Mensaje de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, Gobernador Electo de Guanajuato. (Segunda Parte)

De la redacción

  • (Segunda Parte)

Argonmexico / El segundo eje de mi gobierno es lograr un desarrollo económico sostenido, equitativo e incluyente que nos permita llevar sus beneficios a todos los guanajuatenses.

Sin duda, nuestro estado es motor del crecimiento nacional.

Por eso, sin quitar el pie del acelerador, vamos a trabajar por un crecimiento más humano y por la inclusión de los sectores y regiones, que han quedado injustamente al margen del progreso.

Pondremos en marcha una política de desarrollo económico que atienda desafíos, apoye a las empresas de todos los sectores y tamaños, y aproveche al máximo el potencial de nuestro gran estado.

Al final de cuentas todos los trabajadores guanajuatenses quieren lo mismo: dinero en la cartera para que su familia pueda vivir cada día mejor, un mejor mañana, un mejor progreso.

Queremos que Guanajuato se convierta en el mejor lugar para invertir en México, ya sea para una gran empresa global o para un joven emprendedor que abre su primer negocio.

Nos hemos planteado crear empleos de calidad para nuestros jóvenes y apoyar el talento guanajuatense.

Queremos que Guanajuato pase de la manufactura a la mente-factura.

Que aquí no solamente se ensamblen, sino que también se diseñen los automóviles y aviones del futuro.

La meta es clara: lograr que nuestro estado se vuelva un polo de economía del conocimiento a nivel regional, que aproveche el talento de los jóvenes y genere empleos mejor pagados.

Innovaremos en ciencia y tecnología a través de un sistema de capacitación laboral que busque el  talento e innovación.

Un sistema que involucre a las empresas, incentive la investigación y genere procesos para la transferencia tecnológica y la generación de patentes.

En especial, en este gobierno le daremos todo el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas de Guanajuato.

Fortaleceremos a la Secretaría de Desarrollo Económico, para alinear las estrategias que faciliten la participación de las MIPYMES locales en la actividad económica estatal.

Juntos, las haremos protagonistas del éxito económico.  Tendrán fuerza local, presencia nacional y alcance global. Éste será el sexenio de las MIPYMES.

Algo muy importante: habremos de promover una alianza regional Centro-Occidente, para detonar proyectos de carácter regional que potencien el desarrollo económico y social, con alta responsabilidad ambiental.

Coincidimos con el interés que existe en el sector privado y social por lograr una mayor integración entre Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Colima, Nayarit y Zacatecas.

En mi gobierno, le daremos gran impulso al sector agropecuario, fuente de empleo y bienestar para los guanajuatenses.

Tenemos que lograr que Guanajuato sea el refrigerador de México, que se convierta en un agro-exportador de primer orden, de productos procesados, como brócoli, fresas, berries y pimiento.

Lo vamos a lograr con más crédito, tecnología de punta, sistemas logísticos y apoyos a los productores de frutas y hortalizas para darle mayor valor agregado a sus productos.

La meta es que, cuando un consumidor tome del anaquel un producto del campo que diga “Hecho en Guanajuato”, sepa que está comprando lo mejor que hay en nuestro país.

Y queremos que esto se traduzca en beneficios directos para todos, para todas las familias que trabajan en el campo: mejores ingresos para las familias del campo y la agroindustria y una mayor calidad de vida para todos los guanajuatenses.

El tercer eje de mi gobierno es promover un desarrollo más humano y social.

Nuestro estado ha crecido con dinamismo, pero es claro que los beneficios del progreso económico deben llegar a más guanajuatenses.

Guanajuato ha construido bases sólidas y ha obtenido resultados importantes en el combate a la pobreza extrema, el rezago educativo y de salud, así como en el acceso a la seguridad social.

Son avances que nos motivan para trabajar con mayor decisión, a fin de que los guanajuatenses que menos tienen puedan mejorar su calidad de vida.

