Ruido en Metrópolis Incide en Aumento de Estrés. Accidentes Automovilísticos y Violencia

estresPor Mario Iván Bautista

argonmexico.com/ Luego de afirmar que la Ciudad de México es una de las que registra los mayores niveles de ruido del país, el especialista en acústica del Instituto Politécnico Nacional, Pablo Roberto Lizana Paulín, aseguró que “el estruendoso ruido que se registra en grandes metrópolis incide en el aumento del estrés, violencia y accidentes automovilísticos y laborales”.

El Presidente de la Academia de Acústica de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Zacatenco, reconoció que actualmente no se le pone la atención debida al problema de la contaminación auditiva, principalmente porque se desconoce que este fenómeno incide directamente en la generación de graves problemas de salud y de carácter social.

Lizana Paulín sostuvo que se requiere de una amplia campaña que favorezca el cuidado a la salud auditiva desde la educación preescolar, ya que México carece de una cultura sobre la reducción de ruido, lo que de no ser atendido a tiempo requerirá de la erogación de costos importantes para el sector salud en la corrección de problemas auditivos.

Indicó que “los altos decibeles generados por vehículos, fábricas, aparatos electrónicos como Ipod’s y celulares con sistema MP3, ambulancias y el propio bullicio de la gran cantidad de individuos que habitan la Ciudad de México, influyen directamente en el sistema cerebral generando un proceso acelerado de estrés, nerviosismo y agresividad, que afecta la relación entre los seres humanos”.

“Ciudades como Sao Paulo (Brasil), el Cairo (Egipto), Nueva York (Estados Unidos) y algunas regiones de la India, presentan altos niveles de violencia, entre otras causas, por la alta exposición al ruido derivado de la actividad en esas urbes”, subrayó.

Explicó que un problema importante que contribuye al incremento de ruido en la Ciudad de México es el gran número de topes, baches y una deficiente planeación de vialidades,  lo cual genera altos niveles de ruido por el constante frenado y aceleración de las unidades móviles que ocasiona contaminación ambiental y auditiva.

Por otra parte, el especialista destacó que estudios realizados en la propia ESIME, Unidad Zacatenco, han demostrado que los alumnos que asisten a escuelas ubicadas en ambientes ruidosos como grandes avenidas o zonas industriales, muestran una reducción en el nivel de concentración y en la adecuada asimilación de los conocimientos, además de procesos de ansiedad.

Precisó que como parte de esos análisis se ha determinado también el efecto relajante que producen algunos sonidos específicos, entre ellos la música clásica, cuyas frecuencias generan en el cerebro un estado de paz, tranquilidad, relajación y concentración.

Otro aspecto importante de los efectos de los altos niveles de ruido -dijo- es que en muchas industrias se carece de programas de salud ocupacional y aunque se manejan equipos y maquinaria que emite altos decibeles de ruido, no se toman las medidas preventivas como el uso adecuado de equipos de protección auditiva, originando la pérdida progresiva de la audición de los empleados.

Hizo hincapié en que aunque existe una normatividad en materia de ruido, se requiere una supervisión constante para que los sectores público y privado atiendan la normatividad y contribuyan a preservar la salud auditiva de la población de la Zona Metropolitana de Ciudad de México.

El investigador politécnico recalcó la urgencia de tomar medidas adecuadas que contribuyan a concientizar a la población sobre el cuidado y limpieza del oído, incluso la necesidad de difundir campañas para la realización de audiometrías periódicas entre la población, similares a las que se manejan para la promoción de estudios de la vista o el papanicolau.

Finalmente, Pablo Roberto Lizana Paulín expuso que el IPN es la única institución en México que incluye en la carrera de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica la especialidad en Acústica, en la que se estudian aspectos tales como: grabación, metrología, ruido y vibraciones, acústica arquitectónica y reconocimiento de voz, entre otros tópicos.

Deja un comentario