Lo Sobresaliente de la Semana

Por Jesús Alberto Cano Vélez*

Argonmexico / El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), concluyó la semana pasada su Séptimo Congreso Nacional Extraordinario, en el cual los 3,734 delegados expresaron su apoyo al maestro Juan Díaz de la Torre, como líder del magisterio, después de ser reelecto “de manera legal, legítima y democrática”. En esa misma reunión los delegados acordaron emprender una estrategia de fortalecimiento de los órganos de gobierno.

El SNTE también acordó insistir a los tres niveles de gobierno que aceleren la reparación y reconstrucción de las escuelas afectadas por las inundaciones y los sismos registrados en el 2017, garantizando que sean “espacios humanos saludables, dignos y seguros, propicios para el aprendizaje y la convivencia entre las comunidades educativas”.

Y luego, el viernes pasado el pánico volvió cuando un sismo de magnitud 7.2 grados, pegó a once estados de la república, iniciando a las 17:39 horas, con más de mil réplicas. Los entidades de la república en que se sintió el sismo fueron Oaxaca (el epicentro), Chiapas, Guerrero, Morelos, Michoacán, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y la Ciudad de México. También fue importante que se registraron pocos daños, salvo en las áreas cercanas al epicentro.

Y a eso de la media noche, también del viernes, se registró la caída de un helicóptero del ejército en Pinotepa Nacional, en el que viajaban el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, con sus equipos. Estaban indagando los daños ocurridos en el epicentro, cuando su aeronave se desplomó desde unos 40 metros de altura al intentar aterrizar. Ninguno de los pasajeros del helicóptero sufrió daños.

Por otro lado, las empresas ferrocarrileras anunciaron que ahora le van a apostar al transporte de combustibles a través de sus redes, a almacenar y distribuir hidrocarburos, de manera que mediante un novedoso tren de carga que mandaron construir, moverán materiales y desechos del proceso de desarrollo del nuevo aeropuerto internacional de la CDMX.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, creen en el futuro de un polo de almacenamiento y distribución de combustible en la zona oriente de la ciudad.

Entrevistado en el marco de Expo Rail 2018, el vocero comentó que la construcción de ese tren ha tardado más de lo previsto debido a que fue necesario negociar derechos para las vías, así como los cruces en la vía Lechería-Texcoco. Informó también que durante la semana pasada ya se hicieron las primeras pruebas, mismas que resultaron exitosas y que ayer se realizó una más para que la semana entrante se muestre a los contratistas el funcionamiento del nuevo tren.

De manera que mediante esta reciente alianza y con una visión de diez años, se tiene contemplado que la zona oriente de la CDMX será una importante área de almacenamiento y distribución de hidrocarburos y que para entonces el tren no solo dará servicio a la terminal de carga NAICM, sino también a las empresas almacenadoras y distribuidoras de carburantes.

*Economista