Con ese fin, trabajaremos para apoyar a las familias de menores ingresos, desarrollando sus capacidades y habilidades a través de la educación y la formación técnica.

Y algo fundamental: vamos a redoblar esfuerzos para lograr una educación de mayor calidad en nuestros niños y jóvenes.

Empezaremos fortaleciendo la educación básica, para que ninguna niña o niño en condiciones de vulnerabilidad, quede fuera de este nivel educativo.

La falta de recursos no será obstáculo para que nuestros niños sigan en la escuela.

Vamos a acelerar el cambio tecnológico en los procesos educativos. En pleno siglo XXI, no podemos permitir que nuestros estudiantes no tengan acceso a internet o a las tecnologías de la información.

Por eso, conectaremos a la red a las escuelas y promoveremos el uso académico de las tecnologías de la información.

Pondremos en marcha un ambicioso programa de becas internacionales para los mejores talentos. Porque todos queremos ver a nuestros jóvenes compitiendo y ganando concursos de robótica, de matemáticas, de ciencias.

Y todos queremos que haya más guanajuatenses destacados estudiando en las mejores universidades tecnológicas de naciones como Alemania, Corea y Japón.

Buscaremos que la educación superior responda mejor a las necesidades de los empleadores, para que nuestros jóvenes accedan a mejores puestos de trabajo.

Otro grupo que recibirá un apoyo decidido de esta administración serán los guanajuatenses en el exterior.

Desde aquí, envío un saludo muy afectuoso a nuestros paisanos que están en Estados Unidos y en otros países.

Ustedes son gente de bien, gente de trabajo. Tengan la certeza de que en mi gobierno defenderemos sus derechos jurídicos y humanos.

Daremos la lucha para que no se separe injustamente a ninguna familia y para que los niños aquí y allá tengan siempre protegidos sus derechos.

Para lograrlo, creamos la Secretaría de Movilidad Humana y Migración a fin de reforzar los servicios que brindamos a los guanajuatenses en el exterior.

Además, reforzaremos el Programa 3X1 para migrantes.

En coordinación con los otros órdenes de gobierno, vamos a trabajar para potenciar los proyectos de los migrantes y multiplicar sus beneficios en sus comunidades de origen.

Por otro lado, vamos a trabajar para mejorar el acceso y la calidad de los servicios de salud, que brinda el gobierno estatal.

Pondremos énfasis en la medicina preventiva y en la promoción de la salud, junto con las empresas y la sociedad.

Entre todos trabajaremos para lograr un cambio de cultura para adoptar estilos de vida saludables, y con ello prevenir enfermedades.

Y algo que resulta clave: vamos a establecer nuevos esquemas de atención en el servicio público estatal de salud.

La meta es que los guanajuatenses cuenten con medicinas cuando las necesiten y que sean atendidos con calidad y calidez en los centros de salud.

En esta administración, el bienestar social se reflejará también en las comunidades y barrios de nuestro estado.

Trabajaremos, para que sean lugares sanos, seguros y armónicos. La convivencia social será un pilar para la paz y la tranquilidad.

Por eso, vamos a potenciar la reconstrucción del tejido social en colonias y comunidades, para el rescate de sus valores e identidad.

Junto con los ciudadanos, y escuchando sus necesidades, vamos a construir y dignificar espacios públicos, para convertirlos en áreas más seguras, incluyentes, iluminadas y limpias.

Se trata de que los ciudadanos hagan suyos estos espacios, los cuiden como cuidan su propio jardín o patio. Y que puedan convivir en paz.

Durante mi campaña, escuché las preocupaciones de los padres de familia respecto a los problemas que enfrentan sus hijos.  Por eso, daremos atención a las conductas de riesgo de adicciones en niños y jóvenes.

Invertiremos tanto en la prevención, como en la rehabilitación para que las drogas no sigan dañando a las familias de nuestro estado.

Dejaremos la huella de nuestras acciones en las colonias de cada municipio. Con hechos, demostraremos que el bienestar de las familias es lo más importante para mi gobierno.