Maciel, Demasiados Secretos

marcialmaciel-okPor Juan Bermúdez

argonmexico.com/ Ha quedado en claro, con las afirmaciones del padre Jesús Quirce, miembro de la agrupación católica, y rector de la Universidad Anáhuac, que los Legionarios de Cristo mantuvieron en secreto la existencia de la familia de Marcial Maciel -en el caso que lo desconociera hasta ese momento-, al menos desde el 18 de abril de 2008, tres meses después de su muerte, cuando Quirce habría recibido en su oficina a José Raúl González Lara, declarado hijo del fundador de la Legión.

Muerto Maciel hace dos años, la congregación afronta con solicitudes de  perdón, que su lider, no sólo haya pisoteado sus propios votos religiosos, al mantener en secreto una familia, sino que, de acuerdo con sus vástagos, aparentemente abusaba sexualmente de ellos cuando eran niños, como lo hizo en vida con al menos una decena de menores de edad.

El padre Skertchly, suplente del procurador general de congregación de los Legionarios de Cristo, habría confirmado que González exigió el pago de 6 millones de dólares, ofrecidos como herencia por su padre, y 20 millones de dólares más, como compensación por los daños psicológicos y físicos sufridos; un total de 26 millones de pesos que la asociación se rehusó a darle.

Insatisfecha la demanda de la familia Maciel. Blanca Estela Lara Gutiérrez, quien dijo haber sido su mujer durante 30 años, así como sus tres hijos, José Raúl, Cristian González Lara, y Omar (producto de una relación anterior de Blanca Estela Lara, adoptado por Maciel) decidieron  divulgar, no sólo su existencia, sino denunciar el presunto uso sexual que les dio a los niños el sacerdote ordenado en 1944 en la Basílica de Guadalupe, apreciado por el Papa Juan Pablo II, fallecido en los Estados Unidos, el 31 de enero de 2008, dos meses antes de cumplir 88 años.

La congregación de Los Legionarios, tiene su origen en México, y es ampliamente reconocida por El Vaticano; integra a unos 600 sacerdotes, y tiene, por lo menos, 50 mil afiliados laicos, con representación y actividades en 20 países como Estados Unidos, Canadá, Italia, Suiza y Brasil.
Entre sus desarrollos educativos, la agrupación fundó el Instituto Cumbres de la Ciudad de México, donde estudió una diversidad de militantes del PAN.
En 1997, surgieron las primeras denuncias de pedofilia contra del padre Maciel; ocho legionarios señalaron haber sido objeto de la pasión sexual del jerarca religioso. Las acusasiones fueron investigadas con la autorización del entonces Papa Juan Pablo II, y encargado de ejecutarlas fue el Cardenal, Joseph Ratzinger,  actual Papa Benedicto XVI, quien reabrió la averiguación en 2004, luego de cuatro años de suspensión de la misma.
Cumplidas las indagatorias, con el argumento de su avanzada edad, El Vaticano conminó a Maciel a suspender sus tareas como sacerdote, y le aplicó un retiro de oración y penitencia, sin abrir un proceso canónico (juicio).

Hoy en día, nuevos detalles ocultos de su vida son revelados, tales como su relación familiar secreta, y el presunto abuso sexual contra sus propios hijos. 

Precedente singular 
De acuerdo con el teólogo, José Guadalupe Sánchez, de la Asociación Civil Católicos por el Derecho a Decidir, el caso Maciel, debe ser tomado como fundamento para la confección reformas legales encaminadas a evitar delitos sexuales contra personas vulnerables, especialmente menores de edad.
De acuerdo con sus declaraciones, es argumento insoslayable, para definir normas aplicables al comportamiento de los ministros religiosos, que el Estado, parece haber dejado a un lado, aunque en el país son asociaciones públicas, con figura legal y registro federal reglamentado.
En torno a las denuncias de los hijos de Maciel, Sánchez estimó legítima la exigencia de una compensación por los daños sufridos, pero también es necesario, dijo, demandarlo por las vías legales, y no con formas que pudieran confundirse con la extorsión o el chantaje.
En tanto Jason Berry, autor del libro “Votos de Silencio”, señaló que en el medio educativo confesional, orientado al catolicismo, hay orden de evitar toda referencia al caso Marcial Maciel entre los educandos y docentes, pese a que en el fondo, resaltó, todo esto pone al descubierto el peligro de la pedofilia, ante la cual, todos deben estar conscientes, para evitarla y abatirla.

Deja un comentario