes nacionales y extranjeros; los eventuales accidentes se registran en unidades particulares, cuyos dueños no tienen experiencia en navegar y desconocen el manejo en altamar.

Informó que la agrupación diseña una guía náutica que se distribuirá en todas las marinas de El Caribe para que los propietarios de barcos conozcan las herramientas que llevan a bordo, tramiten su certificado de seguridad marítima, respeten el cierre de puertos y no naveguen.

Hilbert Vázquez Montiel, asesor jurídico de la asociación presentó la propuesta de reforma al artículo 35 de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, para modificar los lineamientos de cierre de puertos por aparentes condiciones climáticas riesgosas, que cambian de forma intempestiva, pero ya suspendieron las actividades náuticas.

César Martínez, vocal de la asociación, refirió la importancia de actualizar el marco jurídico que regula las actividades náuticas para promover el turismo, que se ha afectado por la inseguridad existente.

En Quintana Roo, indicó, esta industria representa el 33 por ciento de la oferta turística, porque de manera regular los visitantes se quedan siete días de paseo y destinan dos días para actividades acuáticas, de cerrarse los puertos sin criterios realistas se afecta la economía.

En Los Cabos, Baja California Sur, el impacto es mayor, ya que el 60 por ciento del turismo se concentra en recreación náutica.

Amador Arteaga, director general de Proturismo Ensenada, indicó que las atracciones náuticas se han convertido en un polo de desarrollo económico en el municipio más grande del país, cuya actividad requiere ajustar el marco legal para consolidarse y avanzar en la captación de más turistas extranjeros.

Propuso cambios a las leyes Federal de Derechos y de Migración, para reducir y agilizar los requisitos y cuotas de ingreso del turismo exterior mediante embarcaciones en los diversos puertos nacionales.

El sector en 2017 se colocó en el sexto lugar en el ámbito mundial al recibir 39.9 millones de visitantes foráneos, y el año pasado alcanzó el  mismo sitio, con el ingreso de 41.5; “el turismo náutico es una herramienta para atraer más turistas de cruceros, al ocupar el primer lugar de movilidad hace dos años”, subrayó.

El reto es afrontar y superar la inseguridad en los destinos turísticos, por ello, la necesidad de reordenar las normas, para aprovechar el potencial turístico que tiene el norte del país vinculado a California, Estados Unidos.