Las Malas Presencias

Devaneosargonmexico.com / Acomodados en las fiestas decembrinas, y para comenzar la época de la exaltación del amor al prójimo, ya nos dieron un baño de sentimentalismo con las variadas y tristísimas historias del teletón. De la misma forma, se me ocurre, deberían pasarles a los responsables de la pobreza las dramáticas historias de niños, adolescentes y adultos que viven careciendo de lo más indispensable, para que los seres en el poder se propusieran mejorar sus condiciones. Eso de mantenerse informado parece un acto masoquista, se toma el periódico y en las noticias de la primera plana difícilmente encontramos alguna que pudiera mejorar el ánimo de algún ciudadano en este país. Fuera de algún anuncio donde aparecen ofertas, meses sin intereses, quizá la fotografía de algún acontecimiento festivo de su estrella favorita, en sociales: aniversarios, cumpleaños o alguna historia de amor que se desarrolla en armonía.

 

Pero las notas que tienen que ver en cualquiera de sus formas con las “autoridades” me provocan cualquiera o todas juntas, las emociones más desagradables que conozco. Abra el periódico y lea que Telmex por segunda vez ganó una prórroga para seguir cobrando larga distancia entre poblados cercanos, ¿bajo que razones se permite al monopolio, seguir cobrando fuera del rango lógico?

Y ¿por qué las instancias que deberían encargarse que esto NO SUCEDA le dan prórroga tras prórroga para seguir cobrando injustas tarifas telefónicas? Sólo puedo pensar que tengan alguna razón de pesos para no bajar las tarifas a los usuarios.

Se echan a perder en Colima 24 mil vacunas contra el virus de la influenza; acusó el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud Federal; pero el gobernador dice que sólo fueron dos mil, aquí la situación es que no debe desperdiciarse una sola, la otra es: cuál de los funcionarios miente o se encuentra mal, muy mal informado.

No hay disculpa para ninguna de las irresponsabilidades cometidas, incluyendo las de dar una declaración sin conocer las cifras verdaderas ¿en manos de quién estamos? Y esa de que usan a la banca los extorsionadores, es vieja noticia.

Además, en el caso de los cheques robados, el banco no hace nada –incluso parece que protege- en vez de descubrir a los delincuentes. Tengo cerca el caso de un cheque robado, reportado, que no se cubrió por falta de fondos y al cliente le hicieron el cargo de los tres intentos de cobro del ratero, cuando pudieron haberlo hasta atrapado ¿no le parece inaudito?

Y no olvidemos a los asaltantes de los usuarios que van a sacar dinero y dos cuadras adelante los interceptan violentamente y exigen la cantidad exacta de su retiro ¿Casualidad tras casualidad?

Y qué le parece la “liberación de los esclavos” que levantaban en la Central de Abasto, esa es buena noticia, la mala es que los policías eran muy cooperativos con los secuestradores.

Y el gobierno del Distrito Federal en manos de un extraño ser que quiere tener el récord de romper récords Guines, sin conciencia. Actuando para el espectáculo, prendió el sábado 5 su arbolón que emitirá en 36 días la misma contaminación que 162 casas en un año, cooperando significativamente al calentamiento global.

Marcelo debería ser el payaso en jefe de un circo ¿ó lo es? de tantas pistas como delegaciones tiene esta megalópolis. En el Distrito Federal, más que en otras entidades del país, los ladrones portan uniforme, muchos se transportan en grúas ¡el gran negocio! no importa donde se estacione, ellos se llevaran su automóvil aunque no esté en sitio prohibido, no respetan ni el horario.

Ponga su queja, vamos a ver quién le presta atención. No respetan nada, ni la burla perdonan, no exagero, los tipos se ríen en la cara de sus víctimas, sin importarles su indignación; ellos siguen la orden de alcanzar la cuota y tienen carta abierta para cometer los ilícitos. Incluyendo un reglamento hecho a la medida de sus corruptas intenciones.

Mientras Martín Esparza continua desquiciando el tránsito, ya dejó pasar su jugosa liquidación. Imagino que a estas alturas no pensará que reabrirán a Luz y Fuerza del Centro, entonces ¿qué busca? más dinero del que se ha embolsado.

Ya preparan las mesas de negociación; lo que es seguro es que quiere exprimirle más jugo al asunto, y lo peor es que lo obtendrá. Ojalá sucediera así a todos lo mexicanos que requieren alguna solución a sus conflictos. Así es como podemos apreciar y comprobar que hay mexicanos de primera, de segunda y tercera clase.

Los de tercera son los causantes cautivos a los que el gobierno les hinca el diente en vez de usar el cerebro y el valor para enfrentar los tan mentados costos políticos y hacer una reforma hacendaría inteligente y justa.

Después de este pequeño y escueto viaje por nuestras vidas plagadas de males, les dejo la tarea de pensar cómo mejorar. Las quejas no nos conducen a ninguna parte, sería bueno tomar las riendas de nuestro destino y, sobre todo, de nuestro país.

Por lo pronto, dejemos a un lado las desagradables presencias y preparémonos para pasar unas felices fiestas.

emaldonadoballesteros@yahoo.es

Deja un comentario