Legal la Captura de Greg, sin Tintes Políticos; FCH

logo-politicaalmargen*Connacional Encabeza Lucha de El Vaticano Contra Pederastia

argonmexico.com / Greg, de el DIA, pasó a la noche… El debate suscitado en el medio político tras la detención del candidato de PRD-PT-Convergencia a la gubernatura de Quintana Roo, Gregorio Sánchez, este jueves se sumó el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso estatal de Hidalgo, Roberto Pedraza Martínez, al pedir que el asunto no derive en un “michoacanazo”, y lamenta que el gobierno federal no hubiera actuado antes de su registro.

Dijo que la captura del abanderado del DIA afecta a todos los políticos del país, ya que deja en la ciudadanía la idea de que “todos son igual”. Así, criticó que las autoridades no impidieran el registro de Gregorio Sánchez, y lo hayan detenido en plena campaña proselitista; para aclarar: no se defiende a nadie, si es culpable que pague, y esto debe de ser para todos, independientemente del partido que se trate.

Al igual que lo han hecho aspirantes y dirigentes de otras fuerzas políticas, expuso su confianza en que “no sea una estrategia mediática o de política legaloide, para poder descalificar algunos partidos o candidatos”; y que no se trate de un aviso para el resto de los estados que tendrán elecciones como en el caso de Hidalgo. “Esperemos que no sea un te lo digo hijo para que lo escuches nuera…”

Ante el “in crecento” del estridente asunto, el presidente Felipe Calderón salió al paso de las declaraciones de perredistas que acusan a la Secretaría de Gobernación de estar detrás de la detención de Greg Sánchez, con fines políticos. En su gira por Ottawa, Canadá, rechazó que la detención del candidato a gobernador de Quintana Roo, tenga tintes políticos y lamentó que así se haya tomado.

Al ofrecer una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro Stephen Harper, Calderón Hinojosa sostuvo que de ninguna manera tiene fines de carácter político, “incluso lamento que esto pueda generar una tensión de carácter político, una probable confrontación entre los partidos políticos, lo lamento en serio”.

Sin embargo, la obligación de la autoridad es actuar conforme a la ley, y no puede hacer la Procuraduría General de la República distingos por excepciones o razones de carácter electoral o político; tiene que actuar en todos los casos donde haya evidencias.

“En el caso de Gregorio Sánchez como cualquier otro, la acción de la PGR está debidamente fundamentada en la ley y orientada a fortalecer el Estado de Derecho”, afirmó para añadir que la ejecución de una orden de aprehensión en contra de Greg Sánchez obedece a las evidencias, indicios y testimonios en poder de la autoridad, que fundamentan los cargos por los cuales ha sido acusado por la oficina del procurador, también debidamente valoradas por el juez quien obsequió la orden de aprehensión.

Enseguida ratificó que el PRD fue alertado antes de la detención de Gregorio Sánchez. “Tengo entendido que en los mejores términos se puso en conocimiento de la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática esa preocupación por parte de las autoridades, precisamente para evitar que fuera interpretado de una manera distinta a la aplicación de la ley que, pues es fundamentalmente la obligación del Estado”. ¿Dónde queda el compromiso de todos de evitar dinero sucio en campañas?…

Cura mexicano encabeza lucha antipederastia de la Santa Sede… Nacido en la Ciudad de México en 1958, el sacerdote Pedro Miguel Funes Díaz tiene a su cargo el combate que libra El Vaticano desde hace por lo menos una década contra delitos de carácter sexual cometidos por religiosos en diversos países del orbe; incluido el caso del ahora extinto Marcial Maciel Degollado.

Aparte de formar parte de la Sociedad de Vida Apostólica Cruzados de Cristo Rey; en 2001 el clérigo ingresó a trabajar en la “sección disciplinar” de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), de la cual es responsable desde febrero de 2009; es jefe de la oficina encargada de investigar, llevar a juicio y condenar a los clérigos responsables de abuso contra menores.

El nombre de Pedro Miguel Funes Díaz se hizo público cuando el “promotor de justicia” (fiscal eclesiástico) de la CDF, Charles Scicluna, durante una larga entrevista habló sobre cómo trata la Sede Apostólica los casos de “delicta graviora”, los crímenes más graves considerados por la Iglesia Católica.

Tras haber pasado su infancia en Ciudad Nezahualcóyotl, estado de México, el ahora personaje de la Santa Sede inició sus estudios eclesiásticos en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), después realizó cursos en la Universidad Pontificia de México y en el Seminario Conciliar de Toledo, España.

Ejerció su ministerio sacerdotal como párroco en la diócesis de Ciudad Juárez, Chihuahua y más tarde se trasladó a Roma, donde estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana.

En la charla periodística publicada por el Servicio de Información Vaticana (VIS, por sus siglas en inglés), Scicluna expone la labor que realiza el mexicano en la persecución de los delitos contra el sexto mandamiento (no cometerás actos impuros), cometidos por clérigos en contra de menores de 18 años de edad.

“Junto a mí, que por ser uno de los superiores del dicasterio debo ocuparme de otras cuestiones, hay también un jefe de oficina, el padre Pedro Miguel Funes Díaz, siete eclesiásticos y un penalista laico que siguen esos procedimientos”, explicó.

Revela que de 2001 a la fecha, la oficina en la que trabaja Funes Díaz ha estudiado cerca de tres mil casos de sacerdotes diocesanos y religiosos concernientes a actos cometidos en los últimos 50 años. El 60 por ciento fueron casos de “efebofilia” (atracción sexual por adolescentes del mismo sexo); 30 de cada 100 heterosexuales y el 10 restante a pedofilia (atracción sexual hacia niños impúberes).

De esas tres mil causas, 20 por ciento llegaron a un proceso penal con una sentencia concreta; mientras 60 por ciento, debido a la edad avanzada de los acusados, no hubo proceso, pero se emanaron contra los acusados normas administrativas y disciplinarias.

Otro 10 por ciento, a causa de las pruebas y abrumados por la gravedad de los crímenes, el Papa autorizó directamente la dimisión del estado clerical de los imputados; y en el restante porcentaje los mismos clérigos pidieron la dispensa de las obligaciones del sacerdocio.

Debido al decreto papal (motu proprio) “Sacramentorum Sanctitatis Tutela” los “delicta graviora” son a partir del 30 de abril de 2001, competencia exclusiva de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la oficina en la cual, en enero de ese año, Pedro Miguel Funes comenzó a laborar.

Desde ese encargo, el sacerdote mexicano asistió al entonces prefecto de la CDF, el cardenal Joseph Ratzinger, ahora Benedicto XVI, en la crisis por los abusos sexuales en Estados Unidos, que explotó en los años 2003 y 2004, acaparando la atención de los jueces de El Vaticano.

También colaboró con Charles Scicluna para investigar al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, quien fue sentenciado en mayo de 2006. En los últimos años, Funes y su equipo han estudiado anualmente un promedio de 250 acusaciones de diversos países del mundo. Por lo que se puede observar, no todo está perdido…

argonmexico@gmail.com y jarizmx@yahoo.com.mx

Deja un comentario