México Debe Apostar a la Innovación; Jean Savoir

Por Fernando López / Colaboración Especial

*Presidente de la Fundación Incide

Argonmexico / Guy Jean Savoir, presidente de la fundación Incide, nos comenta parte del trabajo que hace esta institución en charla con Argonmexico Agencia Informativa.

¿Ustedes son el puente para unir lo científico, académico y gubernamental?

– Sí. Justamente somos este puente, este interlocutor, y lo tratamos de hacer; primero, entender cuál es el rol de las diferentes partes, a través de diferentes mecanismos: fomentar cada uno de estos roles, comenzando por el rol gubernamental, en el cual nosotros pensamos que el gobierno debe ser el proveedor de, por una parte, política de innovación, de salud, de gobierno, de Nación, que nos indique hacia dónde debemos dirigir nuestra innovación.

“El gobierno también tiene que dar estabilidad a través de programas, etcétera, que permita hacer estas inversiones a largo plazo y, finalmente, el gobierno también puede ser una fuente de recursos, puede ser un financiador de la innovación.

“En estos tres aspectos, lo que buscamos nosotros es trabajar en el gobierno, para que los cumplan de buena manera, en la parte de políticas participar en la hechura de estas políticas y tratar de complementarlos con las fortalezas que tiene la industria; para que las políticas de necesidad nacional y las capacidades de la industria nacional se complementen.

“En la segunda parte, dar estabilidad. Básicamente, esto se hace a través de la legislación, que nos permite saber cuáles van a ser las reglas del juego y cómo van a permanecer. Entonces, ahí trabajamos, a través de plantear propuestas al legislativo. Qué modificaciones se podrían hacer a la legislación actual, que favorezcan más la generación de innovación al país. Y, finalmente, a la parte de financiamiento.

“Trabajamos también proponiendo, a través del legislativo y del ejecutivo, diferentes metodologías de financiar la innovación, algunas desde una perspectiva directa, como pueden ser temas tipo Conacyt, o incentivos directamente fiscales; incluso maneras diferentes como utilizar la compra pública, como palanca para el fomento de la innovación.

“Entonces, proponemos este tipo de políticas para que la parte de gobierno, cumpla su función de promotor de la innovación.

“Por la parte de la academia, nosotros pensamos que la academia tiene tres diferentes roles: lo que refiere al trabajo con la industria e innovación., El primero, es la academia, potencial proveedor de servicios. La academia, con sus investigadores e infraestructura tiene la capacidad de apoyar a la industria en las investigaciones; para llevar a cabo los estudios que por capacidad y costo son más eficientes en desarrollarlos.

“De ahí, lo que buscamos es básicamente llevar estas propuestas de lo que puede hacer el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a las empresas; para que contraten a estas instituciones y lleven a cabo los estudios que necesitan.

“Lo segundo que hacemos ahí es el opuesto. Los investigadores en las universidades cuentan con muchísima investigación de muchísimo valor que podría ser útil para las empresas, para que lo utilicen directamente en su producción, lo conviertan en productos o servicios que ellos comercializan.

“Ahí, lo que nosotros queremos hacer es apoyar a través de incubación a los investigadores, para que puedan llevar su ciencia a las empresas, sea a través de licencias de patentes, que lo lleven a través de codesarrollos o que generen su propia empresa y que a través de esta empresa pueda llegar la innovación al mercado.

“La tercera viene en la parte de capital humano. También ahí es un camino de doble vía: es buscar que las universidades generen los profesionales que la industria necesita, para llevar a cabo innovación en México. Que en sus especialidades, en su currícula, se incluyan los sujetos esenciales para que los egresados de universidades puedan convertirse en efectivos investigadores de la industria privada, que vienen a fortalecer a los investigadores que ya tenemos.

“Finalmente, por parte de la industria, lo que nosotros hacemos es tratar de alinearlos con los proyectos de las universidades para la adquisición de servicios, o la absorción de proyectos; pero también para el fondeo, y aquí lo que nosotros buscamos es la generación de fondos de riesgo que puedan buscar las espinas que salen de la academia y fondearlas para que sean capaces de llevar su producto al mercado.

“O que sean capaces de llevar su producto a licencia. La otra es a través del codesarrollo. Que las empresas sean capaces de fondear estos proyectos que se tienen como investigación básica en las universidades, y llevarlos a investigación aplicada dentro de las empresas”.

¿Cómo buscan los proyectos y cuales deciden apoyar?

– Tenemos diferentes maneras de encontrar estos proyectos. La fundación cuenta con un acuerdo de colaboración con el IPN, del cual esperamos poder contar con muchos de estos proyectos, y poder ver cuáles son candidatos de fomento, y cuáles son candidatos de innovación. Eso, por parte del Politécnico, de la UNAM, Conacyt e Institutos Nacionales de Salud.

“Incide forma parte de un Consorcio Nacional de Medicina Trasnacional que tiene el objetivo de llevar la ciencia a la parte trasnacional de aplicación clínica, y entonces ahí también nosotros obtener de parte de la UNAM y del Conacyt, proyectos específicos que sean candidatos para eso. Entonces, tenemos una cartera bastante amplia donde podemos obtener proyectos”.

Por último, el ingeniero químico Guy Jean Savoir resalta que quiere dar dos mensajes para dos diferentes sectores: el primero, es hacia los estudiantes, que están pensando qué van a hacer cuando terminen su universidad, y qué están buscando. Cuál va a ser su plan de vida.

“Yo les diría: el futuro está en la innovación aplicada. No le tengan miedo. Búsquenla. Perseveren y encontrarán que realmente hay un camino excelente para el éxito a través de la búsqueda de carreras de innovación, y de la aplicación de la innovación para las empresas y los empresarios.

“Les diría: hagan el compromiso con la innovación. Inviertan en ella. Esto no es un fruto que se siembra y se cosecha en el mismo año; pero cuando da frutos, tampoco las da un solo año; entonces, hay que sembrar, regar y continuar cosechando a largo plazo los frutos de la innovación. A los empresarios les diría: comprométanse con esto, porque esto es realmente lo que puede sacar a México adelante, como un gran país, como el gran país que es.”