Manuel Ojeda Evoca Obra de Juan Rulfo en FUL de Hidalgo

Por Dany García

  • Como parte de del programa “Leo… luego existo” del INBA, el actor ofreció una lectura en voz alta de algunos textos del mexicano universal

Argonmexico / Entre la basta oferta cultural y educativa de la 31 Feria Universitaria del Libro de Hidalgo (FUL), se incluyen programas de fomento cultural ofrecidos por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), tal es el caso de “Leo… luego existo”, en el que reconocidas figuras del teatro, el cine y la televisión, con comprobada capacidad de convocatoria, realizan lecturas en voz alta de textos de autores atractivos, para así despertar la curiosidad y empatía por la lectura en el público.

En este contexto, el actor Manuel Ojeda, quien forma parte del programa, eligió algunos pequeños textos de El gallo de oro y otros relatos, del escritor jalisciense (2017), Juan Rulfo (1917-1986), libro publicado por Editorial RM en conmemoración de los 100 años de nacimiento del novelista, cuentista, fotógrafo y editor mexicano, reconocido en todo el mundo por su legado literario.

Ante un nutrido grupo, conformado principalmente por jóvenes que abarrotaron el Pabellón Internacional del recinto ferial, ubicado en el Polideportivo “Carlos Gutiérrez Balmori”, dentro de las instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el histrión, quien protagonizó la cinta Pedro Páramo: el hombre de la media luna (1976), comenzó su lectura con “Mi padre”, pequeño cuento sobre el dolor que sintió el autor al enterarse de la muerte de su padre a manos de su vecino en 1923.

Ojeda, quien aseguró que  “la forma en la que Rulfo escribe sus figuras literarias sobre el amor, sobre la muerte y sobre la vida, es increíble”, continuó cautivando a los asistentes con una de las “Cartas a Clara”, misiva que envió quien para muchos es el máximo exponente de la literatura mexicana a su entonces novia y luego viuda, Clara Aparicio, cuando salió de su natal Sayula, Jalisco, para trabajar en la Ciudad de México, urbe que describe como deshumanizada.

La sesión continuó con “Mi tía Cecilia”, contenido también en Los cuadernos de Juan Rulfo (1995), compilación publicada por Editorial ERA, que incluye borradores, apuntes, ensayos y fragmentos que sirvieron para crear las grandes obras de nuestra literatura Pedro Páramo y El llano en llamas, o que simplemente fueros desechadas por el autor.

El actor de películas como El apando (1975), Canoa (1976), Las Poquianchis (1976), El elegido (1977), y de telenovelas como El vuelo del águila (1994), explicó que “Juan Rulfo siempre hacía un hincapié muy especial y surreal en sus cuentos y novelas sobre la muerte, concepto tan mexicano que a la vez nos asusta y festejamos”, por lo que culminó la lectura en voz alta con “Después de la muerte” e “Iba adolorido, amodorrado de cansancio”.

Finalmente, Manuel Ojeda, cuyo primer acercamiento a la obra de Rulfo se dio a través de su trabajo en el cine y en el teatro, sostuvo una charla con los jóvenes asistentes, en lo que fue para algunos la primera oportunidad de conocer la obra de Rulfo, lo que también los incitó y entusiasmó para incursionar aún más en textos de éste y otros exponentes de la literatura mexicana.