Mediocres y Holgazanes Oficiales

Devaneos Maria Elena Maldonadoargonmexico.com / Este último magno puente vacacional del que no se quién es el autor y responsable, fue como muchas “decisiones” tomada con las patas. Mi madre diría que sólo los animales y los muebles tienen patas, yo no quiero ofender a ningún miembro de la zoología –los muebles, al ser objetos inanimados no sienten-, pero esos funcionarios públicos que elaboraron el monumental y absurdo puente sólo para burócratas e infantes de preescolar, primaria y secundaria.

Son poseedores de unas patas que son como lo demuestran día a día con las que atienden los problemas del país, el cual tiene ciudadanos de primera –los consentidos, sindicalizados y burócratas- y de segunda, nosotros, los que generamos –a pesar de ellos- los bienes para que ellos cobren sueldo y este país camine con todo y los pesados lastres que ellos representan.

Una amiga que tiene años como directora de escuelas con alto nivel educativo, y obviamente la responsable de que esto suceda; me comentaba el daño que esto causa al ritmo del trabajo escolar. Están de reciente regreso del periodo vacacional de Semana Santa, y esto rompe el esquema a los cursos que se imparten, alargan el término del calendario oficial, haciendo más corto el periodo vacacional largo.

Nosotros no tomamos el último viernes de cada mes para las reuniones colegiadas, que en las escuelas del estado toman para habilitar a su plantilla docente, situación que ciertamente no se refleja en un nivel educativo superior: ya conocemos los pobres resultados de las pruebas a los estudiantes.

En los exámenes, cuyo objetivo es conocer sus habilidades y competencias para analizar y resolver problemas, manejar información, y enfrentar situaciones, del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, difícilmente obtienen 400 puntos. Jóvenes de otros países obtienen 548 puntos. Hace 30 años, Corea del Sur estaba como México, hoy lo supera por mucho.

Mientras los padres se conforman y el 62 por ciento considera que la educación que reciben sus hijos es de buena a excelente. Claro que ellos son producto de las mismas escuelas. ¿Con qué herramientas pueden juzgar la educación de sus hijos? ¿Con qué argumentos van a exigir una mejor educación en las escuelas?

En tanto los maestros se sienten ¡SATISFECHOS¡ a pesar de las pésimas evidencias, ¿por qué habrían de sentirlo de otra forma?, si de premio les dan más días de asueto, y recordemos que les acaban de aumentar el sueldo, las prestaciones y los bonos… Mientras la Gordillo tiene el atrevimiento de pretender que nadie le cuestione la deplorable calidad que ofrece su sindicato de “maestros”.

Mientras los diputados y senadores, concientes y comprometidos representantes de los intereses de la ciudadanía, no les piden cuentas a los poseedores de la más grande partida presupuestal, la que representa el mayor gasto social. No hay quejas en la tribuna, ¿tendrán ordenes superiores de mantenerse fuera del tema?

Imagínense la venganza electoral que infringiría la todopoderosa “maestra” con el partido que se atreviera a tal afrenta. Por eso insisto que los ciudadanos debemos tomar esa tribuna, para no seguir desperdiciando talentos, habilidades, capacidades cognoscitivas y un tiempo irrecuperable en el que ellos –los educandos- y el país se van quedando atrás.

Recuerdo una vieja sentencia que apuntaba que el gobierno era el primer interesado en que esto no cambiara, siempre es más fácil manipular a los ignorantes sin ambiciones. Y eso es precisamente lo que tenemos de sobra.

Puentes deficientes de todo tipo, unos absurdos, otros por mal construidos; como el cacareado Segundo Piso, ya la Auditoria Superior de la Federación va contra el responsable de las obras realizadas en el periférico, al detectar la mala calidad de los trabajos ejecutados: fallas en el sistema pluvial; filtraciones de agua hacia el interior de las trabes o ballenas, 40 tabletas con desniveles, fracturas, fisuras.

Además de pagos excesivos, ausencia de licitación, de penalizaciones por retrasos y entregas incompletas. Esto suma daños por 22 millones de pesos, detectadas en la revisión de la Cuenta Pública, más 5 por las fallas del sistema pluvial, más 4.4 millones por la deficiente colocación de las tabletas y súmele los sobreprecios.

En 2008 se hizo del conocimiento del gobierno de Ebrard y no ha pasado nada. Pero el subdirector de obras de López Obrador, Ángel Alcántar Carranza quien sigue cobrando sueldo en el gobierno de Ebrard no ha sido requerido para declarar. Tampoco ha pasado nada. Hasta que pase que se caigan, y después tampoco pasará nada. ¿Quién es culpable?
emaldonadoballesteros@yahoo.es

Deja un comentario