Corrupción, Rapiña, Desvergüenza

devaargonmexico.com/ El descaro de los políticos al exhibir sus componendas nos demuestra -descaradamente- que nosotros somos para ellos un cero a la izquierda. El PRI no vota en el Congreso por el alza de impuestos, porque esto sea lo correcto para el progreso del país y sus ciudadanos. Sólo ven la oportunidad de sacar provecho para sí mismos, así condicionan al PAN la aprobación a cambio de no hacer alianzas electorales inconvenientes para ellos. Cuentan que la cosa estuvo más o menos así: mira yo te apruebo lo impuestos que quieres subir, pero tú en las elecciones no haces alianzas con los otros, sobre todo en Oaxaca, pues para Ulises Ruiz y el PRI sería desastroso perder. Demostraría que sus estrategias de desgobierno, perdón de gobierno, no fueron de ninguna forma las adecuadas.
Para nosotros que vemos los toros desde la barrera, pero los sufrimos en los corrales; todos son la misma cosa. ¡No! me retracto, hay unos peores que otros, sí creo que un López Obrador, un Noroña, un Porfirio Muñoz Ledo, son “piores” Ya ven Marcelito Ebrard, muy presuntuoso de los programas sociales, el amor por los pobres, los viejitos, harta alberca, pista de patinar, ciudadanía bicicletera, abortar gratuitamente, posturas liberales. Convertir para beneplácito del pópulo en tianguis nuestra emblemática avenida Reforma, llenarse de record Guinnes ¡PURO CIRCO! Ah pero sube los impuestos que da un gusto, el costo del metro, que es el transporte del proletariado. En un acto de extrema voracidad, no sólo no quita la tenencia –como ya lo hizo el gobernador de Querétaro- hasta ese impuesto inconstitucional aumenta, y persigue avaricioso su pago. Usted no puede verificar, sacar su coche del corralón -los cuales se llevan aún estando estacionados correctamente- si no tiene cubierto el total de ese gravamen. Las grúas son una caja grande, para robar en despoblado a la ciudadanía. Se organiza su desfile personal, ¡que miedo un tipo asi! Viaja a convenciones sobre cuidados climáticos, y no ha hecho media reforma para el cuidado de los recursos y el medio ambiente, sino todo lo contrario. Sí si creo que tipos así me dan pánico. Imagínelos, con su pequeño poder cometen semejantes atropellos, déles más y logrará que el terreno ganado en democracia, se diluya.
No por eso tenemos que conformarnos con los fantoches, que de ninguna forma nos representan. Ahora que los medios de comunicación usan su libertad para exponernos diariamente las barbaridades, despilfarros, deficiencias, sobornos o cabildeos, abusos de todo tipo que generan, provocan, estos seres que supuestamente están ahí para crear, respetar, ejercer: las leyes, la justicia, el orden, la legalidad, y diariamente nos demuestran descaradamente que hacen TODO LO CONTRARIO. Y nosotros nos hacemos sus infelices cómplices al no hacer nada para evitarlo, para darles lo que se merecen, incluyendo la cárcel a muchos de ellos, y nuestro desprecio público por hacer del gobierno, un botín para su provecho personal. No hay un solo día en que deje de enterarme de algo más que no está bien, gracias a algún funcionario que no hace su trabajo, lo hace mal, se aprovecha de su cargo en las mil formas que no debiera, incluso se defienden unos a otros, seguramente pensando en ser “cubiertos” en su momento.
Para muestra ahí está Mariana Gómez del Campo, defendiendo que no se destituya a Miguel Covián, “Magistrado del Tribunal Electoral del DF por violar el código electoral al cobrar indebidamente otro sueldo en Conacyt. También ha sido acusado por varios subalternos de pedirle mochada por el empleo que les facilito ¡una monada! A mi eso de destituirlo e inhabilitarlo temporalmente, me parece nada. Un funcionario que comete cualquier irregularidad, nunca se le debería dar una segunda oportunidad, la honradez y la ética, no es algo que se adquiera por generación espontánea, se es o no se es. Yo voto por la cárcel.
Podríamos empezar por los diputados de la pasada legislatura que acordaron por unanimidad, repartirse para sus bolsillos más de 128 millones de pesos, remanentes del presupuesto 2008.
Miren como encuentran “acuerdos sustanciosos” los responsables del bienestar ciudadano.
Y qué tal los hallazgos que la Auditoria Superior de la Federación, encontró “El gasto federal” plagado de subejercicios ocultos y transferencias irregulares a fideicomisos para no regresar el dinero a la Tesorería y repartirlo discrecionalmente. La discrecionalidad genera corrupción –apunta la Tesorería- y un alto grado de opacidad. Una administración gubernamental que la tolera pierde la confianza de la sociedad y con ella la legitimidad para ejercer las atribuciones que le han sido conferidas. Este reporte se entrega a la Cámara de Diputados, en donde seguramente se perderá en la nada, pues los “señores” legisladores acostumbran las mismas, cochinadas; harán un acuerdo de no acordarse del tema. Los gobernadores se guardaron de está forma 2 mil 122 millones de pesos, más $6,878 de Hacienda, NAFINSA y SEMARNAT, más $1,936 de CFE, más $901 millones del ISSTE, y así continúa la lista, mientras millones de mexicanos son obligados a mantener con su dinero a estos corruptos. Y no pasa NADA.
emaldonadoballesteros@yahoo.es

Deja un comentario