Mensaje de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, Gobernador Electo de Guanajuato (Tercera y Última Parte)

  • (Tercera y Última Parte)

Argonmexico / El cuarto eje de mi administración será promover el desarrollo ordenado y sustentable, con visión integral para cuidar nuestros recursos naturales.

Con ese fin, se creó la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial. Esto tiene que marcar un antes y un después en la protección de los recursos naturales de nuestro estado.

Aquí quiero agradecer a los integrantes de la anterior legislatura que tuvieron a bien aprobar la creación de esta nueva secretaría con la iniciativa del Partido Acción Nacional y el Partido Verde Ecologista de México.

En mi administración, el cuidado del medio ambiente será una política que estará presente en todas las decisiones de mi gobierno.

Vamos a invertir como nunca en mejorar la calidad del aire, promover una nueva política de cuidado del agua, y contar con una gestión eficaz de residuos sólidos.

Queremos tener un nuevo orgullo: que Guanajuato sea reconocido como el estado más limpio de México. Que cuando la gente venga a nuestras ciudades, note de inmediato que las calles, las avenidas, las carreteras y los terrenos, están libres de basura.

Y vamos a crear un Fondo Ecológico para las Zonas Metropolitanas de Guanajuato, que nos permita invertir como nunca en la reforestación.

Aquí aprovecho la presencia de los legisladores federales para hacer un llamado para que no desaparezca el Fondo para las Zonas Metropolitanas, porque los recursos de estos fondos ayudan mucho a estados como Guanajuato.

El quinto eje de nuestro plan de trabajo será da un Buen Gobierno a los guanajuatenses.

Me he propuesto encabezar un gobierno humanista, centrado en las personas, que respete en todo momento su dignidad y sus derechos.

Un gobierno honesto, comprometido con la rendición de cuentas.

Mi propuesta de campaña fue muy clara y es un compromiso que asumiré cabalmente: seré el gobernador de la transparencia.

Consolidaremos un sistema anticorrupción fuerte e independiente.

Tendremos un gobierno abierto en el que los ciudadanos sepan en qué se gasta su dinero: la inversión se irá donde más se necesita: en seguridad, escuelas, hospitales, caminos.

No habrá espacio para la corrupción, ni para el dispendio.

Vamos a construir un gobierno que sirva a los ciudadanos y no que se sirva de ellos.

Una administración pública profesional, que sea una caja de cristal a la vista de todos y utilice los recursos públicos con eficiencia.

Y aquí quiero decirle algo a los servidores públicos: desde los secretarios hasta el más modesto funcionario.

Todos ustedes cuentan con mi apoyo y mi compromiso para liderar con el ejemplo.

Seré un gobernador que valorará siempre la experiencia y el trabajo de quienes colaborarán en mi gobierno.

Pero que quede claro: aquel funcionario que defraude la confianza de la ciudadanía en el uso de los recursos públicos, pagará las consecuencias con todo el peso de la ley. No vamos a permitir funcionarios deshonestos.

Porque lo único que ganamos en las elecciones fue la responsabilidad de servir a los ciudadanos, no de servirnos de los recursos que son del pueblo.

Trabajemos juntos para hacer de Guanajuato un estado líder en calidad, innovación y modernización gubernamental.

Yo siempre he dicho que hay tres cosas que no tolero de un funcionario: la corrupción, la pereza y la prepotencia. Por eso, mi instrucción para ustedes es clara: honestidad, trabajo y amabilidad con toda la gente, todos los días durante esos seis años.

Honorable Congreso del Estado;

Señoras y señores:

Los resultados del proceso electoral del primero de julio, a nivel nacional y estatal, plantean un nuevo ciclo en la historia política de nuestro país.

Destaca en el escenario nacional la presencia de un núcleo político mayoritario.

Sin embargo, esto no significa que las elecciones aniquilaron el pluralismo en el país.

Todo lo contrario. Nuestro estado es la prueba de que el mandato popular es la suma de diversas voluntades, que deben coordinarse y lograr el bien superior de la Nación.

Guanajuato está preparado para avanzar en esa ruta.

En Guanajuato no tenemos duda: habremos de encontrar muchas coincidencias con la próxima administración federal.

Y en donde haya desacuerdos, nos esforzaremos para que prevalezca la racionalidad y la tolerancia.

Estoy cierto de que el signo más importante y la naturaleza de este nuevo ciclo político nacional, debe ser el diálogo.

Diálogo entre la Federación y los Estados.

Diálogo entre las entidades federativas.

Diálogo entre las diversas fuerzas políticas.

Diálogo de los gobiernos con los ciudadanos y la sociedad civil.

El diálogo será el camino para que Guanajuato potencie sus fortalezas y enfrente con decisión sus desafíos, señaladamente el de la seguridad.

Por eso, me he reunido un par de ocasiones con algunos futuros secretarios del gabinete del Presidente Electo para plantear esquemas de colaboración que permitan regresar la paz y la tranquilidad a nuestro estado.

Mi gobierno será un gobierno de acuerdos, un gobierno democrático, plural, abierto y transparente.

Guanajuato será ejemplo de Gobernanza Democrática.

Aquí, las organizaciones de la sociedad civil sí serán escuchadas.

Las propuestas de la academia serán valoradas.

Los medios de comunicación serán respetados plenamente, en su libertad para informar a la sociedad y en su papel indispensable como contrapeso del poder.

Los empresarios sí serán reconocidos como factor fundamental para generar crecimiento y progreso.

Aquí, en Guanajuato, tendremos un gobierno de todos y para todos.

Guanajuatenses:

Imaginemos el Guanajuato del 2040.

Imaginemos la grandeza de un Guanajuato que es la economía más fuerte y más innovadora de México. Trasladense en el tiempo,imaginense como queremos ver a Guanajuato en el futuro.

Imaginemos la grandeza de un Guanajuato que se convierte en el estado más incluyente de nuestro país; un estado sin pobreza extrema, sin hambre y sin carencias. Un estado donde cualquier familia tiene asegurada comida en la mesa tres veces al día.

Imaginemos la grandeza de un estado donde cualquier persona que cruza la puerta de un hospital público, es bien atendida.

Imaginemos la grandeza de un Guanajuato donde todo niño tiene un libro en su mochila y recibe la mejor educación del país.

Imaginemos la grandeza de un estado seguro, con una policía confiable, eficaz y honesta. Un estado con un sistema de justicia al servicio de la sociedad.

Imaginemos la grandeza de un Guanajuato donde cada joven tiene oportunidades de educación, empleo, cultura y deporte.

Donde cada niña y cada mujer tienen las mismas oportunidades de salir adelante.

Y donde cada anciano tiene atención y apoyo para vivir con dignidad.

Esa es la grandeza que veo para Guanajuato.

Esa es la grandeza en la que voy a trabajar cada día, con intensidad y pasión durante estos seis años de gobierno.

El futuro está en nuestras manos.

¡Construyamos juntos la grandeza de Guanajuato!

¡Hagamos de nuestro estado el corazón económico y democrático de México!

Logremos que Guanajuato sea siempre el orgullo de México.

Guanajuato dice a partir de hoy: ¡SÍ A SU GRANDEZA!

¡Viva Guanajuato!

¡Viva México!

Muchas gracias.